13 TIPS para dominar las emociones destructivas

br>

Las emociones pueden ser difíciles de dominar, irrumpen en nuestra mente y pueden ser muy intensas e incapacitantes. Si no somos capaces de dominarlas podemos tener problemas de salud, conflictos en nuestras relaciones y tomar decisiones equivocadas.

Antes de ver estos 13 entrenamientos prácticos para dominar las emociones destructivas, vas a ver este vídeo de Elsa Punset en el que nos enseña cómo podemos huir de los pensamientos angustiosos en tan solo un minuto.

En el vídeo nos enseña un método que podemos aprender y se denomina la meditación de un momento:

Aquí es donde la inteligencia emocional entra en escena. Vamos a ver cómo podemos dominar las emociones destructivas con estos 13 sencillos consejos:

1) Conoce los factores desencadenantes.

Comienza a prestar atención a lo que te saca de tus casillas. ¿Qué personas, lugares o eventos tienden a desencadenar emociones negativas?

El miedo se puede derrotar con información. Sólo debes identificar claramente lo que te afecta y porqué te afecta.

2) Presta mucha atención cuando estés bajo estrés.

Cuando estamos estresados solemos prestar atención a todo lo que nos rodea menos a nuestras emociones. Es en estos momentos cuando tenemos que prestar más atención a lo que se cuece en nuestra mente… como si fuéramos un observador externo que se asoma al interior de nuestra cabeza.

3) Usa alguna imagen que te transmita paz.

Cuando las tensión sea alta visualiza alguna imagen que te transmita paz y te ayude a recuperar la compostura. Puedes imaginarte de pie frente a una cadena montañosa, flotando en medio de un mar excepcionalmente azul o riéndote con tus amigos o familiares.

4) Respiración profunda.

El uso de la respiración profunda es una maravillosa manera de calmar la mente. Cuando aparezcan los sentimientos difíciles simplemente cierra los ojos e imagina lo que hayas decidido en el punto 3, respira lentamente hasta que los sentimientos se calmen. Inhala y exhala al menos 10 veces hasta que recuperes la compostura.

Te recomiendo este vídeo:

5) Toma el control de tu diálogo interno.

La mayor parte de nuestras emociones provienen de factores desencadenantes internos o de nuestra manera de interpretar una situación o evento. Haz un esfuerzo para centrarte en el diálogo interno que pasa por tu cabeza. Esos pensamientos pesimistas, catastrofistas, destructivos e irreales son los que te están haciendo daño.

Vete atrapándolos uno a uno, cuestiónalos y expúlsalos de tu mente. Sustitúyelos por otros más esperanzadores y positivos.

Si tu conversación interior está repleta de juicios negativos sobre ti mismo, hay que tomar medidas para cambiar tus pensamientos. Céntrate en
tus puntos fuertes y en tu capacidad para asumir las situaciones difíciles.

6) Cuida de ti.

Nuestra salud física tiene un impacto importante en cómo nos sentimos emocionalmente. Es fundamental dormir bien. Modera tu consumo de cafeína y evita las drogas y el alcohol.

La mayoría de la gente tiene que dormir 7-9 horas por noche. Menos de eso puede dar lugar a una intensa respuesta emocional que te perjudique en tu día a día.

Piensa en los niños pequeños. Cuando un niño a dormido poco está más irritable, llora y sufre más. En cambio, si ha descansado lo suficiente se porta mejor, está de buen humor y su día a día es pura felicidad. Lo mismo pasa con los adultos.

Haz ejercicio y come me una dieta bien equilibrada.

Una dieta saludable te hace menos vulnerable a una serie de males, como la falta de control de las emociones. El ejercicio te ayuda a mantener saludable el corazón y también aumenta la producción de endorfinas, las sustancias químicas cerebrales responsables de la felicidad.

7) Tómate un tiempo para resolver problemas.

Considera el problema, cuáles son las soluciones u opciones que tienes y luego sopesa las ventajas y desventajas de cada opción antes de elegir. No vayas corriendo por la vida, aprende a ser reflexivo/a.

El éxito en la solución de problemas es la clave para construir la confianza que necesitas para enfrentar los desafíos sin ceder a la desesperanza
o la impotencia.

8) Implementa el ocio y la diversión a tu rutina diaria.

A veces estamos tan estresados o desanimados que nos olvidamos de que la risa es una medicina maravillosa. Encuentra la diversión y piérdete en el entretenimiento. Busca tiempo para hacer las cosas que te gustan o simplemente disfruta de una buena película cómica.

9) Cultivar emociones positivas.

Saborea cada pequeño momento de la vida, cultiva la gratitud, céntrate en lo que aprecias y agradécelo. Cultiva el optimismo, la bondad hacia los demás (esto te hará realmente feliz) y encuentra el significado a tu vida (haz algo que merezca la pena).

10) Practica la atención plena.

Mediante la meditación aprendemos a ver. Hacemos las cosas sin fijarnos, por pura inercia. La atención plena pretende que seas consciente de cada pequeña acción que realizas y aprendas a saborearla.

11) Habla con personas de confianza.

Tener por lo menos dos o tres personas entre familiares y amigos de confianza con quien compartir sus más íntimos pensamientos y sentimientos.

12) Ayudar a otros en circunstancias similares.

Puedes ayudar a otros a que tomen nuevas perspectivas de sus situaciones problemáticas. Esto te servirá de catarsis y autoaprendizaje para manejar tus propias emociones.

13) Considera la posibilidad de hacer terapia.

Si las emociones negativas interfieren gravemente con tu día a día es señal de que necesitas ayuda de un profesional.


Categorías

Sin categoría

Un comentario

  1.   Nieves dijo

    La verdad es que llego este artículo como una pomada para mis emociones,incluido el minuto de meditación. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.