Características y diferencias entre contrato y convenio

Basándose el contexto y el marco en el que se desarrollen, se puede conocer las diferencias de los convenios los contratos que existen, debido a que uno se constata en la parte jurídica, mientras que el otro puede ser a nivel interpersonal.

Los contratos y los convenios forman parte de la vida cotidiana de las personas, en todos los términos ya que estos son necesarios para legar a acuerdos que busquen un bien común para los involucrados, bien sea con características legales o no.

¿Qué son los convenios y los contratos?

Convenios

Son acuerdos cuyas normativas y regulaciones son pautadas fuera del marco jurídico en muchas ocasiones, debido a que existen convenios de gran carácter los cuales se pueden tomar con la importancia o el peso de un contrato.

Los convenios se pueden observar en el día a día, ya que las personas suelen practicarlos para definir términos con respecto a una actividad que requiera el esfuerzo mutuo de su realización, un ejemplo de estos puede ser la frase “si tú me ayudas, yo te ayudo” refiriéndose a que se tiene una actividad pendiente de la cual se obtiene un beneficio al tener el apoyo físico o cognitivo de otra persona, la cual también requiere de ayuda en una actividad de su responsabilidad.

Existen convenios entre academias, institutos y estados, los cuales pueden tener cierta relevancia jurídica, debido a la importante e los mismos, como los convenios de comercio, por poner un ejemplo.

Cabe destacar que los convenios por lo general son propuestos de manera oral, entre dos o varias personas.

Contrato

Los contratos son acuerdos firmados por los participantes, que a su vez deben ser con carácter obligatorio, escritos, por la razón de que estos documentos son estrictamente legales. Existen diferentes tipos de contrato, como a su vez este está compuesto de diferentes partes que lo estructuran.

Estos se pueden observar con regularidad, a la hora de participar en un grupo de trabajo en una empresa, se suele firmar un contrato para poder ejercer las labores en ella, ya que se tiene que establecer los términos y condiciones, evitando así malos entendidos en un futuro, que puedan implicar un proceso legal.

Tipos de contrato

Estos documentos pueden clasificarse según la manera en que está plasmada la información de este y también de acuerdo a las obligaciones que tengan las partes.

Sin un contrato especifica y aclara todos sus términos, se le llama explicito, pero cuando no son completamente detallados, que esto es debido a la decisión de alguna de las dos partes, se le llama implícito.

Con respecto a las obligaciones se habla de contrato bilateral cuando ambas partes cumplen funciones importantes y los contratos unilaterales que van dirigidos únicamente a una parte, la cual debe cumplir con lo propuesto por el mismo.

En términos laborales existen una gran cantidad de contratos que dependen de la necesidad de la empresa de un servicio prestado por alguna persona, los cuales pueden ser, temporales, de prueba, indefinidos e incluso tácitos que son prácticamente convenios ya que son de manera oral.

Partes de un contrato

Los contratos deben seguir las regulaciones legales establecidas en el país donde este se lleve a cabo, consiguiendo así una perfecta estructuración del mismo, debido a que si está mal elaborado, o alguna de las partes no cumple con los requisitos necesarios, el mismo se puede ver cancelado.

  • Participantes o firmantes: los involucrados en los términos del contrato deben ser personas legalmente estables hablando en términos psicológicos y mentales, no deben ser personas dependientes de sustancias como las drogas o el alcohol, o en su defecto adictas, y también deben cumplir con el principal requisito que es el de tener la mayoría de edad establecida en el estado donde se realice.
  • Propuesta: es la expresión de la voluntad de una de las partes, que puede ser descrita de manera escrita siendo parafraseada por la persona que desee establecer el contrato, siempre y cuando esta cumpla con los términos descritos anteriormente, es decir que no tenga problemas psicológicos, de agresividad o que sea adicto a una sustancia dañina.
  • Razón: u objetivo del contrato, esta debe de estar al igual dentro de los parámetros estipulados por las leyes del estado, ya que no se pueden establecer contrataciones o acuerdos ilícitos que impliquen el desorden social, la muerte de individuos o robos.
  • Motivo: es la causa por la cual se lleva a cabo tal documento, la cual debe ser completamente licita, y debe de tener el consentimiento de ambas partes, en caso de que el contrato sea firmado por supuesto.
  • Estructura: es la forma en la que se dicta dicho contrato, la cual no obligatoriamente debe ser escrita, ya que existen algunos de estos los cuales se realizaron de manera oral, pero que no es muy recomendable.

Al momento realizar un contrato también se puede contratar a un abogado redactor, el cual transcribirá lo expresado por la persona que desee hacer el documento, dándole un contexto legal al mismo.

Diferencias entre los convenios y los contratos

Se puede observar la similitud entre los dos, debido a que ambos son acuerdos entre dos o más personas, pero poseen características distintas cuando se profundiza más en el tema, algunas de las diferencias entre contrato y convenio son:

  1. El convenio es únicamente un acuerdo entre dos personas que normalmente es hablado y pactado con algunos términos descritos por los mismos, mientras que los contratos entran en un marco legal.
  2. Los contratos poseen una estructura igual a la de cualquier documento escrito, llevando titulo, desarrollo del tema, entre otras cosas, en cambio los convenios al ser prácticamente improvisados, no es necesario que les aplique un orden.
  3. El no cumplimiento de un contrato puede ser penado por la ley provocando la aplicación de sanciones económicas, mejor conocidas como multas, e inclusa podrían privar de libertad, dependiendo de lo grave que sea el caso.
  4. Los convenios suelen ser acuerdos orales, y los contratos aunque existen algunos hablados, suelen ser de carácter literal, es decir documentos escritos.
  5. Los convenios pueden realizarse con personas de cualquier edad o condición, ya que estos no tienen parámetros para concretarse, por otra parte los contratos al ser de carácter legal, tienen parámetros establecidos por el estado, por lo que cualquier participante en un contrato debe ser mayor de edad y estar óptimo en cuestiones de psicología.
  6. Los convenios pueden surgir de cualquier acontecimiento como un acuerdo entre dos niños para el préstamo de un videojuego, en cambio los contratos se practican en ámbitos laborales, de compraventa, entre otras cosas.

Se debe tener en cuenta las diferencias entre los convenios y los contratos, ya que al ser muy comunes en la sociedad, se pueden vivir en cualquier momento una situación que conlleve a la firma de un contrato, como lo es encontrar trabajo, o simplemente acordar un convenio con una amistad, un conocido o incluso un familiar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.