Cómo entender y superar los Ataques de Pánico

Hoy quiero hablarte de los Ataques de Pánico, también conocidos por Crisis de Angustia o Ataques de Ansiedad.

Son cuadros sintomáticos de Ansiedad que aparecen de manera brusca e inesperada, sus síntomas van aumentando progresivamente en intensidad y alcanzan su máxima intensidad aproximadamente a los 10 minutos, que es lo que suele durar un episodio de Crisis de Angustia.

 

 En este vídeo te explico sus síntomas y características, qué hay detrás de estos problemas y cómo se pueden superar:

[social4i size=”large” align=”align-left”]

 

Algunos de sus síntomas son:

  • palpitaciones,
  • taquicardias,
  • sensación de falta de aire y de asfixia,
  • mareo,
  • sensación de perder el control,
  • entumecimiento corporal,
  • sensación de parálisis,
  • zumbido en los oídos,
  • sensación de tener un ataque al corazón
  • miedo a morir y
  • miedo a enloquecer.

No tienen porqué darse todos los síntomas, pero sí aparecen muchos de ellos con gran intensidad y la persona después del episodio, tiene mucho miedo de que se vuelva a repetir.

 

 

¿Qué hay detrás de estos problemas?

Hay emociones que no han sido expresadas por resultar muy dolorosas para la persona. Suelen estar ligadas a situaciones donde la persona se ha sentido agobiada y “asfixiada” y la única manera que ha encontrado para poderlas tolerar ha sido reprimiéndolas en el inconsciente.

.

¿Cómo se trabaja este problema?

El primer paso es que la persona reconozca que es parte implicada en la solución y que tiene que poner de su parte para resolver su malestar de manera activa, el paso que tiene que dar es pedir ayuda.

A partir de ahí realizar un proceso de trabajo terapéutico que le ayude a entender qué es lo que le pasa y solucionar el problema.

Desde el Psicoanálisis y la Terapia de tipo Psicoanalítico, la persona va poniendo palabras a su angustia y esto permite que salga a la luz su inconsciente y los conflictos que residen en él, de esta manera el material que estaba reprimido se vuelve consciente y resulta menos amenazante para la persona y en sesión lo podemos comprender qué es lo que lo ha generado y qué lo está manteniendo y así podemos trabajar el problema de raíz y superarlo.

.

Respecto a la medicación,

no es necesaria en estos casos. Se puede utilizar, bajo prescripción médica, en algunos casos muy concretos siempre y cuando vaya acompañada de un proceso terapéutico que permita trabajar el problema y progresivamente ir disminuyendo la medicación.  No obstante, la medicación NO soluciona el problema, únicamente lo reduce y en cierta medida lo tapa, la persona sufre los efectos secundarios que le genera el medicamento y si se alarga en el tiempo cada vez necesitará más dosis para sentir los mismos efectos, esto genera dependencia.

.

Un saludo,

Laura Royo, Psicóloga

www.PsicoAyudarTeOnline.es

@TuApoyoyTerapia


Un comentario

  1.   Denixe Her Rob dijo

    excelente articulo yo creo necesitar de la ayuda de la doctora.. todo eso lo tengo yo y ya nose que hacer esto no es vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.