Cómo saber si le gustas: señales evidentes

Una de las cosas más frustrantes que puedes experimentar en una relación es no saber si una persona siente por ti algo especial o no cuando conoces a alguien, no puedes saber si le gustas o no… Así que puedes descubrirlo de otro modo. Las personas dicen mucho sin necesidad de articular ni una sola palabra… sabrás si le gustas a una persona en concreto.

Es posible saber qué piensa o siente otra persona tan solo prestando un poco más de atención de lo normal. Cuando le gustas a una persona se nota en el ambiente, pero debes prestar un poco de atención extra para darte cuenta si le gustas de una forma ‘especial’ a esa persona o no.

Existen algunas señales que son reveladoras y que te ayudarán a saber con exactitud si esa persona siente algo más por ti de lo que parece a simple vista. A continuación te vamos a indicar algunas señales que son más que evidentes y que si esa persona las tiene contigo… puedes estar casi seguro/a de que siente por ti más de lo que parece a primera vista. Si el sentimiento es recíproco y quieres saber si realmente es así, ¡realiza estas señales con esa persona! Si existe chispa… ¡se notará rápidamente!

Te toca ‘sin querer’

El tacto no es para todo el mundo ya que a nadie nos gusta que nos invadan nuestro espacio personal… A no ser que queramos que lo hagan o queremos hacerlo. Si alguien te toca accidentalmente puede no ser nada, pero si ese ‘toque’ se repite en varias ocasiones entonces la cosa cambia.

Cuando se trata de una persona que acabas de conocer es posible que sea un indicador de que se siente atraído/a por ti. Al querer tocarte, es una señal de que están interesados en ti y que te quieren cerca. Quieren sentir su piel contra tu piel y así, sentir que están más cerca de tu persona. Si la persona que te toca, ya la conoces de antes pero el tacto hacia ti a aumentado, el motivo es el mismo: se siente atraído por ti.

Pupilas que se dilatan…

Los ojos son el espejo del alma, y en esta ocasión, aún más. Si cuando tocas a una persona sus pupilas se dilatan significa que le has gustado. Cuando una persona se siente atraída por otra, se abren los ojos de forma automática para ver mejor las cosas y las pupilas se dilatan de forma inconsciente (puesto que esto no se controla). Es una forma que tiene el organismo de estar más atento al entorno. Si quieres saber si a esa persona le gustas o no, acércate, tócale y fíjate si sus pupilas se han dilatado… ¡no falla!

Se inclina mucho hacia ti cuando te habla

Tanto que invade tu espacio personal. Si una persona se inclina mucho hacia ti es señal de que te quieren, porque quiere estar cerca de ti y hablar cosas para que queden entre vosotros. Al acabar de conocer a una persona, es normal que no te quiera aún, pero si se inclina hacia ti lo que está claro es que quiere prestarte mucha atención.

Cuando se sienta cerca de ti sin que haya ningún obstáculo entre los dos, es una señal de que le gustas. En cambio, si pone algunos objetos entre vosotros dos, entonces es una señal clara de que aún no está preparado para una atracción física real.

Te trata de forma diferente

Si una persona está interesado en ti, puede comenzar a tener un comportamiento extraño hacia tu persona, sobre todo cuando está en grupo. Esto, puede incomodarte porque no entiendes bien por qué lo hace… Aunque los nervios suelen ser el primer causante. Puede actuar de forma protectora, se intenta acercar más a ti que al resto o por ejemplo, pone su brazo detrás de ti en una silla, está claro que le interesas.

También es posible que esa persona intente alejarse de ti aunque se sienta atraído/a por ti. Puede que haga esto solo para ver cómo reaccionas, por ejemplo, si empieza a coquetear con otros/as. Esta táctica es complicada porque tú puedes pensar que no tiene interés por ti y que disminuya quizá, tu atención hacia esa persona, por eso, esta técnica además de complicada de detectar, suele ser poco práctica y efectiva. Aunque para poder saber si realmente está usando esta táctica, puedes salir de la situación e intentar fijarte si te mira disimuladamente o si deja de coquetear con otras personas cuando te marchas del lugar. Si es así, entonces sí es la táctica para ver cómo reaccionas.

Sonríe cuando te mira

Parece que está sonriendo sin razón, pero lo hace porque te está mirando y le gustas. Si te encuentras en una situación donde estás con una persona en tu primera cita y sonríe todo el tiempo, incluso si no hay nada divertido… puede ser una señal de que le gustas. Su cerebro lo sabe y lo muestra a través de la sonrisa, aunque esa persona quizá aún no es del todo consciente de esto.

Expresa su satisfacción al estar cerca de ti y puede dejar de sonreír. Si además, te toca ‘sin querer’ en repetidas ocasiones, entonces… ¡está clarísimo!

Tiene contacto visual contigo

Si alguien te mira sin romper el contacto visual está claro que le gustas. Si te incomoda, es que a ti no te gusta tanto. Cuando alguien nos gusta, pasamos mucho tiempo mirando a esa persona… Se hace casi sin darnos cuenta. Si alguien te mirar sin parar es porque está interesado en ti, y aunque la situación sea un poco incómoda, no dejará de hacerlo. Las ganas de mirarte es más fuerte que sentir vergüenza por hacerlo.

Te harán sonreír

Una de las señales psicológicas más importantes de que le gustas a alguien es cuando te intenta hacer sonreír. Quiere hacerte sentir bien cuando estás con ellos, esa es su principal prioridad en ese momento. Si hay alguien que no es capaz de decirte que le gustas pero hace todo lo posible por hacerte sonreír y que te sientas bien, entonces puedes estar seguro/a de que le gustas. Quizá no te dice que siente algo más por ti por miedo al rechazo.

Querrán ser tus amigos primero

Estos son los prudentes… también te darán tiempo para que descubras si tú también sientes lo mismo. Si le gustas, tratarán de ser tus amigos para conocerte mejor. Después querrán saber qué cosas te hacen sentir bien y querrán establecer una relación más íntima contigo. Esta es la mejor forma para saber si una pareja podría funcionar o no, conociéndose. Si tienes un amigo que de repente se comporta como algo más que un amigo… entonces está claro que le gustas.


Categorías

Relaciones, Salud

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.