Saltar al contenido

Conversaciones que salvan vidas

Depresion

Sonó el teléfono. Eran las las 3 de la tarde.

Era la madre de un compañero de colegio. Estaba nerviosa. Sus palabras fueron las siguientes:

“Gracias Erick por haber dedicado 2 horas de tu tiempo a hablar con mi hijo anoche. Esta mañana por fin decidió acudir al psicólogo. Cuando regresó me confesó que tenía planeado suicidarse esta noche pero que su conversación contigo ayer le hizo ver la vida desde una perspectiva diferente.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.