Los 13 secretos de psicología para criar niños felices

crianza de niños felices

No estamos criando solo a los niños, estamos criando a los futuros adultos. Lo que hacemos como padres crea la sensación de normalidad de nuestros hijos, que arraiga hábitos y comportamientos que llevan a la edad adulta. Por supuesto, queremos lo mejor para nuestros hijos: que tengan una vida llena de felicidad, que estén preparados para el mundo real o que simplemente mejoren en la escuela. La mayoría de las veces queremos que tengan éxito, por lo que como padres o madres, es normal que quieras buscar consejos para conseguirlo.

La psicología puede ayudarte en todo esto, y de hecho, hay cosas específicas que los padres pueden modelar para fomentar de manera más efectiva a adultos jóvenes exitosos y bien equilibrados. Para conseguirlo, la psicología dice que los niños tienen que ver en ti lo siguiente que te comentamos.

Luchar

No ocultes tus luchas solo para parecer perfecto/a. Es necesario que los niños vean cómo luchas ante la vida, porque así podrás transmitirles el valor de la lucha. Deja que tus hijos te vean luchar, cómo haces las cosas, cómo las superas, cómo descansas o cómo pides ayuda.

Llorar

No te avergüences si tus hijos te ven llorar, de esta manera aprenderán a normalizar esas emociones más intensas que no nos hacen sentir del todo bien. No anules tus sentimientos tristes, tus hijos deben darse cuenta que todas las emociones son válidas y todas nos ayudan en determinados momentos.

nenes felices

Besar a tu pareja

Quizá no quieras darles besos a tu pareja por si tus hijos sienten vergüenza o para que, si son algo más mayores, no piensen en besar a otras personas. Pero en realidad, los besos son necesarios para que los niños se den cuenta de la importancia que tiene el transmitir el amor que se siente hacia las personas que queremos. Incluso un pequeño beso en la mejilla ayuda a acercar a las personas.

Hacer ejercicio

El ejercicio ayuda a tener una mente y un cuerpo sano. Es normal y necesario que los seres humanos se muevan cada día de sus vidas para poder tener una buena salud. Es importante que los niños vean en sus padres un ejemplo de movimiento y que no solo vean esos padres que después de trabajar se tiran en el sofá a ver la tele y a comer patatas fritas. La vida sedentaria es igual de peligrosa para la salud que fumar, por lo que es necesario comenzar a moverse y hacer cosas en familia, como montar en bicicleta, salir a pasear, etc.

Aprender

Algunos de los comportamientos más importantes para el modelo a seguir son un poco contradictorios (como mostrar lucha o llorar) y pueden crear tensión. Demostrar que eres un aprendiz de por vida es uno de estos, porque tienes que invertir tiempo para hacerlo.

nenes tumbados en el campo felices

Nuestros hijos probablemente cambiarán de carrera muchas veces, por lo que necesitan tener la comodidad / agilidad para aprender cosas nuevas. Los niños que ven a los padres leer tienden a leer más… tu ejemplo es el mejor maestro.

Ser amable con uno mismo

Las personas que basan su autoestima en fuentes externas, como la aprobación de los demás, suelen tener más problemas de salud mental. En cambio, aquellas personas que basan su autoestima en fuentes internas, (diálogo interno, valores), tendrán mejores calificaciones y menor incidencia de drogas, alcohol o trastornos alimenticios.

En otras palabras, el mundo externo plantea suficientes desafíos para la autoestima de tu hijo, entonces, es necesario modelar un comportamiento amable con uno mismo, porque, si nosotros no nos tratamos bien, ¿quién lo hará? Aunque sea más fácil decirlo que hacerlo, es posible.

Ser reflexivo

Esto se puede evidenciar a través de la espiritualidad o simplemente tomando tiempo para la reflexión y la introspección. El punto es contrarrestar el enfoque en el logro y la adquisición. Puede parecer que lucha con el deseo de ayudarlos a tener éxito, pero ayuda a los niños a experimentar la parte más profunda de lo que significa ser humano.

Ser creativo

Los niños son creativos por naturaleza, y los adultos también, pero a veces parece que se olvida. En este sentido, como padre o madre, intenta que se arraigue en tus hijos el hábito temprano de lo feliz que hace sentirse el crear cosas nuevas. No se trata de lograr algo, si no de expresar y sentir mientras se está creando.

Disfrutar del tiempo

Esta es la base de todo. Deberías pasar tiempo regularmente con tus hijos, interesarse por sus pasatiempos y sus problemas y, lo más importante, escuchar lo que tienen que decir. No solo aprenderás mucho sobre la personalidad única de tu hijo o hija, sino que tus acciones les proporcionarán un ejemplo de cómo mostrar cuidado y atención a los demás.

nena feliz

Resolver problemas sin huir de ellos

Por ejemplo, si tu hijo repentinamente decide que quiere abandonar el entrenamiento de fútbol, pídele que expliquen por qué quiere hacer eso, así como las obligaciones que tiene con sus compañeros de equipo. Si todavía quiere renunciar, ayúdale a encontrar algo nuevo para encender sus pasiones.

Ser agradecido en las tareas

Las personas que están acostumbradas a expresar su gratitud son más propensas a sentir compasión por los demás, son más generosas y les encanta ayudar. Por lo tanto, vale la pena desarrollar un conjunto de actividades diarias con las que tu hijo pueda ayudarte en casa, por lo que puedes agradecerle en cada etapa del día. Los psicólogos también recomiendan recompensar a los niños por sus demostraciones genuinas de amabilidad y el esfuerzo que ponen para ayudarte.

Sobrellevar las emociones negativas

Los psicólogos creen que la capacidad de cuidar a los demás es suprimida por emociones negativas como la ira, el odio, la vergüenza y la envidia. Al ayudar a los niños a comprender estos sentimientos negativos, los empujará a resolver sus conflictos internos. El autoanálisis de este tipo los colocará en el largo camino para convertirse en individuos compasivos y afectuosos. También es importante para establecer la estabilidad psicológica.

Entender que el mundo es grande y complejo

Según una investigación realizada por psicólogos, casi todos los niños están interesados solo en el pequeño mundo de sus familiares y amigos. Es crucial que también aprendan a interesarse por las personas y los eventos fuera de este círculo limitado, que pueden diferir de lo que saben en términos sociales, culturales y geográficos. Puede ayudar a tu hijos con esto aprendiendo a ser un buen oyente que puede colocarse en los zapatos de otra persona y sentir empatía, ya sea a través de películas, fotografías o noticias.

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Victoria Raquel De la Cruz Huerta dijo

    Gracias muy buenos consejos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.