Cómo olvidar a tu ex: formas efectivas

Cuando una relación se inicia se hace con toda la ilusión del mundo, pero cuando llega a su fin, puede ser realmente doloroso para las partes implicadas. De hecho, puede ser muy complicado olvidar a un ex, sobre todo cuando los sentimientos han sido realmente fuertes. La conexión que compartiste no se puede olvidar de la noche a la mañana.

Cualquier cosa que te recuerde a tu ex puede hacer que se remueva dentro de ti toda una avalancha de sentimientos. Si acabasteis bien es probable que quieras pensar solo en los buenos momentos, o si fue un desastre no quieras pensar que estuviste perdiendo un tiempo maravilloso de tu vida. También es posible que creas que nunca más volverás a encontrar un amor como el que tuviste antes de que todo se rompiese.

Como cualquier cambio difícil, pasar el duelo de una ruptura lleva tiempo y no es el mismo para todo el mundo. Cada uno tiene su propio ritmo. Romper el hábito de tener a tu ex en la mente requiere una buena dosis de autocontrol y autocompasión. Si quieres olvidar a tu ex de forma efectiva y que puedas seguir hacia adelante, sabiendo que la vida tiene mucho. Que ofrecerte aún… ¡toma nota!

Acepta lo que ha ocurrido

No niegues que ha ocurrido porque realmente sí que ha pasado. Aceptar que ya no estáis juntos es el primer paso para avanzar y para darte cuenta de que la vida sigue. Es normal que sientas enfado, que estés herido/a después de la ruptura, sobre todo si se trata con un problema con. terceros. Quizá lleves enfadado mucho tiempo.

Pero si te enfadas, solo te estresarás y harás que tu mundo sea mucho más pequeño de lo que en realidad es. Acepta que la relación ha acabado y no intentes volver a juntar los trozos de ese jarrón roto, porque solo te harías más daño. Aceptarlo es el primer paso para seguir adelante y superar la ruptura por lo que es necesario que des este primer paso ahora mismo.

Una vez que lo hayas aceptado, no analices demasiado las cosas, no quieras encontrar todos los ‘por qué’ porque no los vas a encontrar. No pienses en cómo podría haber sido para que el resultado hubiese sido diferente. Esto solo te hará sentir peor que nunca. Puedes escoger evitar pensar en tu ex o seguir sufriendo… no es fácil, pero puedes hacerlo.

Escribe un diario

Una buena manera de aceptar lo ocurrido y hacer autoreflexión y además, conocerte aún mejor es, escribir un diario. Escribe un diario sobre tus sentimientos. No tiene que ser la mejor escritura del mundo, ni tienes que escribir con la mejor letra, tampoco es necesario que tenga demasiado sentido.

Lo que importa es que ese diario sea solo algo para ti, que cuando lo escribas, al acabar te sientas mejor contigo mismo/a y con la vida que te rodea. Solo saca lo que tienes en tu interior y que tu mente se libere de pensamientos indeseados. Si lo que escribes es doloroso para ti, no lo vuelvas a leer hasta dentro de un tiempo, solo disfruta del sentimiento liberador que tendrás al acabar de escribir lo que necesites en ese momento en concreto. Imagina que a medida que los escribes, los malos sentimientos y pensamientos están dejando tu cuerpo y se pegan al papel.

¡Cuidado con el oso blanco!

Intentar no pensar en tu ex solo hará que pienses más en él. Haz esta prueba: NO pienses en un oso blanco. ¿En qué estás pensando? ¡En el oso blanco! Por lo que si no quieres pensar en tu ex, ¿en quién pensarás? ¡En tu ex! Esto lo llaman los psicólogos ‘el efecto del oso blanco’. Si tratas de no pensar en un oso blanco, seguramente aparecerá en tu mente. Esto es cierto para todo tipo de tentaciones.

Si por ejemplo estás haciendo dieta y te encantan los cereales, si intentas no pensar en ellos, es probable que acabes comiendo más cereales de la cuenta.  Cuando un fumador intentar dejar de fumar y piensa que NO tiene que pensar en cigarrillos, acabará fumando más que antes.

En este sentido, es normal que tu ex vuelva a tu mente, pero deja de pensar que no tienes que pensar en él o pensarás aún más. Si viene a tu mente, acepta el pensamiento y recuérdale, después vuelve a poner tu atención en lo que realmente es importante para ti: tú mismo/a. Distrae tu mente haciendo otras cosas si es necesario, pero no niegues tus pensamientos, simplemente acepta que llegan a tu mente y después permite que se vayan del mismo modo que han entrado.

¡Tienes que cuidarte!

Cuando se rompe una relación es normal que ante este cambio sientas cierto nivel de estrés incluso puedes sentir incertidumbre ante lo que pasará en tu futuro. Sentirte mal, agotado o con ansiedad es normal aunque si continuas permitiendo que estos sentimientos te incidan es probable que te comiences a sentir peor.

El estrés puede hacer que tu cerebro se concentre en una posible recompensa y que deje de lado el riesgo que puede suponer. Quizá quieras pedir un abrazo a tu ex pero no pienses en cómo te arrepentirás después de hacer eso, es necesario que te cuides y que te anticipes a estos sentimientos. Si la relación de ha roto, no trates de recuperarla, solo trata de cuidarte a ti.

Haz cosas que distraigan tu mente y que sirvan para cuidar tu salud física y mental. Habla con un amigo o familiar de confianza, , Sal a pasear o al cine, Mira una película de risa o le tiras cómicas para reírte, comienza a hacer ejercicio como una rutina diaria para ti, concéntrate en mantener una alimentación saludable, duerme lo suficiente y cuida tu higiene del sueño cada noche, etc. Estas son sólo algunas de las maneras que puedes comenzar a hacer para sentirte mejor, pero recuerda que tienes que pensar en ti y en cuidarte para sentirte bien tanto por dentro como por fuera. Si una relación se acaba no se acaba el mundo, el sol sigue apareciendo por las mañanas.  Descubre que la vida tiene mucho que ofrecerte y que vales mucho. Primero tienes que quererte a ti, respetarte y entonces, las cosas buenas llegaran solas a tu vida.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Relaciones, Salud

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Un comentario

  1.   Anónimo dijo

    Excelentes consejos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.