Saltar al contenido

Cómo reducir la negatividad

En cierto sentido, la batalla para ser feliz es una batalla contra la negatividad.

Descubre cómo puedes reducir la negatividad.

Estamos expuestos a multitud de cosas malas pero la clave está en cómo las interiorizamos, cómo reaccionamos ante ellas, es lo que determina en última instancia su efecto final sobre nosotros.

Tenemos el control para decidir cómo nos afectará un determinado acontecimiento independientemente de la naturaleza que sea. Evidentemente no es fácil, si no seríamos todos felices ¿verdad? 😉

Todo esto requiere de un proceso de formación continua, auto-reflexión y mucha voluntad, un programa diseñado para fortalecer nuestra vida, por así decirlo.

Podemos convertirnos en personas negativas si hacemos de la queja un hábito. Los hábitos se definen como acciones que ocurren automáticamente en respuesta a factores o señales desencadenantes específicos. Tales señales pueden ser externas (derivadas de nuestro medio ambiente) o internas (que surgen de nuestros propios pensamientos y sentimientos). Nos mordemos las uñas, por ejemplo, cuando nos ponemos nerviosos o nos quejamos cuando las cosas van mal.

Solemos quejarnos, a menudo, de manera inconsciente y hacemos de esta conducta un patrón automático cuando surgen los obstáculos. No nos damos cuenta de que cada vez que nos quejamos, afianzamos más esta conducta y perdemos la gran posibilidad de ver los obstáculos como retos los cuales superar.

Entonces, ¿qué podemos hacer para romper este ciclo? Si nuestra negatividad se debe a un hábito entonces podemos extinguirla mediante el auto-control. Si interrumpimos muchas veces el acto de mordernos las uñas llegará un momento en que este hábito se olvidará.

Viñeta sobre la negatividad.Del mismo modo, cuando los comentarios negativos empiecen a salir de tu boca, date cuenta de ello e interrúmpelos, aunque sea a mitad de frase. Finalmente, este impulso se desvanecerá.

Este autocontrol de los pensamientos puede resultar agotador si tienes una vida complicada en la que te enfrentas constantemente a situaciones difíciles. La solución a este problema es que no solo te conformes con interrumpir estos pensamientos negativos, sustitúyelos por pensamientos positivos y esperanzadores.

Frase sobre la negatividad.
De esta manera no solo estaremos abortando un mal hábito, sino que estaremos creando un nuevo patrón más fortalecedor y que un día puede llegar a ser tan automático como el que estamos tratando de eliminar.

Si te ha gustado este post, por favor no dudes suscribirte a los artículos de este blog o hacer un “Me gusta” en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.