Cómo es tu balanza de la felicidad

Todas las personas buscan la felicidad para poder vivir una vida plena y llena de satisfacción, aunque parece que no siempre es tan fácil conseguirlo. Son muchas las personas que sufren de depresión o tristeza crónica y creen que la felicidad es una utopía imposible de alcanzar. Pero en estos casos, solo es la condición de su mente lo que les hace creer esto, en realidad la felicidad está al alcance de todos, únicamente hay que saber equilibrar la balanza.

Qué es para ti la felicidad

Cuando alguien te pregunta; ¿qué es para ti la felicidad? Es posible que resoples sin saber bien qué es lo que debes responder, porque quizá no sepas exactamente qué es la felicidad o cómo te debes sentir cuando te sientes feliz realmente. Es posible que pienses que la felicidad es encontrarte a ti mismo cada día, conseguir los sueños, disfrutar la vida con las personas que quieres, tener un estado de equilibrio donde tu vida fluye en armonía… o quizá no tienes ni idea.

La felicidad es un estado subjetivo, pero, ¿qué es lo que nos hace más o menos felices? La capacidad que tienes para ser feliz, la mitad de esta capacidad está determinada por la genética. Esto los expertos lo llaman: ‘Tu punto nodal de la felicidad’. Las personas pueden mejorar o empeorar la tendencia innata de ser más o menos feliz, pero como ocurre con el peso corporal, siempre tenderás a volver a tu punto medio.

Aunque la mitad de la capacidad de ser feliz depende de la genética, hay un 10% que depende de las circunstancias que estés viviendo en la actualidad. Pero, ¿qué pasa con el 40% restante? Que este 40% depende de tu comportamiento diario, de tu enfoque y juicio vital, de cómo vives y sientes tu vida y de cómo juzgas a ti mismo y a los demás. ¡Mucho porcentaje de la felicidad está  en tus manos!

Qué elementos inclinan tu balanza de la felicidad

Existen algunos elementos concretos que pueden hacer que tu balanza de la felicidad se inclinen hacia un lado o hacia el otro. Veamos algunos datos interesantes en respuesta a algunas preguntas. Antes de leer la respuesta a la pregunta, te aconsejamos que primero pienses tu propia respuesta para después, comprobar la realidad que dicen los expertos.

  • ¿Quiénes son más felices: las mujeres o los hombres? Las mujeres suelen ser un poco más felices que los hombres pero también tienden algo más a la depresión, de media son más vulnerables para bien y para mal de las emociones. 1 de cada 5 mujeres tendrá depresión a lo largo de su vida.
  • ¿Quiénes son más felices: casados o solteros? No es una cuestión de estado civil, las personas que están bien con sus parejas serán más felices. Aunque hay estudios que muestran que es mejor estar solo que mal acompañado.
  • ¿Es importante el dinero para ser feliz? El dinero influye en la felicidad por debajo del nivel de supervivencia, es decir, si no tienes cubiertas tus necesidades básicas. Pero por encima del nivel de supervivencia cualquier persona puede ser feliz con más o menos dinero. Aunque los ingresos crezcan, eso no significa que la felicidad aumente.
  • ¿La salud es necesaria para ser feliz? La salud pesa en la balanza de la felicidad. Las personas somos buenos superando obstáculos; a las personas que les amputan un brazo recuperar su felicidad en un tiempo de tres años.
  • ¿Es importante el trabajo para ser feliz? El trabajo es un elemento importante en la balanza de la felicidad, si tienes trabajo tu nivel de felicidad sube porque sube tu nivel de autonomía y autoestima. Trabajar cerca de casa aún te hará más feliz.
  • ¿Serías más feliz si te tocase la lotería? Cuando se gana la lotería se siente una gran adrenalina, pero al cabo de unos meses se regresa a los niveles de felicidad anteriores. Esto se llama la ‘habituación hedonística’, los humanos nos acostumbramos tanto a los cambios positivos como negativos.

Cómo aumentar la felicidad

Como bien sabes, para poder ser feliz tienes mucho que hacer, puesto que el 40% para alcanzar la felicidad está en tus manos. ¿Quieres saber cómo puedes conseguir maximizar tu felicidad? Para hacerlo no te pierdas el siguiente punto.

Distingue entre los cambios intencionados y circunstanciales

Los cambios circunstanciales son por ejemplo, un aumento de sueldo, comprarte un coche o comprarte una casa. Son cambios materiales a los que te acostumbras enseguida.

Los cambios intencionados describen el esfuerzo que haces para conquistar una meta o iniciar una nueva actividad. Es decir, tiene que ver con buscar un objetivo a largo plazo.

Las personas que generan deliberadamente en su vida cambios intencionados, mantienen un ‘subidón’ de felicidad que aportan todos los cambios en general durante más tiempo. Por lo que la recomendación de los expertos para mantener la felicidad es que combines los cambios circunstanciales con los cambios intencionados. Estos cambios deberán tener un impacto en tu vida a medio y largo plazo.

Encuentra tu propia felicidad

La felicidad por tanto, no será igual para dos personas puesto que todos somos diferentes con nuestra propia idiosincrasia y diferentes necesidades. Cada persona debe modularse su propia felicidad sin mirar la felicidad del que tiene al lado. Para ser feliz hay que mirar dentro de uno mismo y sabes cuáles son las propias necesidades para mantener la balanza de la felicidad bien equilibrada.

Además de tener las necesidades en cuenta, también se deben tener muy presente las preferencias de uno mismo. Con la balanza de tu felicidad delante de ti, solo tienes que pensar qué es aquello que te proporcionará mayor bienestar emocional.

Para conseguir esto, deberás de evaluar cómo es tu vida actualmente y si hay algo que requiera de tu atención o hacer algunos cambios para así, poder mejorar tu calidad de vida y tu salud emocional. Piensa que solo tenemos una vida para vivirla y que merece la pena ser feliz cada día de nuestras vidas. Piensa tus necesidades y tus preferencias… ¡y ponte en marcha para conseguirlo!

Fuente: Redes (Elsa Punset)


2 comentarios

  1.   estefania bedoya perez dijo

    excelente.

  2.   Nelkys Requena dijo

    Super Bueno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.