Pautas de crianza para el desarrollo socio afectivo en la infancia

desarrollo socioafectivo

El desarrollo socioemocional incluye la experiencia, la expresión y el manejo de las emociones del niño y la capacidad de establecer relaciones positivas y gratificantes con los demás. Abarca tanto los procesos intra e interpersonales.

Las características centrales del desarrollo emocional incluyen la capacidad de identificar y comprender los propios sentimientos, leer y comprender con precisión los estados emocionales en los demás, manejar las emociones fuertes y su expresión de manera constructiva, regular el propio comportamiento, desarrollar empatía por los demás… y establecer y mantener relaciones.

Emociones desde bebés

Los bebés experimentan, expresan y perciben las emociones antes de comprenderlas por completo. Al aprender a reconocer, etiquetar, administrar y comunicar sus emociones y a percibir e intentar comprender las emociones de los demás, los niños desarrollan habilidades que los conectan con la familia, los compañeros, los maestros y la comunidad.

Estas capacidades crecientes ayudan a los niños pequeños a ser competentes en la negociación de interacciones sociales cada vez más complejas, a participar eficazmente en las relaciones y actividades grupales, y a cosechar los beneficios del apoyo social crucial para el desarrollo y funcionamiento humano saludable.

desarrollo socioafectivo a una edad temprana

Desarrollo socioafectivo saludable en la infancia

El desarrollo socioafectivo saludable para bebés y niños pequeños se desarrolla en un contexto interpersonal: el de las relaciones positivas y continuas con adultos familiares y afectuosos. Los niños pequeños están particularmente en sintonía con la estimulación social y emocional. Incluso los recién nacidos parecen atender más a los estímulos que se parecen a las caras.

También prefieren las voces de sus madres a las voces de otras mujeres. A través de la crianza, los adultos apoyan las primeras experiencias de regulación emocional de los bebés. El cuidado receptivo ayuda a los bebés a comenzar a regular sus emociones y a desarrollar un sentido de previsibilidad, seguridad y capacidad de respuesta en sus entornos sociales.

Las relaciones tempranas son tan importantes para los bebés en desarrollo. En los primeros años, las relaciones educativas, estables y consistentes son la clave para un crecimiento, desarrollo y aprendizaje saludables. En otras palabras, las relaciones de alta calidad aumentan la probabilidad de resultados positivos para los niños pequeños. Las experiencias con miembros de la familia y maestros brindan una oportunidad para que los niños pequeños aprendan sobre las relaciones sociales y las emociones a través de la exploración y las interacciones predecibles.

desarrollo socioafectivo en la infancia

Emoción y cognición relacionados

La emoción y la cognición son procesos profundamente interrelacionados. Los mecanismos neuronales que subyacen a la regulación emocional pueden ser los mismos que los procesos cognitivos subyacentes. La emoción y la cognición trabajan juntas, informando conjuntamente las impresiones del niño sobre las situaciones y el comportamiento influyente.

La mayor parte del aprendizaje en los primeros años se produce en el contexto de los apoyos emocionales. Las ricas interpenetraciones de emociones y cogniciones establecen los principales guiones psíquicos para la vida de cada niño. Juntos, la emoción y la cognición contribuyen a los procesos de atención, la toma de decisiones y el aprendizaje. Además, los procesos cognitivos, tales como la toma de decisiones, se ven afectadas por la emoción.

Las estructuras cerebrales involucradas en los circuitos neuronales de la cognición influyen en la emoción y viceversa. Las emociones y los comportamientos sociales afectan la capacidad del niño pequeño para persistir en actividades orientadas a objetivos, buscar ayuda cuando sea necesaria y participar y beneficiarse de las relaciones.

Los niños pequeños que exhiben un ajuste social, emocional y conductual saludable tienen más probabilidades de tener un buen rendimiento académico en la escuela primaria.

Interacciones con adultos

Las interacciones con adultos son una parte frecuente y regular de la vida diaria de los bebés. Se ha demostrado que los bebés de hasta tres meses de edad pueden discriminar entre los rostros de adultos desconocidos. Las bases que describen las interacciones con adultos y las relaciones con adultos están interrelacionadas. En conjunto, dan una imagen del desarrollo social y emocional saludable que se basa en un entorno social de apoyo establecido por los adultos.

desarrollo socioafectivo en la escuela

Los niños desarrollan la capacidad de responder a los adultos y comprometerse con ellos primero a través de interacciones predecibles en relaciones cercanas con los padres u otros adultos afectuosos en casa y fuera de casa. Los niños usan y desarrollan las habilidades aprendidas a través de relaciones cercanas para interactuar con adultos menos familiares en sus vidas. Al interactuar con adultos, aprenden sobre habilidades sociales y emocionales.

Estas interacciones forman la base de las relaciones que se establecen entre maestros y niños en el aula o en el hogar y están relacionadas con el estado de desarrollo de los niños. La forma en que los maestros interactúan con los niños es el corazón de la educación de la primera infancia.

Relaciones con adultos

Las relaciones cercanas con adultos que brindan un cuidado constante fortalecen la capacidad de los niños para aprender y desarrollarse. Además, las relaciones con los padres, otros miembros de la familia, cuidadores y maestros proporcionan el contexto clave para el desarrollo socioemocional de los bebés.

Estas relaciones especiales influyen en el sentido emergente del yo y la comprensión de los demás. Los bebés usan las relaciones con los adultos de muchas maneras: para asegurarse de que están seguros, para ayudar a aliviar la angustia, para ayudar con la regulación de las emociones y para la aprobación social o el estímulo. Establecer relaciones cercanas con los adultos está relacionado con la seguridad emocional de los niños, el sentido de sí mismos y la comprensión evolutiva del mundo que los rodea.

Todo lo comentado hasta aquí, también va acompañado con el reconocimiento de la propia identidad, con el aprendizaje de diversas habilidades, con la relación entre iguales de los niños, con el desarrollo de la empatía y la asertividad para mantener buenas relaciones interpersonales, la regulación emocional para tener un buen equilibrio mental, el control de impulsos o el entendimiento social… todo esto ayudará a tener un buen desarrollo socioafectivo en los niños desde la primera infancia, y donde los padres y los adultos tienen el papel primordial en todo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.