Saltar al contenido

¿Cómo podemos saber cuando alguien miente?

mentiras

“Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti” – Nietzsche

Sabemos que todos hemos mentido alguna vez, pero hay personas que lo hacen mas que otras, también hay diversas maneras de mentir y diversas finalidades, una persona que miente, suele ser traicionada por actitudes o signos inconscientes, que muchas veces sirven para disminuir el estrés generado por decir una mentira.

En un artículo del el Science Daily, cuyos resultados fueron publicados en la edición de abril del American Journal de Psiquiatría Forense, se analizó como los psicólogos que ayudan a las fuerzas del orden distinguen entre la verdad y la mentira. Los investigadores de la UCLA recientemente llevaron a cabo investigaciones sobre el tema, además de analizar 60 estudios sobre el engaño con el fin de elaborar recomendaciones y entrenar en esta área a las fuerzas del orden.

Uno de los indicadores para saber si alguien puede estar mintiendo, es el lenguaje corporal, algunas otras señales que indican que alguien podría estar mintiendo son:

-Ser vago

-Repetir las preguntas antes de contestarlas

-Hablar en fragmentos de oraciones

-No proporcionar detalles específicos cuando se pide en una historia

-Comportamientos como jugar con el pelo o presionar los dedos a los labios, tocarse la nariz o cubrirse la boca.

Geiselman y sus colegas han identificado varios indicadores de que una persona está siendo engañosa, han enseñado técnicas para detección de mentiras a detectives y agentes de inteligencia del FBI. Los signos más fiables que indican engaño incluyen:

-Decir lo menos posible: al ser interrogadas, las personas tratan de hablar poco y dan una justificación para lo poco que están diciendo.

-Repetir las preguntas antes de contestarlas: Esto puede deberse a que quizás quieran darse tiempo para inventar una respuesta.

-A menudo controlan la reacción del oyente a lo que están diciendo. “Ellos tratan de leer para ver si usted está comprando su historia”. La necesidad de defenderse también puede ser indicador de mentira, alguien honesto no suele estar a la defensiva, ni se siente ofendido, en cambio alguien que ha mentido, suele estar a la defensiva o atacar verbalmente.

-Hablar inicialmente lento: A menudo tienen que crear su historia y controlar su reacción,

-Apretar los labios: Ellos son más propensos a presionar sus labios cuando se les hace una pregunta sensible y son más propensos a jugar con su pelo o involucrarse en otras conductas “aseo personal”.

-Aportar pocos detalles: las personas veraces tienden a dar mas detalles cuando se les piden, mientras que las personas engañosas generalmente no proporcionarán más detalles.

-Dirección de la mirada: Cuando se les pregunta una pregunta difícil, las personas sinceras a menudo mirar hacia otro lado porque la pregunta requiere concentración, mientras que las personas deshonestas miran para otro lado sólo brevemente a menos que sea una cuestión que debe requerir una intensa concentración.

Algunas técnicas que Geiselman enseña para ayudar a los detectives a detectar la verdad en los mentirosos son:

-Hacer que las personas cuenten su historia hacia atrás, empezando por el final y llegando hasta el principio, se les debe pedir que sea tan completa y detallada como sea posible. Esta técnica, que forma parte de una “entrevista cognitiva” aumenta la carga cognitiva para empujar al límite a una persona.

-Hacer preguntas abiertas para conseguir que proporcionen la mayor cantidad de detalles e información posible (“¿Puede decirme más acerca de …?” “Digame exactamente …”). En primer lugar se deben hacer preguntas generales y después preguntas mas específicas, no se les debe interrumpir ni usar pausas.

Se recomienda analizar la veracidad del discurso de alguien cara a cara, hay que evitar hacerlo por escrito o por teléfono, ya que la observación del lenguaje corporal resulta fundamental para este análisis.

Para la detección de mentiras resulta muy importante nuestra intuición, ya que algunas veces no podemos tener indicios claros o racionales de que alguien está mintiendo, pero a veces aún así desconfiamos, en esos casos debemos aprender a escuchar y ejercitar nuestra intuición para poder hacer uso de ésta.

Debemos tener en cuenta que éstas técnicas no son infalibles y si alguien tiene alguna de estas actitudes no necesariamente esta mintiendo, también puede deberse a timidez, inseguridad, estrés o nerviosismo causados por otros factores. Por esto debemos de estar seguros antes de asumir que alguien esta mintiendo, ya que una equivocación puede dañar a otra persona, una buena opción es observar todos los indicadores en conjunto antes de emitir una conclusión.

Fuentes:

http://psychology.about.com/b/2011/05/17/how-to-tell-if-someone-is-lying.htm

-http://www.sciencedaily.com/releases/2011/05/110510101627.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.