¿Es destino o casualidad? 40 frases que te harán pensar en esto

Hay personas que piensan que el destino ya está escrito cuando nacemos. Que las cosas que pasan es porque tienen que pasar, la vida tiene un orden que nadie puede controlar. No hay decisiones que no estén ya de algún modo, premeditadas en el destino. Todo ocurre por algo…

Aunque por otra parte, también hay quienes piensan que la vida es caótica y por tanto impredecible. Esto significa que todo lo que ocurre lo hace por casualidad, que las decisiones que tomamos son las que nos mueven por la vida.

El destino

El destino es el lugar al que nos dirigimos en la vida, sin elección. Es como si el futuro ya estuviera escrito o marcado por algún tipo de fuerza sobrenatural. Por lo que el paso en la vida de cada uno es simplemente esperar a que ese destino llegue.

Dentro del destino, hay quienes piensan que es una persona quien se lo construye diariamente, con las acciones y la dirección que se toman. Las decisiones nos llevan por el camino que escogemos dentro de nuestro propio destino.

La casualidad

La causalidad en cambio es algo que sucede de manera fortuita. Si vas a ver a tu hermano a su casa es intencional pero si te lo encuentras haciendo la compra en el supermercado es casualidad. La casualidad es una combinación fortuita de lo que sucede y de las circunstancias. Para entenderlo mejor: si conociste a tu pareja en un restaurante, el encuentro fue causalidad pero el tener hambre para ir a un restaurante a comer son las circunstancias.

Frases de destino o casualidad

A continuación vamos a mostrarte diferentes frases de destino o casualidad para que de esta manera, seas más consciente de estos pensamientos de la vida. ¿Eres de los que piensan que el destino ya está escrito o de que las casualidad y las propias decisiones son los que conforman la vida de cualquiera?

De cualquier modo, lo que sí está claro es que es muy importante vivir el presente, disfrutar de la vida ahora porque nunca se sabe (o al menos no sabemos) lo que ocurrirá mañana. Esté escrito o no el destino, ¡la vida está hecha para vivirla!

  1. El destino está escrito por ti y tus elecciones.
  2. No creo en el destino. Creo en las señales.
  3. El único destino del cual estamos realmente seguros, es el de la muerte.
  4. A veces uno realiza un hallazgo cuando no lo está buscando.
  5. Hay quienes creen que el destino descansa en las rodillas de los dioses, pero la verdad es que trabaja, como un desafío candente, sobre las conciencias de los hombres
  6. Nada sucede por casualidad. Es una cuestión de acumulación de información y experiencias.
  7. La casualidad es un desenlace, pero no una explicación.
  8. El reparto de talentos siempre fue arbitrario, a nadie le dieron a elegir.
  9. La ciencia no me interesa. Ignora el sueño, el azar, la risa, el sentimiento y la contradicción, cosas que me son preciosas.
  10. Estrecha la cuerda que separa la casualidad del destino.
  11. Si no encuentras tu camino, háztelo.
  12. Tus creencias se convierten en tus pensamientos, tus pensamientos se convierten en tus palabras, tus palabras se convierten en tus acciones, tus acciones se convierten en tus hábitos, tus hábitos se convierten en tus valores, tus valores se convierten en tu destino.
  13. Yo no creo en el destino, para mi el destino no existe, yo creo en lo inevitable pero no en eso que llaman destino, no puede ser que todo lo que hago es un burdo juego al azar.
  14. Cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca un desafío para probar nuestro coraje y voluntad de cambio; en ese momento, no tiene sentido fingir que no ha ocurrido nada o decir que aún no estamos preparados. El desafío no esperará. La vida no mira hacia atrás. Una semana es tiempo más que suficiente para decidir si aceptamos o no nuestro destino.
  15. El destino no está escrito, tú me ayudas a escribirlo y tú me ayudas a acabarlo.
  16. Las decisiones que tomas son la pluma con la que escribes tu destino.
  17. Los dos mayores tiranos del mundo: la casualidad y el tiempo.
  18. Mucho amor germina en la casualidad; tened siempre dispuesto el anzuelo, y en el sitio que menos lo esperáis encontraréis pesca.
  19. Si no esperas lo inesperado no lo reconocerás cuando llegue.
  20. El amor es una enfermedad inevitable, dolorosa y fortuita.
  21. Todos estamos aquí por casualidad; ríe todo lo que puedas.
  22. No creo en la casualidad ni en la necesidad. Mi voluntad es el destino.
  23. Mucho puede la casualidad en nuestra vida, porque vivimos por casualidad.
  24. Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.
  25. Es en los momentos de decisión que tu destino se forma.
  26. El hombre debe elegir, no aceptar su destino.
  27. Tu destino está en ti mismo, no en tu nombre.
  28. En la vida, los destinos están casi siempre separados: quienes comprenden no son los ejecutores, y quienes actúan no comprenden.
  29. Recuerda esto: nada está escrito en las estrellas. Ni en éstas, ni en ningunas otras. Nadie controla su destino.
  30. Cada hombre tiene su propio destino: el único imperativo es seguirlo, aceptarlo, no importa a dónde lo lleve.
  31. Siempre hay que tomar riesgos. Ese es nuestro destino.
  32. Tienes que confiar en algo: tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Esta perspectiva nunca me ha decepcionado, y ha hecho toda la diferencia en mi vida.
  33. El destino no es una cuestión de azar. Es una cuestión de elección. No es algo que debe ser esperado, es algo que debe ser alcanzado.
  34. Sólo por la alegría y el dolor una persona conoce algo acerca de sí mismo y su destino. Aprenden qué hacer y qué evitar.
  35. Estamos destinados a inventar nuestro destino, sin segundas oportunidades. Por eso los hombres nos equivocamos y nos defraudamos, y cometemos atrocidades, pero también, gracias a eso, podemos transformar nuestra vida, inventar sus contenidos.
  36. Lo que manifestamos está ante nosotros; somos los creadores de nuestro propio destino. Sea a través de la intención o la ignorancia, nuestros éxitos y nuestros fracasos han sido provocados por nada menos que nosotros mismos.
  37. Es algo sabido que la vida no está predeterminada y que todas las historias son una cadena de casualidades.
  38. La casualidad no sonríe al que la desea, sino al que se la merece.
  39. La palabra casualidad carece de sentido, y fue inventada no más que para expresar la ignorancia humana sobre ciertas cosas. La vida, en su progresivo desarrollo, revela un designio inteligente.
  40. Lo que llamamos casualidad no es más que ignorancia de las leyes físicas.

Sé el primero en comentar