Saltar al contenido

3 Creencias negativas que deberías volver a revisar

Muchas veces creemos cosas que no son ciertas. Bien porque hemos tenido alguna mala experiencia o bien porque nos lo han transmitido de esa manera y nosotros lo hemos aprendido sin ni tan siquiera comprobar que fuera verdad.

Tienes que tener una cosa clara: tú eres una persona independiente que decide lo que quiere creer y lo que no. Con esto te quiero decir que no te fíes de lo que digan los demás y cree firmemente en ti mismo. De esta forma sabrás que estás en la dirección correcta.

A continuación vamos a ver 3 creencias que deberías de alejar de tu mente.

1) Mis enemigos tienen razón sobre mi

Es cierto que existen algunos momentos donde la negatividad se apodera de nuestra mente y cuerpo. Es en esos momentos cuando pensamos que nuestros adversarios están por encima de nosotros y no podemos hacer nada para plantarles cara.

Muchas veces las personas reaccionan de forma desfavorable debido a experiencias pasadas o heridas que no han llegado a cicatrizar. Queramos o no, la opinión de las personas tiene mucho valor en nosotros… pero tenemos que saber darle el lugar que se merece.

La vida es muy corta para discutir o pelear. Aprovecha estas opiniones para mejorar si lo crees necesario, pero no dejes que en ningún momento puedan adueñarse de tu mente; tu eres más fuerte que ellos y elijes exactamente lo que quieres pensar y decir.

2) Es importante que mi familia y amigos aprueben mis objetivos

Es cierto que a todos nos gustan que apoyen nuestros proyectos. Nos dan esa energía extra o ese “empujón” que nos hace falta para poder seguir adelante.

Sin embargo, no siempre lo obtenemos. Gente cercana a nosotros pueden darnos opiniones que nos destrozarán… aunque ellos siempre alegarán que lo hacen con la mejor intención; y es verdad.

Lo mejor que puedes hacer es, si estás realmente convencido de que tu proyecto puede salir adelante y triunfar, es seguir adelante. Que nadie sea capaz de hundirte ni criticar algo en lo que has trabajado durante mucho tiempo.

Cuando llegues al final todos dirán que te apoyaron durante ese camino, aunque tu sabrás bien que no habrá sido así.

3) Yo no soy lo suficientemente bueno

!Falso! Aleja de inmediato ese pensamiento de ti. Todos tenemos un don y un lugar en esta vida. Puede que un determinado proyecto se nos resista, que no podamos avanzar, que pensemos en tirar la toalla… pero seguro que con esfuerzo y trabajo lo podemos sacar adelante.

Cuando este pensamiento te venga a la cabeza tienes que alejarlo a toda costa. Desde siempre las personas que te rodean han esperado grandes cosas de ti… y es posible que les fastidie que no hayas seguido el camino que ellos tenían planeado.

No tengas miedo a romper con lo establecido y a seguir exactamente el recorrido que tú quieras, sin tener que seguir ningún tipo de opinión o estar condicionado por otra persona.

Recuerda: solo tú decides lo que hacer y eso nadie te lo puede cambiar.

Libro relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.