Saltar al contenido

20 cosas de las que la gente se arrepiente en su lecho de muerte

Esperamos que este artículo te ayude a ver la vida de otra manera y a disfrutarla más plenamente. Este listado está sacado de lo que cuentan las enfermeras que atienden a enfermos terminales.

20 cosas de las que la gente se arrepiente en su lecho de muerte:

1) Ojalá no me hubiera comparado constantemente con los demás: de esta forma podría haber disfrutado de la vida en vez de lamentarme en todo momento por lo que no tenía.

2) Ojalá hubiera planeado mejor las cosas y no hubiera vivido de una forma tan alocada. Vivir sin límites puede ser divertido pero llegará el momento en el que nos pasará factura.

Vídeo: “¿Cuál es la mayor fuente de felicidad? (Cientificamente comprobado)”

[mashshare]

3) Ojalá no hubiera pasado parte de mi vida lamentándome. Perdemos mucho tiempo lamentándonos y dicho tiempo lo podríamos utilizar en disfrutar de la vida un poco más.

4) Ojalá no hubiera dicho: “Lo empiezo mañana”. ¿Tienes proyectos en la mente? Empiézalos hoy y mañana recogerás los beneficios… de esta forma no los dejarás antes de empezarlos.

5) Ojalá hubiera arriesgado más. Solo ganará de verdad el que consiga arriesgar. Saber tomar riesgos calculados nos llevará a sitios donde nunca hemos estado.

6) Me gustaría haber terminado todo lo que empezaba. Muchas veces dejamos las cosas a medias y nos lamentamos de ello. Es importante ser constante y perseverar.

7) Ojalá le hubiera podido decir a los demás lo mucho que les quiero. Nunca sabemos cuando va a ser nuestro último día en la tierra, así que asegúrate de que la gente cercana sepa cuánto les quieres.

8) Me gustaría haberme contentando con lo que tengo y no haber perdido el tiempo en buscar más.

9) Desearía haber cuidado mejor mi cuerpo y mi salud, de esta manera podría haber vivido un poco más.

10) Desearía haber escuchado los buenos consejos de los demás. Si hubiera escuchado con más atención a determinadas personas no habría tomado tantas malas decisiones.

11) Desearía no haber guardado tanto rencor. Tendría que haber sido capaz de no darle esa satisfacción a mis enemigos y así poder haber sido un poco más feliz.

12) Desearía haber viajado más, haber conocido nuevas costumbres y otros motivos por los que despertarme cada día de mi vida.

13) Desearía haber reído más. No centrarme en los problemas que tenía diariamente y dedicar algunos momentos a la semana para poder reírme y olvidarme de todo lo que me rodeaba en esos momentos.

14) Ojalá hubiera dedicado menos tiempo a trabajar y poder haberlo utilizado para pasarlo con mi familia.

el sentido de la vida15) Me habría gustado estar en contacto con todos mis amigos de la infancia. Recuperar esas relaciones que en su día fueron tan especiales pero que se acabaron perdiendo con el paso del tiempo.

16) Desearía haberme fijado en los pequeños detalles. De esta forma mi vida habría sido muy diferente.

17) Desearía haber confiado más en mí. De esta forma habría sido capaz de conseguir mis objetivos.

18) Desearía haber seguido mi intuición en varios momentos de mi vida.

19) Desearía haberme juntado con mejores compañías, no haberme alejado de los buenos amigos y seguir manteniendo las buenas relaciones hasta el final de mi vida.

20) Me gustaría haber hecho las cosas de una manera diferente. Haber tomado otras decisiones y no haber cometido unos errores tan evidentes.

Vive más y mejor y no te lamentarás de nada en tu lecho de muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Muy profundas las ideas de este artículo. Personalmente deseo poder decir cuando llegue el día que viví con pasión, con integridad y que fui feliz mientras crecí cada día como persona. Un abrazo, Pablo

Responder

Escalofriante,
Espero que algunos aprendamos la lección y no tengamos que arrepentirnos de tantas cosas en nuestro lecho de muerte. Yo al menos estoy intentando trabajar para que no ocurra así.

Responder