Desconectó de todo durante 1 semana y esto es lo que pasó

Chris Myers, el CEO y cofundador de BodeTree.com, se encontraba cansado, frustrado y desmotivado de las responsabilidades que le acarreaba su puesto de trabajo así que se propuso seriamente apartarse completamente de su trabajo durante una semana.

¿Creéis que lo logró?

Muchas personas en el mundo desearían no tener que depender de sus trabajos para poder vivir dignamente. Sin embargo, cada mañana se levantan a la misma hora para ver las mismas personas y aguantar en sus puestos de trabajo durante interminables horas haciendo las mismas tareas una y otra vez.

También existen ese tipo de personas que seguirían en sus puestos de trabajo aunque ganasen miles de millones en la lotería. Quizás haya personas que no puedan entender esto pero hay gente que siente pasión por su trabajo y no lo abandonarían por una vida de relax tumbados en una hamaca frente al mar. ¿Son estas personas adictas a su trabajo?

Muchos son incapaces de renunciar a sus obligaciones laborales y dedicar más tiempo a su vida familiar o social. Son incapaces de relajarse y olvidarse de sus responsabilidades laborales; se ecuentran perdidos si se desentienden de su trabajo.

Eso es lo que le pasó a Chris Myers cuando se encontró agotado y estresado a causa de sus obligaciones y decidió abandonar durante una semana sus responsabilidades laborales.

“Existen muchas pruebas que confirman que las personas que consiguen desconectar de su trabajo tienen una mayor sentimiento de bienestar emocional; se encuentran más saludables y realizan sus tareas de una manera más productiva que sus compañeros estresados”, explicó Chris Myers en la revista ‘Forbes‘.

Antes de su desconexión laboral, Myers se propuso una serie de objetivos. No se trataba de no hacer nada durante 7 días. Tenía fijadas una serie de metas que quería cumplir: no mirar ni el móvil ni usar el ordenador, buscar nuevos hobbys diferentes de su trabajo y no escribir nada: “Quería descansar de escribir ya que estaba bloqueado como escritor y quería reconectar con aquello a lo que amo”.

Cuando ya fijó las reglas que debía tener su retiro, decidió cambiar de aires para evitar tentaciones no fuera a ser que empezara a trabajar sin darse cuenta. ¿Qué es lo que hizo? Se fue a Hawái con su familia. ¿Qué creéis que ocurrió?

Meta 1: Olvidarse de cualquier aparato tecnológico.

“Como ya preveía, olvidarme de cualquier aparato tecnológico fue lo más duro que tuve que aguantar. Me paso todo el día pegado al móvil y a mi táblet, solo pensar que no los iba a usar me daba miedo”, declaró. Guardó sus dispositivos electronicos en una caja fuerte y se distrajo con los bellos paisajes de la isla en la que se encontraba.

“No podía dejar de pensar en lo que estaría sucediendo en mi oficina, pero lo superé diciéndome a mí mismo que lo podía lograr”, rememora. Pensó que se sentiría ansioso pero descubrió que su mente se encontraba cada vez más libre: “No hacer caso del teléfono me ayudaba a centrarme en el presente y de disfrutar cada momento”.

Escapar de toda esta tecnología le obligaba a centrarse totalmente en lo que hacía. No había distracciones de por medio. Se propuso que cuando regresara desconectaría su teléfono durante 2 horas cada día para poder concentrarse mejor en su trabajo empresarial.

Meta 2: Buscando nuevos hobbys.

A pesar de estar rodeado de un entorno paradisíaco, Chris Myers decidió olvidarse de bañarse en ese mar precioso y de pasarse el día probando deliciosos cócteles tropicales. Por el contrario, prefirió zamullirse en los libros:Era curioso. A medida que iba leyendo, mi mente no dejaba de producir ideas asombrosas para aplicar a mi trabajo”, declaró lleno de emoción. No sé qué hubiera pasado si me hubiera ido a hacer submarinismo, no sé si allí, debajo del agua, habría encontrado esas ideas tan ingeniosas.

Meta 3: No escribir nada.

Antes de tomarse este período sabático, Myers ya tenía problemas para escribir de manera constante artículos. La inspiración le había abandonado y esto lo llevaba muy mal. No obstante, parece que ese entorno paradisíaco le devolvió dicha inspiración y su mente se llenó de muchas columnas editoriales: “Mi mente necesitaba un descanso. Ya no tenía esa presión diaria sobre decidir qué escribir. Esta presión me tenía bloqueado. Sin embargo, en Hawái, ese bloqueo desapareció y en mi mente fluian ideas sobre qué escribir”.

¿Se podría decir “Prueba superada”?

Myers regresó a su oficina con energías renovadas pero pronto se le acabó dicha energía: Supongo que esa relajación es beneficiosa a largo plazo. No es tan sencillo como darle a un interruptor, desconectar y a los 7 días volverlo a encender. Es necesario más tiempo para ver los efectos beneficiosos”.

Siempre se ha dicho que después de unas vacaciones necesitamos un período de adaptación para volver al trabajo. Myers seguramente hubiera necesitado un período de adaptación antes de zambullirse de nuevo en vorágine laboral.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.