Cómo hacer una carta

Aprender a escribir una carta

Cuando queremos hacer una carta es para escribirla y que quede bien. De esta manera el receptor de la misma podrá entender bien lo que quieren decir nuestras palabras y de este modo, que haya una buena comunicación escrita.

Hasta no hace mucho, escribir una carta no era algo raro, ya que no había internet, ni mensajes de textos, ni aplicaciones de mensajería instantánea ni tampoco correos electrónicos ni Internet.

Las cartas

Las cartas eran la forma más habitual de comunicación escrita entre las personas y recibir una, cuando se trataba de un remitente conocido o querido, la alegría era mayor. Por eso, hasta hace unos pocos años escribir cartas era normal y la mejor forma que tenían las personas que no vivían cerca para comunicarse de forma escrita.

Las llamadas tenían un precio muy elevado y las personas preferían gastar dinero en un sello que tenía un precio módico para poder enviar la carta por Correos, que llamar por teléfono, puesto que si te excedías demasiado en el tiempo contando algo, la factura al final de mes era demasiado elevada. En cambio, en una carta se podían escribir de la longitud que se quisiese y explicar todas las cosas que se tenían en mente.

Cómo hacer una carta

Una carta es muy personal y nada tiene que ver con enviar un correo electrónico… en una carta con tu puño y letra le dedicas más tiempo y cariño que cuando se escribe un correo electrónico que prácticamente se hace de forma automática.

¿Cómo se escribe una carta?

Si quieres escribir una carta emotiva, lo más importante es hacerlo desde el corazón. Escribir lo que se siente en el momento que se siente. Quizá quieras hacerlo pero nunca has pensado en cómo conseguirlo. Siempre que escribas una carta, y sobre todo cuando se trata de una emotiva, deberás hacerlo con paciencia, con tiempo suficiente y sin distracciones que puedan perturbar tu mente y tus pensamiento.

Cuidar el estilo y la forma

Cuando se escribe una carta es necesario cuidar mucho el estilo y la forma, que se vea limpia y bien escrita. También es necesario tener en cuenta que no es lo mismo escribir una carta a un amigo o familiar que hacerlo a un organismo público haciendo alguna petición, por ejemplo. Ni el contenido, ni el estilo ni la forma deben ser el mismo.

En este sentido, cuando redactes tu carta debes tener presente hacia quién va dirigida y que distingas correctamente lo que es una carta formal y lo que es una informal.

Una carta formal

Siempre que te dispongas a escribir una carta formal deberás tener presente a quién va dirigida, si es o no urgente y el grado de cercanía que tienes con la persona que va a recibir la carta.

En una carta formal deberás poner el nombre completo de la persona que recibe la carta, así como el tuyo. La fecha, dirección y cualquier otro aspecto relevante que consideres, deberán aparecer dentro del cuerpo de la carta.

Cómo escribir una carta

Siempre deberás comenzar con un “estimado” junto con el nombre y apellidos del receptor. En el caso de que no sepas el nombre de esa persona puedes optar por poner su cargo profesional, aunque siempre es recomendable buscar el nombre de la persona a la que te quieres dirigir.

Siempre que escribas una carta formal debe de ser muy clara y directa, sin rodeos y dejando claro cuál es el mensaje que quieres transmitir. Es buena idea que utilices la tercera personal del singular “usted” y despedirte siempre de manera cortés, como “reciba un cordial saludo”.

Es muy importante revisar la ortografía y que no cometas faltas de ningún tipo o restarán credibilidad al mensaje que quieres transmitir.

Los párrafos deben estar equilibrados y sobre todo, mantener un buen tono en tus palabras para que la persona que lo recibe sienta que está escrita con formalidad y con las ideas que se quieren transmitir muy claras.

Una carta informal

Cuando hacemos referencia a una carta informal es cuando escribimos una carta a un familiar o amigo y por lo tanto, el tono de la misma debe ser más distendido. No es necesario escribir “estimado/a” y lo puedes cambiar por “querido/a”. Incluso puedes usar otra palabra más cariñosa o que creas que es más conveniente dependiendo del tipo de cercanía emocional que tengas con la persona que va a recibir la carta.

En las cartas informales es normal que el tono sea cariñoso, con afecto y que no te cortes en explicar anécdotas y detalles que creas convenientes. Cuanta más información quieras añadir mejor, porque así será más completa y podrás expresar todo aquello que desees a la persona a la que estás escribiendo.

Si en el momento de escribir la carta te sientes enfadado o triste, es mejor que esperes un momento o respires hondo antes de empezar a escribir tus pensamientos. En el caso de no hacerlo, el receptor podría no entender tu mensaje claramente o no saber interpretar tus palabras con claridad.

Aunque es una carta informal, es importante que lo que escribas tenga buena caligrafía, ortografía y que se entienda todo lo que quieres transmitir. Cuando la acabes de escribir, léela antes de enviarla para que puedas comprobar si se entiende todos los mensajes que has escrito en ella.

Escribir una carta

La despedida puedes hacerla como prefieras, ya que en las cartas informales existe una confianza que permite que te despidas como creas conveniente. Incluso puedes incluir algunas posdatas para añadir algunos aspectos que se te hayan olvidado comentar a lo largo de tu escrito.

Ahora que ya sabes cómo hacer una carta, entiendes la diferencia entre una carta informal y formal, ahora puedes escoger el modelo que te resulte mejor para así escribir tu texto a la persona que desees. Recuerda que una carta más emotiva o emocional siempre estará dentro de las cartas informales y cuando tienes que escribir a un profesional o cargo público, será dentro de la carta formal. ¡Ahora no tienes excusa para escribir tu carta! Y no olvides, busca un lugar tranquilo para poder expresarte de la mejor manera posible.

Si quieres saber cómo escribir un guion, pincha aquí:

Artículo relacionado:
Cómo escribir un guión

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)