La cromoterapia; sanación de cuerpo y mente

Es sabido que los colores pueden afectar a tu estado de ánimo de muchas maneras diferentes. Hay colores que te pueden hacer sentir mejor y otros que pueden hacerte sentir peor. La cromoterapia va mucho más allá y consiste en una técnica del área de la Naturopatía Sensorial que consiste en el uso de los colores para tratar malestares físicos o emocionales en las personas.

Es un método de armonización para la curación natural. Por supuesto, si tienes algún tipo de dolencia, además de este tipo de terapias alternativas, también debes consultar y obedecer a lo que un médico te aconseje según tus necesidades individuales.

La luz, junto con los colores que la componen se utilizan para sanar el cuerpo, la mente y el alma de las personas. Este es el principio básico de la cromoterapia. Se aprovecha que los colores tienen efectos directos sobre la mente y el cuerpo de las personas.

Son tan importantes los colores que desde siempre se han utilizado y la cromoterapia se puede utilizar en combinación con otros métodos. ¿Te has dado cuenta como antes los cirujanos operaban a sus pacientes con batas blancas y ahora lo hacen con batas de color verde? Esto es así porque el verde aporta tranquilidad y confianza. ¿Te has dado cuenta como en muchos restaurantes utilizan el color amarillo? Esto es porque este color abre el apetito. Los colores se utilizan en la sociedad con muchos fines, porque la cromoterapia está por todas partes.

Cómo funciona la cromoterapia

La cromoterapia puede utilizarse para mejorar la mente de cualquier persona. Por ejemplo, si empleas cierto color en la ropa cada día, podrás sobresaltar tu belleza, pero también mejorará tu estado de ánimo. Si escoges colores para tu atuendo que se adapte a tu personalidad, podrás tener una mejor vida profesional y personal. En cromoterapia se pueden estimular emociones y sentimientos. Por ejemplo: el rojo ayuda a aumentar la vitalidad, el naranja mejora el optimismo, el verde aporta confianza en uno mismo y en los demás, el amarillo aporta alegría y el morado, tranquilidad y espiritualidad.

Cuando hablamos de cromoterapia se debe tener en cuenta que cada color tiene un significado diferente. Los tonos también son importantes porque dependiendo de la tonalidad puede sentirse de manera diferente. Por ejemplo, si utilizas los colores en la vestimenta, en la zona superior del cuerpo se relaciona con el mundo emocional, los deseos y las necesidades. La zona inferior del cuerpo se relaciona con las necesidades materiales y la energía de la persona. En este sentido, los colores influyen directamente en las personas y contribuyen (o no) al equilibrio emocionales físicos y mentales.

Cuando se trabaja con cromoterapia se utilizan técnicas parecidas al reiki pero utilizando el color. Las aplicaciones del color pueden ir hasta lo orgánico trabajando el concepto de foto estimulación trabajando los colores del espectro. A este tipo de cromoterapia también se le denomina cromoterapia clínica. Se escogen los colores necesarios para el trabajo terapéutico dependiendo de las dolencias de la persona y se inicia colocando los colores en los chakras dependiendo de cuál es el problema se colocará el color en una zona u otra del cuerpo.

Se trabaja proyectando la energía del color en los centros energéticos para equilibrar los niveles de la persona. Los colores no pueden utilizarse de forma aleatoria ni tampoco pueden ponerse en cualquier zona del cuerpo. Si se aplica más tiempo del necesario puede tener efectos secundarios desagradables. Es necesario recordar que este tipo de terapias son alternativas y que de ningún modo deben sustituir a la medicina tradicional… es un complemento a tener en cuenta pero nunca un sustitutivo.

Terapia del color en el cuerpo

La cromoterapia por tanto, cuando se utiliza para sanar el cuerpo y la mente se utilizan los colores dependiendo de sus funciones y propiedades específicas. Algunos colores calientan o enfrían el cuerpo y los nervios. Por ejemplo los colores que calman y refrescan los nervios son el violeta o el índigo, y los colores que excitan o calientan la sangre son colores como el rojo o el naranja.  Los colores más utilizados para curar el cuerpo y la mente son los siguientes, aunque por supuesto, el cromoterapeuta escogerá el color que más se adecue a la persona y a su dolencia en particular.

  • Rojo. El color rojo se utiliza para aumentar la sangre en el cuerpo, aporta vitalidad, pasión y emoción. Este color se utiliza para trabajar con personas con parálisis porque enfatiza en el movimiento y la energía interior de las personas.
  • Amarillo. El color amarillo es ideal para tratar a las personas que tienen problemas de bronquios o resfriados. También es buena opción para que las personas coman más y tengan una mejor salud intestinal. El color amarillo también es el color de la alegría.

  • Azul. El color azul tiene un poder calmante y relajante que pocos colores tienen. Es un color ideal para estar tranquilo y aporta serenidad cuando está junto con el morado. También aporta creatividad cuando está con otros colores. El azul es ideal para un dormitorio o un lugar de trabajo que requiera imaginación. El azul y el blanco juntos en cromoterapia se usan para curar el reumatismo, los nervios…
  • El violeta o morado. Estos colores más fríos son ideales para trabajar la espiritualidad de la persona, la conexión con el yo interior, para conocerse a uno mismo y para conectar con los demás a nivel espiritual.
  • El verde. El color verde es una mezcla del azul y el amarillo y tiene propiedades para aumentar la inmunidad. También aumenta la confianza de la persona, la esperanza y la conexión con la naturaleza. El verde nos calma y nos relaja gracias a lo que significa: vida.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo la magia de los colores pueden ayudar a cambiar la vida de las personas. La cromoterapia bien aplicada por un profesional y recibida con una mente abierta, te ayudará a sanar. Pero además, puedes utilizarlo cada día en tu vida, sabiendo qué te pueden aportar los colores. Puedes usar la cromoterapia para decorar tu hogar, para vestirte cada día, ¡para pintar tu vida de los colores que más te aporten!


Categorías

Recursos

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.