Saltar al contenido

¿Cómo hablar con los hijos de dinero?

Me niego a que la palabra “crisis” cruce el umbral de la puerta de mi casa. La dejo fuera, colgada en la primera maceta o arbusto que veo antes de entrar, como si me quitara el abrigo antes de tiempo.

La disfrazo, la aparto y cuando entro en casa me vuelvo titiritera, aprendiz de mago, acróbata, aérea…

Le quito ese color negro grisáceo que no me gusta, la pinto de otro color: amarillo, azul, verde… Verde de “esperanza” para tantas familias que nos levantamos cada día pensando en que “hoy salgo de la cama dispuesto/a a mejorar”.

No me malinterpretéis, no es cuestión de vanidad, es cuestión de actitud.

Escasea el dinero,sí, las oportunidades de trabajo, sí, pero no podemos dejar que también escaseen nuestras actitudes, nuestros valores y nuestros principios como personas.

Soy madre y os puedo asegurar que sé muy bien lo que es llegar a fin de mes después de pérdidas de trabajo y de recortes de salarios en nuestro hogar.

Se hace duro cuando tienes hijos e intentas todos los días que a ellos no les influya el nivel de la economía familiar.

Pero, ¿ cómo podemos aliviar un poco los padres esta situación?
Hablar con ellos de una forma tranquilizadora, los niños aunque sean pequeños son conscientes de la preocupación de los adultos y se sienten angustiados y presionados.

Debemos transmitirles tranquilidad y hacerles ver que controlamos la situación.

Intentemos reducir las opiniones o situaciones externas sobre la crisis económica, ellos no necesitan saber las noticias de la tele que son tan pesimistas o si han despedido al vecino de al lado. Si queremos hablar de esos temas hagámoslo cuando no estén presentes.

Es una buena oportunidad para inculcarles el ahorro y explicarles lo importante que es hacerlo un hábito. Idea: si queréis hacerlo de manera divertida con ellos podéis reciclar cualquier bote o caja que tengáis por casa y hacer una hucha.

Hacer un plan juntos de recortes de gastos en casa, como por ejemplo apagar la luz de su habitación si no está en ella, no dejar el ordenador encendido si no se está utilizando, no malgastar litros de agua cuando se duchan, coger libros de la biblioteca en vez de comprarlos, cosas accesibles y fáciles para su edad.

Si pueden ayudarnos a mejorar la situación dentro de sus posibilidades, se sentirán mejor y menos confundidos.

Hagamos cosas divertidas y gratuitas con ellos, un tarde de parque, un día de excursión, una salida al campo o simplemente jugar en casa , es un buen momento para demostrarles los valores importantes de la vida, como la familia, el cariño, la solidaridad, la empatía, etc.

Transmitirles que esta situación es temporal y que con la ayuda de toda la familia mejorará.

La  unidad familiar para los niños es primordial, tanto para su crecimiento como para su desarrollo emocional y nosotros como adultos y miembros principales  debemos saber mantenerla, a pesar de las dificultades que surjan y de los límites que la sociedad nos imponga .

¿Difícil? Mucho. Pero yo os aseguro que hoy cuando llegue a casa  la palabra crisis la vuelvo a modelar.

Artículo escrito por Gemma. Su blog. Su Facebook.[mashshare]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Excelente muy cierto

Responder

No hay que tener miedo de hablar de dinero con Nuestros hijos debemos estar tranquilos es un tema que hay que incluir a partir de hoy

Responder