Saltar al contenido

Cómo desarrollar mejores hábitos de lectura

habitos de lectura

En un mundo donde la gente a menudo recurre para entretenerse a los videojuegos, Internet y la televisión, el desarrollo de buenos hábitos de lectura cobra cada vez mayor importancia.

Un estudio reciente encontró que la lectura de ficción mejora la función cerebral, mientras que otro estudio demuestra que puede ayudar en el desarrollo del cerebro de los niños.

Si estás tratando de conseguir que tus hijos se entusiasmen con los libros o incluso si sólo deseas leer más a menudo, aquí te dejo con algunos consejos pensados para que leas mucho más:

1) Reserva un hueco en tu día a día para leer.

Establece un horario para leer y síguelo fielmente.

Programar un tiempo para leer es crucial para la creación de hábitos de lectura positivos, especialmente para los niños.

Solo una lectura de 10 minutos al día puede aumentar la alfabetización de los niños. Establecer una rutina literaria puede ayudar a planificar con anticipación tu próximo libro.

Para reforzar este hábito, asegúrate de leer a una hora específica cada día. Por ejemplo, podrías intentar leer después de la cena o a media tarde. Mientras seas capaz de abrir un libro al menos una vez al día, puedes elegir la hora del día que más te convenga.

2) Unirse a un club de lectura.

Los programas de lectura de las bibliotecas animan a los niños a seguir hábitos de alfabetización coherentes, registrar su tiempo de lectura y recibir recompensas por sus esfuerzos.

Los niños que participan en estos programas desde la edad de 4 años a menudo siguen leyendo por placer en su edad adulta.

Para los adultos, unirse a un club de lectura no sólo ayudará a crear una comunidad literaria, sino también puede ayudar a practicar el pensamiento crítico.

3) Trata de leer el tipo de libro que te gusta.

Si realmente quieres desarrollar el hábito de la lectura, lo primero que debes hacer es encontrar los libros que te gustaría leer. Así que sugiero que comiences a probar diferentes tipos de libros.

No te guíes únicamente por los libros aclamados por la crítica. Muchos libros aclamados por la crítica resultan pesados para los lectores y requieren mucha disciplina y paciencia para acabarlos.

Para adquirir este tipo de disciplina, decántate por una lectura fácil, novelas de gran consumo y luego explora el horizonte en otros géneros. Una vez que te sobren este tipo de libros, podrás pasar a otros más complejos.

4) Aplaza el tiempo que dedicas a ver la televisión.

Seguro que tú o tus hijos pasáis demasiado tiempo viendo la televisión, enredando con los teléfonos inteligentes, jugando a los videojuegos o frente al ordenador.

Si eliminas el tiempo que dedicas a estas cosas, seguro que encuentras tiempo para leer.

No enciendas un aparato de estos hasta que hayas completado el tiempo de lectura requerido para el día. Utiliza estas tecnologías como recompensa por haber leído. Con el tiempo aprenderás también a disfrutar de la lectura.

Los beneficios de la lectura y los libros se convertirán a su vez en la recompensa. Si deseas que tus hijos lean más, puedes empezar por ti mismo y dar un ejemplo positivo sentándote a leer. Llena de libros toda la casa para recordarles que deben de leer todos los días.

Además, trata de explicar a tus hijos por qué es importante leer.

5) Profundizar en los libros.

Hablar y escribir sobre lo que estás leyendo puede ser una fuente de ideas creativas. Esto es especialmente cierto para los niños que aún son nuevos en comprensión lectora.

Si tus hijos son lectores principiantes, tratar de hacerlos partícipes en conversaciones sobre los libros que están leyendo y ayúdales a reflexionar sobre las historias para generar entusiasmo sobre su tiempo de lectura.

Para adquirir práctica a la hora de comentar libros, puedes escribir críticas en librerías online o unirte a alguna red social de libros que permita a los usuarios compartir los libros que leen y discutir sus puntos de vista con los demás.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo con tus amigos en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.