Cronofobia: por qué se puede tener miedo al tiempo

cronofobia y paso del tiempo

El tiempo es el mejor tesoro que existe para las personas, pero tiene la desventaja de que cuando pasa, no vuelve. Apreciar el tiempo es importante para apreciar la vida y vivir en el momento presente. Pero no todo el mundo sabe apreciarlo y también hay personas, que pueden tener auténtico terror al paso del tiempo. Esto es lo que se conoce como cronofobia.

La cronofobia se caracteriza por el miedo al paso del tiempo, generalmente, porque las personas temen que su tiempo en la Tierra sea limitado o tengan problemas para entender su existencia. Aunque el tiempo no es completamente concreto, algunos pueden considerarlo como un tipo de “fobia específica”, similar a la forma en que uno teme a un gato o una serpiente.

Qué es

Algunas poblaciones experimentan cronofobia, el miedo al tiempo, más que otras. De hecho, dado que es tan común en las poblaciones carcelarias, a veces se la conoce como “neurosis carcelaria”. Los ancianos, así como las personas que enfrentan enfermedades terminales que temen que su tiempo en la Tierra sea limitado, también pueden enfrentar este miedo. El tiempo se convierte en su enemigo, y lo temen porque su paso finalmente conducirá a su muerte.

cronofobia

El miedo al tiempo también a veces se presenta a raíz de un trauma severo, como un desastre natural, particularmente si la rutina diaria se ve seriamente interrumpida. También es relativamente común entre los sobrevivientes de naufragios y otros que están atrapados en una situación de alta ansiedad. De hecho, la sensación de un futuro escorzado se ha utilizado previamente como uno de los criterios de diagnóstico para el trastorno de estrés postraumático.

Artículo relacionado:
Tipos de fobias: cuando el miedo se vuelve irracional

Por lo tanto, la cronofobia es una fobia psicológica específica que se manifiesta como un miedo persistente, anormal e injustificado al tiempo o al paso del tiempo. Una fobia relacionada pero mucho más rara es la cronomentrofobia, el miedo irracional a los relojes.

Síntomas

La cronofobia está marcada por una sensación de desrealización en la que el tiempo parece pasar muy rápido o pasar muy lento. Algunas personas desarrollan patrones de pensamiento circulares, pensamientos acelerados y síntomas de trastorno obsesivo compulsivo que les impiden disfrutar de la vida. Los prisioneros a menudo marcan los días hasta su liberación mientras están en la cárcel.

Muchas víctimas también experimentarán pánico, ansiedad y claustrofobia, que son síntomas comunes de la mayoría de las fobias, así como reacciones comunes al trauma. A menudo también se informan ataques de pánico, sudoración, falta de aliento e incluso pensamientos persistentes e inquietantes, pero solo en casos extremos.

tener miedo al paso del tiempo

¿Quién está en riesgo?

Como la cronofobia está vinculada al tiempo, es lógico que ese identifique con personas mayores o personas que enfrentan enfermedades terminales porque se preocupan por el tiempo que les queda para vivir. Las personas que están en la cárcel también puede aparecer por el tiempo que dura el encarcelamiento.

También puede ocurrir en personas que experimentan en sus vidas desastres naturales o cuando se tiene ansiedad prolongada.

¿A quién afecta?

Siguiendo el punto anterior, la cronofobia es experimentada con mayor frecuencia por dos grupos principales: los ancianos y los encarcelados en prisión (donde también se conoce como neurosis de prisión). Los ancianos tienden a tener mucho tiempo de inactividad en sus manos y, a menudo, el tiempo se demora muy lentamente. Quizás, como era de esperar, es común que las personas mayores, particularmente aquellas que enfrentan enfermedades terminales, sean hiperconscientes de su muerte inminente (ansiedad por la muerte), y esta amenaza constante de muerte puede causar una sensación abrumadora de cronofobia.

Artículo relacionado:
Las 10 fobias más extrañas que existen

A medida que las personas envejecen, su metabolismo y funciones cerebrales se ralentizan, lo que los hace aún más susceptibles a la cronofobia. Los reclusos también tienden a tener largos períodos de tiempo no estructurado, lo que puede llevarlos a una contemplación excesiva del paso del tiempo, el tiempo de su condena, el número de días restantes hasta su liberación, etc. También suelen experimentar niveles altos de ansiedad y estrés debido a sus circunstancias, lo que los pone especialmente en riesgo.

La cronofobia también puede afectar a otra población mucho más pequeña: sobrevivientes de naufragios, sobrevivientes de desastres naturales y otros que están atrapados en una situación de alta ansiedad sin medios familiares para rastrear el paso del tiempo. También puede ser causada por una experiencia traumática durante la infancia o por algún trastorno genético (como la insuficiencia suprarrenal, donde las glándulas suprarrenales no producen cantidades adecuadas de hormonas como el cortisol o la aldosterona, lo que tiende a hacer que una persona sea más susceptible a la ansiedad y al miedo. Ocasionalmente aparece sin causa aparente, aunque esto es relativamente raro.

¿Se puede tratar?

En casos extremos, la cronofobia no tratada puede conducir al aislamiento, la depresión e incluso al pensamiento cada vez más desordenado. Es importante buscar el asesoramiento de un profesional calificado en salud mental lo antes posible. La cronofobia responde bien a los tratamientos estándar para la fobia, como la terapia cognitivo-conductual y la hipnoterapia. Sin embargo, como está estrechamente relacionado con otros trastornos, es mejor diagnosticar y tratar todas las afecciones concurrentes simultáneamente.

miedo al paso del tiempo

En algunos casos, los psiquiatras pueden recetar medicamentos, pero la psicoterapia sigue siendo el tratamiento principal para las fobias. Dependerá del caso concreto el que el profesional valore mejor una opción u otra de tratamiento.

¿Se puede prevenir?

Dado que el miedo al tiempo a menudo es causado por situaciones que no se pueden controlar por completo, como la enfermedad, es difícil de prevenir. También existen técnicas más generales de manejo de la ansiedad y el estrés.

En este sentido, una persona que desde siempre ha aprendido a manejar el estrés y la ansiedad, sabe llevar una vida en calma, disfrutando del presente y viviendo la vida, tendrá menos probabilidades de sufrir cronofobia.

También es necesario tener en cuenta, que pensar en el paso del tiempo y sentir cierta ansiedad, puede ser normal en cualquier persona. Lo que no es normal es que esa ansiedad se apodere de la vida de la persona y comience a sentir síntomas de fobia que no le permitan disfrutar de su vida o de la calidad de vida. En este caso, hay que buscar ayuda profesional.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.