Saltar al contenido

Técnicas para hacer frente a las críticas

Críticas

Antes de ver estas técnicas para hacer frente a las críticas, te invito a que veas este vídeo que nos cuenta un breve relato acerca de lo que vamos a hablar y con una estupenda moraleja.

En este vídeo nos muestran de forma amena y divertida cómo tenemos que actuar ante las críticas de los demás ya que hagamos lo que hagamos, siempre habrá gente que nos critique:

[mashshare]

Cuando hablamos de criticar o escuchamos la palabra “crítica” no es raro que lo relacionemos con algo negativo; con el señalar defectos o lo que puede hacerse mejor. No es raro tampoco que vaya acompañado (en muchas ocasiones) de palabras que no son las más adecuadas a la hora de dar un mensaje… Creo que te suena de qué estoy hablando.

¿Siempre tienen una connotación negativa? ¿Siempre serán nuestras “enemigas”?

Para aclarar un poco qué significa la palabra crítica, y alejar de nuestra mente esta imagen un tanto antipática; dejo la siguiente definición del Diccionario de la Real Academia Española:

“Examen y juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc”.

Es decir, no tiene por qué ser un juicio negativo, ni tiene por qué expresarse de manera desagradable. Es una forma de comunicar nuestras percepciones (lo que observamos de algo o de alguien) y cómo nos hace sentir eso que observamos (la actitud de una persona, su comportamiento, una obra de teatro etc).

El cómo lo comunicamos y con qué intención es lo que marca la diferencia entre unas críticas y otras, y es lo que hace que nos sintamos muy bien o realmente mal al recibirlas.

RECIBIR CRÍTICAS… SIN DERRUMBARNOS.

Para poder hacer frente a una crítica es importante:

 -Saber reconocer nuestros errores y considerar que las críticas pueden ser una oportunidad de aprendizaje.

-Mantener la calma y no desmoronarse.

-Escucharla para reconocer de qué tipo es y saber así qué técnica usar.

TIPOS DE CRÍTICAS

Destructivas: Con ellas se trata de herir o humillar a la persona. Hacerla sentir despreciada y/o que la desprecien los demás.

Constructivas: Este tipo de crítica trata de ayudar a mejorar, avanzar y lograr objetivos. Pueden positivas (destacan los puntos fuertes, las habilidades, reconocen el trabajo bien hecho etc) o negativas (tratan los errores y los aspectos a mejorar con el fin de beneficiar a la persona y lograr su avance).

Las críticas, además, pueden expresarse correctamente (sin faltar al respeto y empleando un lenguaje verbal y no verbal no agresivo) o incorrectamente (todo lo contrario).

Críticas
“La mejor crítica es la que no responde a la voluntad de ofensa, sino a la libertad de juicio.”
Fernando Sánchez Dragó

TÉCNICAS PARA RECIBIR CRÍTICAS CONSTRUCTIVAS NEGATIVAS

Si han expresado la crítica de manera correcta.

-Pedir detalles. Tratar de obtener información para poder mejorar.

“¿A qué te refieres?” “¿Qué quieres decir con…?” “¿Qué piensas que podría hacer para…?”

-Contemplar la posibilidad de que la persona tenga razón.

Agradecer la información recibida y la manera en la que se expresó.

-Si estás de acuerdo con la crítica, puedes comprometerte a cambiar y mejorar esos “fallos” pidiendo sugerencias para ello. Si no estás de acuerdo, muestra tu disconformidad sin faltar al respeto: “Te lo agradezco, aunque sigo convencido de que…” “Entiendo que opines así pero…” ”Gracias aunque sigo manteniendo que…”

 

Si han expresado la crítica de manera incorrecta.

-Puedes seguir las mismas pautas que en el caso anterior, pero expresando tu desacuerdo con la manera en la que te han hecho la crítica: “Me gustaría que la próxima vez me lo dijeras sin gritar”.

 

TÉCNICAS PARA RECIBIR CRÍTICAS DESTRUCTIVAS

-En este caso no interesa obtener información, sino parar la crítica o neutralizarla. Es importante mostrarse emocionalmente independiente de la crítica porque, si “estallamos” , fomentaremos que la persona continúe criticando.

 

EL RECORTE Consiste en no tener en cuenta la parte ofensiva e hiriente de la crítica y centrarse únicamente en la parte de la crítica que interesa.

-“Eres un pasota; nunca avisas cuando vas a llegar tarde, todo te da igual”.

-“Tienes razón, debería haberte llamado para avisarte. En esta ocasión los medios de transporte se retrasaron y yo también”.  

SEPARAR LOS TEMAS: Consiste en distinguir los diferentes mensajes que tiene la crítica y tratarlos por separado.

-“Eres un mal amigo porque te pido que me prestes el coche y no te da la gana”.

-“Que no te preste el coche no significa que no sea tu amigo. Simplemente no me gusta dejar el coche a nadie”.

DESARMAR LA IRA: Cuando la persona está muy enfada es conveniente ignorar el mensaje (generalmente agresivo) y rechazar, de manera educada, el continuar con el tema. Una vez que la persona se haya calmado, se retoma la conversación.

“-¡Estoy harto! Siempre haces lo mismo ¡eres insoportable!”

-“Veo que estás enfadado y me gustaría hablar sobre ello. En este tono no podemos aclarar nada, o nos tranquilizamos o volvemos a ello más tarde”.

No tengamos miedo a recibir críticas; pueden aportarnos información muy valiosa y útil si las sabemos escuchar.

¿Practicamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Excelente! Encontrar la parte positiva de la critica! Muchas personas solo ven malas las criticas cuando de ahi es donde tambien es una gran fuente de crecimiento (:

Responder

oh si gracias que bueno leer estos temas edifican tes admito me falta mucha paciencia pulir mi carácter,,pues me enojo demasiado y peco ,,necesito tener mas conferencias sobre el carácter el temperamento ,,,gracia a ustedes por tomarse tiempo de compartir me gusta mucho

Responder