Saltar al contenido

11 cosas que me aportan paz y tranquilidad en momentos de estrés

Hoy, 21 de septiembre, es el Día Mundial Del Alzhéimer y el Día de la Paz. Ya he hecho un artículo sobre datos curiosos del Alzhéimer así que ahora tocaba escribir algo centrado en la paz, en este caso en la paz mental.

Antes de ver estas 11 cosas que me aportan paz y tranquilidad, te invito a que veas este vídeo contiene la esencia de una de las actividades que más paz te pueden aportar.

Esta chica nos cuenta, en este precioso vídeo, cuál es esa actividad que puede aportarte paz y tranquilidad a tu vida:

[Quizás te interese “Cómo tener paz interior y ser feliz superando 6 estereotipos emocionales”]

Es bueno que tengamos alguna válvula de escape que nos proporcione paz y tranquilidad cuando estemos pasando por un mal momento.

Aquí os voy a dejar un pequeño listado de las cosas que a mí me aportan tranquilidad y bienestar. Este listado es algo subjetivo. Lo que a mí me funciona no significa que te funcione a ti. Cada uno tiene que buscar sus propios métodos a los que aferrarse cuando estemos pasando por un mal momento:

1) Leer un libro.

Apagar el ordenador, tumbarte en la cama y abrir un libro es algo que proporciona una paz instantánea. Si logras concentrarte al 100 % en la lectura de una historia que te enganche, te olvidarás de tus problemas durante 30 o 60 minutos (el tiempo que decidas estar leyendo).

Leer un libro es una forma excelente de relajarse. Te sentirás mejor después de un buen rato de lectura.

Hace poco lancé “El reto de leer 20 páginas al día durante los 365 días al año“. Solo se necesitan 25 minutos al día para completar ese reto… y los beneficios son enormes.

2) Entrar en una Iglesia.

Las Iglesias son como un oasis de paz. No es necesario ser creyente para entrar en una Iglesia e impregnarte de la tranquilidad que se respira en el ambiente. Puedes rezar o simplemente meditar. Te sentirás mucho mejor cuando salgas otra vez al mundo exterior.

3) Ver los vídeos de Jimmy Diresta.

Hay un canal en Youtube cuyos vídeos son hipnóticos para mí. Antes de salir de casa o antes de irme a dormir, veo un vídeo de ese canal. Suelen durar unos 9 minutos de media.

Te preguntarás de qué tratan dichos vídeos. ¿Dan consejos de algún tipo? ¿Son paisajes relajantes con un fondo de música agradable? ¿Son sesiones de meditación? Nada de eso.

Jimmy Diresta es una persona que trabaja la madera o el metal haciendo muebles muy originales o herramientas artesanales. En sus vídeos no se escucha una sola palabra. Solo el ruido de las máquinas cortando madera o puliendo metales. Enseguida te voy a poner un vídeo de ejemplo.

Sus vídeos creo que provocan en mí una cosa llamada ASMR. Es una sensación que te proporciona un estado de relajación. Me hipnotizan sus vídeos y su excelente maestría en el modo de hacer las cosas, me inspira. Aquí un ejemplo:

4) Trabajar.

Este punto está relacionado con el anterior. Los vídeos de Jimmy Diresta me motivan a hacer mi trabajo de la mejor manera posible. Da igual el trabajo que tengas. Ya sea escribir artículos o limpiar las calles de basura, todo trabajo puede llegar a ser hermoso si lo haces con:

* Gusto.

* Dedicación.

* Profesionalidad.

El éxito puede acabar llegando a tu vida si trabajas con estos 3 principios que te acabo de dar.

5) Andar.

Hacer cualquier tipo de actividad física es excelente para la mente. En mi caso, y debido a un problema en la espalda que tengo, andar es la actividad que mejor se adapta a mi condición física.

Tengo una pulsera de actividad que me marca los pasos que ando en un día. Mi reto es conseguir dar 20.000 pasos todos los días (unos 16 kilómetros diarios). A veces lo consigo, otras no. Depende de los quehaceres y obligaciones que tenga. Sin embargo, el día que consigo dar 21.000, 22.000 o 23.000 pasos, me siento genial. Duermo como un bebé y me siento mucho más saludable.

6) No fumar.

Fumar es uno de los hábitos perjudiciales que arrastro desde hace muchos años. Fumo unos 4 cigarros al día pero siempre me levanto con el objetivo de fumar solo 2. Muchas veces lo consigo, y esos días me siento genial.

7) Ver a mis hijos jugando después de hacer los deberes.

Mis hijos son hoy en día una de mis obligaciones: hay que charlar con ellos, reír, jugar y ayudarles con las tareas. Mi vida gira en torno a ellos y mi único objetivo es que se sientan bien todo el rato.

Me siento genial el día que cumplimos nuestras obligaciones de una manera óptima, es decir, hacemos todas las tareas bien, llevamos todos los deberes al día, etc y después salen a la plaza a jugar con sus amigos.

8) Tener una buena conversación positiva con mi pareja.

Tu pareja tiene que ser una de las partes más importantes de tu vida. Cada relación es un mundo y no te puedes comparar con ninguna otra pareja. En mi caso, mi pareja es mi mejor amiga, mi compañera en esta vida y cuando tenemos un rato para nosotros a solas en el que hablamos de algún aspecto de nuestra vida, me siento genial.

elegir pareja

9) Ordenar el cuarto-arreglar la casa.

Si te sientes mal, prueba a ordenar tu cuarto o a arreglar alguna parte de tu casa que esté hecha un desastre. La satisfacción de ver tu entorno arreglado y limpio es algo magnífico que levanta la moral y aumenta de algún modo tu autoestima.

10) Cortarme el pelo.

Mi pelo, el poco pelo que me queda, es un desastre. Si paso más de 1 mes sin contármelo empiezo a parecer mucho más viejo de lo que soy y mi pelo se hace ingobernable. Me veo más feo y me siento incómodo.

Los días van pasando y no encuentro huecos en el día para cortármelo… y es como una sensación inconsciente de agobio. Sin embargo, el día que me lo corto me siento como nuevo. Me veo mucho más guapo… y limpio, tanto exteriormente como interiormente.

11) Quedar con un amigo.

Contar con un amigo de tu plena confianza es algo fundamental en esta vida. Un amigo/a con el que te sientas cómodo y que puedas hablar de cualquier cosa de manera libre, sin temor a que te juzgue y que encima encuentres su sincera aprobación.

Esto es algo difícil de conseguir así que si encuentras ese amigo/a, no pierdas el contacto con él o con ella.

¿Y tú? ¿Te animas a contarme en los comentarios qué es lo que te aporta paz y tranquilidad?