Cómo resistir al confinamiento por Coronavirus (y cuándo buscar ayuda)

quedate en casa

A las personas que sospechan que pueden haber estado en contacto con el coronavirus se les recomienda aislarse por sí mismas (quedarse en casa) durante 14 días. Para algunas personas, la idea del autoaislamiento puede parecer un sueño hecho realidad. Para otros, la idea de estar aislado del mundo exterior, solo o con solo unos pocos familiares cercanos, los llenará de temor: Pregúntele a cualquier padre que haya tenido que entretener a dos niños pequeños en casa en una tarde de lluvia…

Ahora esos padres tienen que inventar días y tardes enteros, uno tras otro como si fuesen tardes de lluvia, porque no se puede salir de casa. Puede ser muy complicado para los padres, pero es absolutamente necesario que guarden la calma.

Cuando las personas están atrapadas en el interior de sus hogares durante largos períodos de tiempo, pueden sentir que se están «volviendo locas». Las observaciones de misiones espaciales reales o simuladas o de personas que viven en espacios confinados, como las que pasan un invierno en estaciones polares, también sugieren que algunas personas pueden encontrar el autoaislamiento más difícil que otras. Sin embargo, hay algunas medidas simples que puede tomar para resistir el confinamiento por Coronavirus.

Mejora tu sistema inmunológico

Los efectos de la soledad pueden causar estragos. Cuando las personas carecen de conexiones sociales, es más probable que sufran problemas de salud física. Por ejemplo, los adultos mayores que no pueden salir de sus hogares debido a problemas de movilidad son más susceptibles a enfermedades, como enfermedades cardíacas. Las personas pueden ver que su sistema inmunológico queda mermado por la falta de luz solar.

quedate en casa

La buena noticia es que el período de autoaislamiento necesario para el coronavirus no debe dar lugar a ningún cambio marcado en el funcionamiento de tu sistema inmunológico. Pero durante el autoaislamiento, puede ser una buena idea tratar de mejorar tu respuesta inmune. El ejercicio y obtener suficientes vitaminas pueden ayudar a mejorar tu sistema inmune (pero no te curarán de las afecciones). Los psicólogos también creen que escuchar música alegre o ver una película también puede mejorar la función inmunológica.

Estructura tu día

Para algunas personas, el autoaislamiento aún puede conducir a algunos problemas leves de salud mental. Se sabe por personas que han pasado un invierno en una estación de investigación polar que el aislamiento y el confinamiento a largo plazo están relacionados con problemas psicológicos. Las tripulaciones durante el invierno, más del 60% confirman sentirse deprimidos o ansiosos; y casi el 50% se sintió más irritable y tuvo problemas con la memoria, el sueño y la concentración.

Artículo relacionado:
Cómo evitar la depresión y la ansiedad durante el confinamiento

Obviamente, el autoaislamiento de coronavirus no será tan extremo o tan largo como para aquellos expuestos a un invierno ártico y, por lo tanto, el impacto sobre el bienestar mental es mucho menos extremo. Pero algunas personas que se autoaislan pueden tener dificultades para dormir (insomnio), sentimientos de inquietud o tristeza, o comenzar a sentirse desmotivados.

Para combatir estos problemas, es importante mantener una estructura para el día. Tener un horario fijo para las comidas y la hora de acostarse puede ayudarte a mantenerte en un mejor estado de ánimo. Planificar actividades y establecer objetivos también puede ayudarte a mantenerse motivado y evitar que te sientas deprimido.

quedate en casa

Mantener contacto social

Una razón obvia por la cual las personas aisladas pueden sentirse deprimidas o ansiosas es que no pueden recurrir al apoyo de amigos y familiares para ayudarles a lidiar con la difícil situación y compartir sus preocupaciones. Los estudios también sugieren que sin ese apoyo social, las personas pueden recurrir a estrategias de afrontamiento menos positivas, como beber más alcohol o fumar más.

Por lo tanto, durante el autoaislamiento, debes mantenerte en contacto con tu red social. Esto puede ser tan simple como llamar a un amigo para conversar, enviarle un correo electrónico a alguien o unirse a una discusión a través de las redes sociales. Se ha demostrado que comunicarse con un amigo es mejor para tu salud mental que tomar una copa o dos de vino en un intento por bloquear tus preocupaciones.

Evitar conflictos

En algunos casos, las personas se aislarán a sí mismas con un pequeño grupo de personas, ya sean familiares o amigos. Esto puede limitar la soledad, pero podría presentar otros desafíos, a saber, la posibilidad de discusiones. Incluso aquellos que amamos mucho pueden ponernos nerviosos cuando estamos atrapados dentro de ellos durante el tiempo suficiente.

Esto se puede mejorar con ejercicio diario, con tan solo 20 minutos de ejercicios al día podrás mejorar tu estado de ánimo mediante la liberación de endorfinas, así como a reducir la sensación de tensión.

Otra estrategia para reducir el conflicto es tener algo de tiempo el uno del otro. Si comienzas a sentir que es probable que una situación se intensifique, es una buena idea tomarse al menos un tiempo de espera de 15 minutos. Siéntate en habitaciones separadas y deja que todos se calmen. Normalmente después de 15 minutos, la razón del conflicto no parece tan importante.

Busca ayuda rápidamente

Si el confinamiento te ha encerrado con tu maltratador y crees que estás en peligro, no estás sola (o solo). Busca ayuda, llama al 016 y explica tu situación. Si tienes un lugar donde ir, vete lo antes posible. Si las autoridades te paran por el camino explícales tu situación y que lo hace porque tienes miedo, sobre todo en el caso en que creas que tu vida peligra en caso de seguir confinada con un maltratador físico o emocional.

quedate en casa

En cualquier caso, si sientes que estás en peligro no esperes a que todo pase porque quizá tu situación empeore. No estás sola y puedes pedir ayuda a tus seres queridos, a tus familiares e incluso a la policía. Nunca normalices situaciones que no tienes que normalizar en absoluto puesto que nadie tiene derecho a tratarte mal. Mereces respeto y dignididad y si eso no lo tienes al lado de tu pareja o de la persona que tienes al lado en tu confinamiento, entonces, ese no es tu lugar.  Tu sitio es un lugar mejor, donde te respeten.

Finalmente, es importante recordar que si sientes que el autoaislamiento está teniendo un impacto muy negativo en tu salud mental, debes buscar asesoramiento profesional.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.