Cómo lidiar con la decepción en la vida

chico decepcionado con sintomas de depresion

La vida está llena de decepciones. Tener decepción por algo que te sucede es lo más normal del mundo, siempre y cuando sepas cómo llevarlo y que puedas aprender de esa experiencia. Hay una frase popular que dice así: “Cuando aprendes a aceptar en lugar de esperar, tendrás menos decepciones”… ¡hay mucho que aprender de estas sabias palabras!

En este sentido, debes saber que si hay algo predecible en la vida es que te sentirás decepcionado de alguna manera. Puede ocurrir con tus padres, con tus maestros, con los compañeros de la escuela, con tus amigos, con los compañeros del trabajo, con las circunstancias de la vida… Son muchas las veces que puedes sentir decepción y en la gran mayoría, puede que sea causada por factores externos a ti. Una traición suele ser un motivo de decepción bastante común.

Las cosas ocurren…

Hay quienes piensan que para no decepcionarse no hay que tener expectativas, pero, es bastante complicado no tenerlas cuando se vive en un mundo tan exigente que solo quiere que tú sí respondas. Quizá se espera de ti que siempre hagas lo “correcto” y que te esfuerces en conseguir tus metas.

Cuando te preparas para esperar lo mejor y no lo tienes, será cuando te decepciones y no entiendas por qué te ocurre. La decepción provoca una respuesta fisiológica en tu cerebro. Sientes como si tuvieras una tendencia a la depresión, te entra apatía y muestras dificultades para sentir motivación. Tu cerebro impide que estés bien… pero es tu elección quedarte en la decepción o seguir hacia adelante.

ver la luz al final del tunel

Las cosas ocurren, piensa en lo que ha pasado… No puedes influenciarlo ni cambiar lo que ha ocurrido. Es cierto que puedes reflexionar sobre lo que te haya pasado y aprender de los errores o de aquello que no ha salido bien. Puedes pensar en lo que podrías haber hecho y en lo que no, pero es importante que aceptes lo ocurrido porque la realidad es que te has decepcionado.

La clave para enfrentar la decepción es no dejar que te afecte en el futuro, que no te bloquee y que no te impida ser la persona que quieres ser. No te escondas detrás del miedo a ser decepcionado de nuevo, porque volverás a tener estos sentimientos. Debes aprender a lidiar con ellos para que en el futuro, sean una lección en lugar de un castigo.

Tu perspectiva es clave

Si sientes una decepción grande dale un giro positivo a todo eso. Da un paso hacia atrás y mira lo que te ha ocurrido como si tuvieras una silla en la Luna… ¡todo se ve más pequeño y menos importante! Sentir decepción es desagradable pero ver la realidad es una necesidad. Quizá tengas estándares y altas expectativas de ti mismo. Perseguiste algo y no funcionó por una razón u otra. Esto podría ser visto como una oportunidad de aprendizaje, para volver a centrarte y mejorar.

Cuando las personas se decepcionan se amargan y esperan que todo cambie solo. Esto no ocurre, si quieres cambios tienes que moverte… ¡al menos cambiar el pensamiento! La decepción tiene que enseñarte a que puedes ir detrás de lo que realmente quieres, entender lo que ha ocurrido y aprender de la experiencia, ¡haciendo las paces con ella!

chica decepcionada ante una decisión

Acepta que la decepción es parte de la vida

La decepción es parte de la vida, es algo que sucede a todas las personas del mundo y también te ocurrirá a ti. Es importante y útil para ti que comiences a normalizar la situación… ¡no pasa nada por vivir desilusión! Aunque te provoque emociones desagradables al principio, pero puedes aprender de las circunstancias.

Nadie pasa por la vida sin sentir decepción. Algunas personas viven decepciones más grandes que otras, pero todo el mundo la experimenta en mayor o menor medida. Acepta estos sentimientos y no quieras huir de ellos… todas las emociones son necesarias para entender la vida y saber si debes cambiar algo o no.

Cambia tu diálogo interno

Para superar la decepción y lidiar con ella debes cambiar tu mentalidad de víctima y trabajar por tener una mentalidad de crecimiento. Una mentalidad de víctima te dejará anclado en que todo lo malo te pasa a ti. En cambio, una mentalidad de crecimiento te ayudará a cambiar la perspectiva y darte cuenta que con esfuerzo y buena actitud la vida puede ser un lugar mucho más agradable, aunque tengas que vivir decepciones.

Una manera de comenzar a hacer esto es cambiando tu diálogo interno. En lugar de hablar contigo mismo como si esto fuera lo peor que te pudo pasar, cambia tu lenguaje a algo más poderoso (pero aún así cierto): “Ocurrió y ahora necesito descubrir mis próximos pasos”. O “Tener decepciones es normal y esto no me va a impedir seguir hacia adelante”. O también te puede ayudar pensamientos del tipo: “ Estoy decepcionado, pero ¿quién me dice que debo quedarme en eso? Puedo hacer algo diferente ahora mismo si lo elijo”.

Si alguna vez te sorprendes diciéndote cosas negativas como: “No puedo seguir así”, permite que esas frases sean el desencadenante para esforzarte de manera voluntaria a tener una conversación más positiva contigo mismo. Si lo haces cada día, podrás darte cuenta de todos los beneficios que te otorgará en la vida.

chica decepcionada con sus resultados de carrera

¡Hazlo lo mejor que puedas con un plan!

Una vez que aceptes que en la vida puede haber muchas decepciones, entonces podrás tener la fuerza suficiente para tener un plan. Esta es una manera de avanzar cuando te sientes decepcionado o atascado en algo importante en tu vida.

No es necesario hacer grandes planes, simplemente saber qué pasos dar para sentirte mejor emocionalmente y saber que ese es el mejor camino para ti. Recuerda que a veces el mejor camino ni significa que sea el más fácil, incluso puede darte un poco de miedo… pero a la larga, será la mejor decisión tomada.

Empieza dando pasos pequeños, moviéndote con confianza en la dirección que mejor te hace sentir en un momento determinado. Así sabrás que no te estás equivocando. Establece una meta que quieras lograr y simplemente, ¡camina hacia ella! Experimentar alguna forma de logro puede enviar el mensaje a tu mente y tus emociones de que puedes hacerlo, ¡así que sigue adelante y hazlo! ¿Y qué pasa si te decepcionas de nuevo? ¡Que tendrás que aprender de la experiencia y volver a caminar!


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.