Saltar al contenido

Con nuestras decisiones construimos nuestra realidad

Tu personalidad es una mezcla de los genes que has heredado, el ambiente en que te has criado y el producto de tus decisiones. Son estas últimas, tus decisiones, las que van a determinar tu vida, las que te pueden conducir por el camino de la prosperidad y te van a proporcionar una buena calidad de vida.

Si las pequeñas decisiones que tomas cada día, las que estás tomando ahora mismo, no son las correctas (supongo que eres lo suficientemente inteligente para distinguir entre lo que es una decisión correcta y una incorrecta) tu vida será apática, frustrante, solitaria y llena de insatisfacciones.

El problema se agrava cuando esas decisiones equivocadas las toman la gente que tiene el poder de cambiar el mundo. Ellos pueden hacer de este planeta un sitio más agradable donde vivir o sumirlo en la destrucción más absoluta.

Te dejo con un vídeo con los principales acontecimientos del siglo XX. Los protagonistas de esos acontecimientos tomaron en algunos casos decisiones erróneas fruto de una personalidad egoísta y un profundo resentimiento de odio hacia ciertas personas o etnias. Sin embargo, otros dedicaron su vida a lograr un mundo mejor, poniendo su talento al servicio de la humanidad.

Tu decides en qué bando estar. Ver vídeo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.