Conoce las principales diferencias entre ética y moral

En la sociedad se puede observar como las personas consideran que la ética y la moral son sinónimos, y que por lo tanto ambas implican prácticamente lo mismo, pero la realidad de esto es que entre ambas existen varias diferencias que una vez conocidas se puede entender que a pesar de que los conceptos sean un poco parecidos, implican cosas un poco distintas.

Se puede decir que la ética es el camino que las mismas personas eligen llevar con respecto a su comportamiento y lo que está bien y lo que no, pero en cambio la moral son normas establecidas por la sociedad que son inculcadas en las personas desde pequeñas, que incluso pueden llegar a tomarse como comportamientos a los cuales se debe seguir como si fueran una doctrina.

En éste apartado se dará a conocer los conceptos explícitos de cada palabra y lo que cada una implica de manera detallada, así como se mostrarán las diferencias más sobresalientes que pueden existir entre ambas.

Definición de ética y moral

Para poder comprender cómo se diferencian estos dos conceptos se tiene que comenzar desde la raíz, que en éste caso vendría siendo el significado de ambas palabras, para poder tener consciencia del tema que se está tratando.

Ética

El concepto data de la época de la antigua Grecia en los tiempos de Aristóteles y de los grandes pensadores filósofos, y es que el concepto en general de lo que ética implica es el estudio de lo que son los comportamientos virtuosos o que hacen el bien, por sobre los que están mal.

En realidad a la ética se le considera como una disciplina que estudia los comportamientos, aunque también se puede describir como las actitudes que un individuo decide tomar en su vida por sobre lo impuesto de manera social, o descrito en otras palabras las morales.

La  ética trasciende de la cultura en la que el individuo esté habituado, ya que como se ha dicho son los comportamientos y actitudes que él mismo ha decidido llevar en su vida por cuenta propia.

Moral

La moral a diferencia de la ética es un comportamiento que va inculcado en el ser humano desde el momento en el que nace por la presión social, debido a que éstas conductas nacieron gracias a los comienzos de la civilización y más que todo en el preciso momento en el que los seres humanos empezaron a habitar en grupos grandes, lo que hoy es conocido como sociedad, puesto a que la única manera de que se mantuviera la estabilidad y tranquilidad era mediante la imposición de normativas que todos debían seguir.

Entonces se puede determinar que la moral son aquellas normas y conductas que son inculcadas a los seres humanos como una costumbre para que desde una temprana edad puedan tener conciencia de las normativas establecidas en el marco de lo que es legar y sean personas con valores positivos.

Durante la evolución de la sociedad en todos los sentidos la moral ha tenido cambios realmente notorios, puesto a que los niveles de población han crecido, y en el tiempo que el ser humano lleva conviviendo en grupos grandes se han podido observar y escribir historias realmente perturbadoras de acciones en contra de la vida misma que se tratan de evitar cada vez más.

Las principales diferencias entre ética y moral

Una vez conocidos los conceptos de ética y moral y lo que éstas implican por separado ya se puede empezar a conocer cuáles son las diferencias más notorias que existen entre ambas. Se puede observar en los conceptos que existe cierto parecido entre ambos conceptos pero que a la vez implican cosas totalmente distintas.

Capacidad de elegir

De todas las diferencias que se pueden conseguir entre la ética y moral una de las más importantes es la capacidad que puede tener el individuo para elegir si seguir las normas o no.

En el caso de la ética se puede observar en su propio concepto que éstas son normas que el mismo individuo debe elegir por su cuenta, ya que son pensares propios de la persona, mientras que cuando se habla de la moral son normas establecidas por la sociedad, y desde muy pequeños son inculcadas hasta por los mismos padres, por lo que la moral son comportamientos que el individuo no elige, sino que le exigen seguir.

Universalidad

Cuando se habla de universalidad se quiere referir a cuando ciertas conductas buscan trascender los límites o si simplemente se mantienen hasta cierto punto.

La moral no es universal, puesto a que ésta depende de cada sociedad y se ha podido demostrar que dependiendo de la sociedad, región y país la moral puede cambiar por completo a pesar de que tengan cierto parecido con algunas otras partes.

Le ética busca ser universal, ya que son actitudes y normativas que se establecen individualmente, pero que pueden trascender los límites de fronteras y de lejanías. Un claro ejemplo de esto es la ética profesional, ya que sin importar el lugar del mundo los profesionales en su campo deberán tener las mismas normativas para poder sobresalir entre los demás, aunque siguen sin ser obligatorias.

Momento en el que se aplica

El contexto y la situación en el que ambas son utilizadas suelen ser distintos, ya que la moral suele ser utilizada a diario en todos lados debido a que son normativas impuestas por la sociedad, mientras que la ética va más en el campo profesional y laboral.

Por lo tanto se puede decir que la mora es más utilizada en el ámbito práctico ya que se debe utilizar a diario, mientras que la ética es un poco más teórica y compleja ya que su uso es mucho más profesional y singular.

Influencia

La ética como ya se conoce son actos totalmente voluntarios y conscientes de cada individuo, por lo que se debe seguir alguna influencia para poder elegirlos, mientras que la moral son normativas que prácticamente se nos inculcan de manera inconsciente por lo que es un proceso totalmente involuntario e influenciado desde una temprana edad.

Interés

La ética es una disciplina que es tomada por cada individuo de manera distinta por lo que se puede denominar como estática a la cual no le influyen ni la cambian los pensamientos de la sociedad ni las normativas impuestas por la misma, a las cuales se les denomina como moral.

La moral es más descriptiva, en cambio la ética es normativa por lo que ésta intenta comprender y aceptar los comportamientos correctos, o por lo menos los que el individuo cree que lo son, mientras que la moral solo se lleva por los impuestos por la sociedad sin que nada ni nadie los pueda cambiar.

La moral es aplicada debido a que son comportamientos y normas que se inculcan desde el nacimiento hasta el desarrollo de las personas con el fin de que puedan coexistir con las demás personas en el entorno social en el que vivirán, mientras que la ética es estática, y ésta solo se guía por el pensar de cada individuo pudiendo cambiar si lo amerita.

Providencia

Ya para éste punto se debe comprender que la ética es la manera de actuar y de comportarse que cada individuo decide por voluntad propia seguir sin importar los valores o la moral de la sociedad en la que se haya criado, por lo que ésta proviene del mismo pensar de la persona forjándose a partir de sus propios pensamientos, mientras que la moral es más grupal debido a que es pasada de generación en generación.

La ética ha llegado a niveles tan altos que incluso a trascendido y llegado a convertirse en moral, varios ejemplos de esto se pueden ver en las religiones que cuando comenzaron eran simples pensares individuales pero a medida que iban ganando adeptos se fueron convirtiendo en disciplinas sociales que varias personas seguían sin importar sus antiguas creencias inculcandoles las mismas a sus hijos, pasando a convertirse en moral.

Se puede decir que son muy diferentes ambas palabras cuando se profundiza un poco más en sus conceptos pero a la vez tienen muchas similitudes, ya que en las dos ocasiones se busca que los individuos tengan el mejor comportamiento posible ante las situaciones de la vida, ya sea en lo social, en lo laboral o lo profesional.

Cada persona es libre de elegir como se quiere comportar, aunque la moral que es inculcada desde niños suele ser de gran influencia, ya que al tener ciertos principios de comportamiento


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.