Cómo ser más proactivo y mejorar tu vida

¿Alguna vez has escuchado el término ‘proactivo’? Si no lo has escuchado antes, es necesario que comiences a saber qué es para que puedas aplicarlo en tu vida. Ser una persona proactiva te ayudará a alcanzar tus metas y a ser más consciente en tu vida en todos los aspectos. Pero, ¿qué es serlo exactamente? Cuando ocurre una situación inesperada, hay dos formas de actuar: culpar a las circunstancias y esperar desesperadamente a que alguien haga algo o analizarlo adecuadamente y responder de manera oportuna y razonable.

El segundo tipo de pensamiento es lo que llamamos proactividad. Ser proactivo significa confiar en tus propias decisiones en lugar de dejar las cosas a la suerte y a las circunstancias. Se trata de controlar la situación en lugar de simplemente esperar los resultados.

Una persona proactiva es un buen solucionador de problemas, incluso cuando no se le pide. Se trata de la mentalidad que posees. Pero, afortunadamente, también es una habilidad que puede ser desarrollada y entrenada. Descubre tus capacidades de proactividad, incluso si están ocultas en lo más profundo de ti. Todo lo que necesitas son estos pasos a seguir… ¡y mejorarás tu vida enormemente!

Céntrate en la solución y no en el problema para ser proactivo

Resolver cualquier problema puede volverse imposible si el problema te deprime y te centras solo en los resultados negativos. No te culpes a ti mismo y deja de culpar a otros. Es mejor que busques la manera en que ese problema puede resolverse. No te centres en cosas que no puedes controlar porque solo hará que te entristezcas aún más.

Acepta el hecho de que la vida está llena de obstáculos, desafíos y problemasdepende de tu actitud de que esos problemas se vuelvan muros sin derribar o que seas capaz de derribarlos. Solo las personas exitosas y proactivas las manejan de manera efectiva debido a sus habilidades para resolver problemas.

Confía en ti

Deja de pensar que otro haría las cosas por ti o que es otra persona quien debe solucionar tus problemas… Esto no te permitiría ser proactivo. Aunque es cierto que tu familia y amigos te apoyarán en lo que necesites, eres tú quien debe ser responsable de su propio éxito. Toma la incitativa y comienza a actuar.

Recuerda que la forma más rápida y efectiva de hacerlo es trabajar por ti mismo. Incluso si involucras a otras personas que pueden ayudarte, tú eres quien debe tener el papel más importante.  Deja de confiar en tu suerte y comienza a sentir tu fuerza de voluntad. No esperes que llegue el momento adecuado… ¡Tú puedes hacer que cualquier momento sea el perfecto! El éxito llega a aquellos que avanzan, independientemente de las dificultades. El hecho de que desees desesperadamente algo no es suficiente. Tienes que trabajar duro para conseguirlo.

Analiza los pasos que debes emplear

Si actúas de forma impulsiva es probable que no obtengas buenos resultados. En cambio, si piensas las cosas y las planificas es más que probable que la situación mejore considerablemente. Antes de actuar piensa en las consecuencias de tus actos. Usa tus habilidades analíticas o trabaja en desarrollarlas.

Necesitarás mucho de esto si quieres ser proactivo. ¿Quieres solucionar el problema rápidamente? Cuanto más serio sea el problema, más profundo necesitarás analizarlo. Una persona proactiva necesita poder predecir los resultados y tener en cuenta el comportamiento de los demás. Será mejor que tomes pequeños pasos para que seas más capaz de controlar las cosas que te rodean. De esta manera, será más fácil para ti regresar y cambiar el plan si algo sale mal. Lo que hay que entender también es que el fracaso, sin duda, ocurrirá, incluso si planificas todo con antelación… y también está bien. Esto te permitirá saber qué debes modificar en el futuro.

Ponte metas realistas

No hay nada malo en soñar, pero ¿tiene sentido soñar si no puedes hacer nada para hacerlo realidad? Tus sueños pueden ser altos, pero luego debes elegir objetivos que tengan al menos la menor posibilidad de que se cumplan. La vida es demasiado corta para soñar sin actuar.

Si quieres algo, consíguelo. ¿Cómo? Crea los objetivos más pequeños que deberán alcanzarse en tu camino para alcanzar el sueño, es como un rompecabezas. Haz las piezas del rompecabezas pequeñas y más fácil de encontrar y poner. Los psicólogos están de acuerdo en que los objetivos poco realistas conducen a la decepción y la falta de voluntad para establecer nuevos. Mientras tanto, los objetivos realistas añaden confianza y motivación para trabajar en cualquier cosa que estés haciendo. Recuerda tu emoción cuando logras algo y eres capaz de decirte: ¡lo hice!

Sé consistente en lo que dices o haces

Si tus palabras y tus acciones no son consistentes las personas dejarán de confiar en ti. Es muy insatisfactorio no poder confiar en ti mismo. Si aprendes a hacer lo que dices, tus habilidades de gestión del tiempo mejorarán, podrás hacer las cosas más rápido y siempre tomarás en serio tus promesas.

La consistencia para esto es imprescindible. Si quieres ser proactivo sin importar si hiciste promesas a otros o a ti mismo. Cuando digas o hagas algo, tómalo como regla y deja de decir cosas que no estás seguro que quieres hacer o que podrías hacerlo. Establece plazos realistas para evitar hacer promesas en exceso y no cambies los planes si ya estaban confirmados.

Participa activamente

Una mentalidad proactiva se optimiza y mejora las capacidades de liderazgo de las personas. Dependiendo de cómo participes en las conversaciones con las personas de tu alrededor, puedes influir en los resultados.

En lugar de reaccionar únicamente a las soluciones sugeridas por otros, tienes que asegurarte de sugerir las tuyas. Una persona proactiva nunca será indiferente a cualquier cosa que deba resolverse en un conjunto de personas, siempre desempeñará un papel activo en la búsqueda de una solución. Hay que superar la timidez o el miedo de compartir las observaciones, las ideas o las predicciones y hablarlas con otras personas, sean quienes sean éstas.

Si optas por entrenar tu mente proactiva, te darás cuenta cómo tu vida comienza a mejorar en muchos aspectos. Una mayor consistencia en lo que haces y dices mejorará tu motivación para hacer mejor las cosas, como para hacer deporte de forma regular. También cumplirás con tus promesas y la confianza en ti mismo aumentará considerablemente. Otro aspecto importante, si eres padre o madre y tomas una actitud proactiva en la vida, también podrás ser mejor padre o madre para ellos. Recuerda que la proactividad no tiene que ser algo innato, es una habilidad que puedes entrenar y adquirir. Deja de soñar sin resultados y comienza a actuar para alcanzar tus sueños.


Categorías

Desarrollo personal

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Un comentario

  1.   FERNANDO VARGAS dijo

    Buen día agradezco mucho todos los temas que ustedes traen, ya que son valiosisimos para ayudar a otros y para el enriquecimiento personal.

    Gracias,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.