Saltar al contenido

Creatividad y enfermedad mental ¿una pareja inseparable?

hannibal lecter

hannibal lecter

¿Existe algún vínculo entre la creatividad y la enfermedad mental?

Pensemos en la típica imagen del “científico loco” o del “súper villano”; personajes con mentes brillantes que siempre han llamado la atención de directores de cine, músicos, escritores y demás artistas que representan, en sus obras, la unión de la genialidad y la locura.

Hannibal Lecter en El silencio de los corderos o Patrick Bateman en American Psycho's son ejemplos de asesinos en serie de la ficción, cuyas mentes son sofisticadas y cultas. ¿Es ficción o es realidad? Tal vez no se cumpla siempre pero, según el Centro Nacional de Análisis de Crímenes Violentos (NCAVC) del FBI, el rango de inteligencia de los asesinos en serie se sitúa “desde la frontera a niveles superiores a la media.

La pregunta de si están relacionadas la creatividad y la enfermedad mental (realizada durante siglos), tal vez haya encontrado respuesta en el Instituto Karolinska.

[Desplázate hacia abajo para ver el VÍDEO “Ejemplo de creatividad”]

Los estudios que se llevaron a cabo en Karolinska sobre el cerebro humano, revelaron que los niveles de dopamina de las personas altamente creativas eran similares a los que se encontraron en personas que sufrían trastorno bipolar o esquizofrenia. Además, los pacientes con esquizofrenia y los que tenían niveles elevados de creatividad, compartían la capacidad de hacer asociaciones inusuales cuando recibían información.

Según este estudio, la información que fluye en el área del cerebro que se ocupa de la cognición y el razonamiento, se filtra menos en los cerebros de las personas creativas y de las que padecen esquizofrenia. ¿Por qué sucede esto? En la mayoría de los seres humanos, la información entrante pasa a través del tálamo hasta ser filtrada por unos receptores de dopamina (llamados D2). Menor cantidad de receptores supondría mayor flujo de información no filtrada; lo cual es lo que sucede tanto en las personas altamente creativas como en las que sufren esquizofrenia. Este menor número de receptores sería lo que les permite hacer varias conexiones con la información (las cuales son, muchas veces, consideradas como extrañas o poco comunes).

Otro estudio sobre la creatividad y el trastorno mental que se llevó a cabo en el año 2003 por la Universidad de Toronto, también encontró resultados similares a los del Instituto sueco. Concluyó que las personas creativas tienen niveles más bajos de “inhibición latente”, es decir, que la información que llega a sus cerebros ha sido menos filtrada y, por ello, considerada como “relevante”.

Esto supone más información disponible en comparación con los cerebros normales, favoreciendo así que las personas altamente creativas sean capaces de percibir conexiones que, la mayoría de las personas, no puede. Encontraron, además, que las personas que mostraban signos de desarrollo de una enfermedad mental compartían esta condición. De hecho, si examinamos la vida de muchos artistas famosos, podemos encontrar evidencia de que un gran número de ellos sufrió una de las muchas enfermedades que, actualmente, se consideran trastornos mentales.

[Te puede interesar: Descubre de dónde proviene la pasión y la creatividad]

A estas investigaciones se une la realizada por James Fallon, de la Universidad de California-Irvine, al describir las semejanzas en la función cerebral entre las personas altamente creativas y las personas con trastorno bipolar. Según Fallon, las personas con trastorno bipolar tienden a ser creativos cuando salen de una depresión profunda: “Cuando el estado de ánimo de un paciente bipolar mejora, su actividad cerebral también“, dice Fallon. “La actividad de la parte inferior del lóbulo frontal disminuye y aumenta la de la parte superior de este lóbulo. Sorprendentemente, sucede lo mismo en los cerebros de las personas cuando tienen episodios de creatividad“, añade Fallon.

Los resultados de estas investigaciones sugieren puntos en común entre la creatividad y la enfermedad mental pero, ¿qué va antes?

¿El trastorno bipolar facilita ser más creativo o una persona altamente creativa termina por desarrollar el trastorno debido a no filtrar toda la información que recibe? Otra pregunta más sobre la complejidad del cerebro…

Vídeo “Ejemplo de creatividad”:

Fuentes: University of Copenhagen, Psychology Today, Counselling Resource

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (3)

Yo no sé si creerme eso de que todos los genios están locos. Conozco gente muy brillante que tiene la cabeza muy bien amueblada aunque un punto de locura siempre tenemos todos.

Responder

Hola Janire, el artículo no dice que todos los genios están locos; habla de los puntos en común entre la creatividad y las enfermedades mentales (entre otras cosas, una menor cantidad de receptores de dopamina que facilita hacer más conexiones con la información). Estos puntos en común no garantizan que vayan ligadas ambas condiciones. Hablamos también de niveles muy elevados de creatividad y, en bastantes ocasiones, de personas que tienden a la introspección. Estoy segura que hay personas muy brillantes sin problemas mentales y al contrario. Un saludo!

Responder

Felicitaciones Nuria,admiro a todos los psicólogos como ustedespor ejercer una labor tan noble y a veces muy dura. Quería pedirte un favor, podrías decirme las fuentes que respaldan tu artículo.
Éxitos

Responder