Saltar al contenido

12 cosas a las que deberías renunciar si ser feliz es tu objetivo

Antes de ver estas 12 cosas a las que deberías renunciar para ser feliz, te invito a que veas un magnífico vídeo de Elsa Punset titulado “Una estrategia para la felicidad”.

Elsa Punset nos explica cómo funciona nuestro cerebro en relación a las experiencias que vivimos y qué truco podemos aplicar para que nuestra mente se centre en las cosas positivas:

[Quizás te interese “Ser feliz por encima de los problemas [SÍ, se puede]]

Para ser feliz de verdad, objetivo que todos perseguimos, hay diferentes caminos que nos ayudarán a alcanzarlo. Sin embargo, a menudo nos encontramos con obstáculos en el camino que no nos dejan seguir avanzado.

Nos enfocamos en compararnos demasiado con lo que todo el mundo ha hecho, y esto hace que tengamos unas expectativas que no son nada realistas.

12 cosas a las que deberías de renunciar si realmente quieres alcanzar la felicidad.

felicidad

1) Celos y envidia

Con frecuencia vemos a nuestros amigos o a familiares que consiguen alcanzar el éxito sin haber hecho nada para merecerlo. Puede que nosotros estemos trabajando muy duro y no consigamos ni la mitad que ellos.

Esta emoción hace que nos consumamos poco a poco, y no nos llevará al éxito ni de lejos, en todo caso, lo contrario.

¿Por qué ellos consiguen sus objetivos y porque nosotros no? Esto tiene una respuesta muy sencilla: “Todavía no ha llegado nuestro momento”.

Vive tu vida, no la de tus compañeros, y conseguirás los mejores resultados.

2)Trabajar muy duro

No hay forma de conseguir nuestros objetivos sin trabajar. Sin embargo, el exceso de trabajo tan solo agotará nuestra mente y nuestro cuerpo, pudiendo mermar nuestra energía vital en muy poco tiempo.

Es importante hacer un esfuerzo no solo en trabajar, si no también en hacerlo de una manera eficiente.

Si descansas lo suficiente, el cerebro tendrá el tiempo y espacio que necesita para respirar.

3) Miedo a conseguir tus metas

¿Qué estás dispuesto a hacer para lograr tus metas? Si la respuesta ha sido “todo lo necesario”, entonces estás en el mejor camino.

Muchas personas se fijan unas metas, pero ni tan siquiera tienen claro que las quieran conseguir. Fija un objetivo y haz lo imposible para convertirlo en una realidad.

4) Miedo a empezar

La parte más difícil de cualquier proyecto es, sin duda, el miedo a empezar. Muchas veces pensamos que no somos capaces, cuando aún no hemos dado ni el primer paso.

Recuerda que estando sentado en tu silla mirando la lista de objetivos no te va a llevar a ningún lado.

5) Pensamiento frecuente en el pasado

Pasamos demasiado tiempo revisando nuestra historia y pensando en aquellos errores que cometimos en el pasado. Si tuviéramos una máquina del tiempo, la usaríamos sin duda para corregirlos.

Sin embargo, la vida no funciona de esta forma. Todos cometemos errores. Una persona con una mente avanzada aprovecha estos errores para aprender más sobre ella misma.

La lucha contra los problemas empieza hoy mismo, ya que el ayer no se puede cambiar.

6) Pensamiento frecuente en el futuro

Pero tampoco es adecuado pensar en todo momento sobre el futuro; quizá pensando que los problemas que tenemos se van a solucionar más adelante, sin que tengamos que afrontarnos demasiado.

Es importante que nos comprometamos con nuestros objetivos y tener siempre presentes nuestros compromisos. Es el presente el único momento en el que realmente tenemos control sobre la situación.

7) Perfección

la-perfeccion

Algunas personas se centran demasiado en los detalles, buscando la perfección absoluta. Es cierto que no hay nada de malo en ser perfeccionista, pero, si nos pasamos, este pensamiento no nos va a llevar a la felicidad.

8) Buscando la relación perfecta.

Ni el amor es perfecto, ni una relación de amistad lo es. Todas las relaciones, incluso las laborales, necesitan de un cierto mantenimiento.

Es importante aceptar los defectos de quienes te rodean, ayudarles, crecer con ellos… un buen compañero hará lo mismo por ti cuando haga falta, sin pensar en si eres o no perfecto.

9) Buscando la perfección en nuestro cuerpo

Los estándares sobre belleza son muy peligrosos, y realmente poco realistas. La idea es que consigas una apariencia y un cuerpo saludable.

Si algo no te gusta, sal a cambiarlo ya mismo. Sin embargo, no te excedas porque el problema podría ser mayor.

10) No aceptar un “no” por respuesta

En la búsqueda de la felicidad, nos vamos a encontrar en más de una ocasión con esta respuesta. Una persona preparada sabrá como intentar convertirlo en un “si” o, si esto no fuera posible, tendrá un “plan B” para intentar llegar a la meta desde otro camino.

11) Excusas

Si algo nos parece muy difícil, solemos utilizar el recurso de las excusas para justificar que no podemos hacerlo.

¿Sabes lo que es una excusa? Es un bloqueo que nosotros mismos nos imponemos, que no es real.

Si sabes ver tus propios defectos y limitaciones, entonces tienes las armas para poder dejar atrás estas excusas.

12) Expectativas

¿Cuáles son tus expectativas? ¿De dónde vienen? ¿Fueron impuestas por tus padres, por un tutor o han nacido realmente de tu interior? Si no son tus propias expectativas, deberías deshacerte de ellas. No vas a ser feliz si no eres capaz de vivir la vida de otra persona.

Si aprendes a escucharte a tu mismo, si te empiezas a conocer de verdad y dejas atrás lo que hemos visto anteriormente, la búsqueda de la felicidad será más sencilla. Más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.