Qué significa cuando un niño tiene disfasia infantil

madre e hijo con disfasia

La disfasia es un trastorno persistente y específico del lenguaje que afecta la comprensión y expresión del lenguaje del niño. Si bien las causas de este trastorno del lenguaje no se saben ciertamente, se piensa que pueden haber diferencias genéticas y neurológicas en los cerebros de niños disfásicos, que podrían ser la fuente de sus dificultades.

Sin embargo, hay un acuerdo general en un punto: la disfasia no tiene nada que ver con la falta de estimulación, sordera u otras discapacidades intelectuales o retrasos. En la mayoría de los casos, los niños con disfasia tienen una inteligencia normal y muestran entusiasmo en su deseo de comunicarse. Las consecuencias de este trastorno generalmente se extenderán a otras esferas de sus vidas porque su dificultad para comprender y ser entendido generará mucha frustración.

En aproximadamente la mitad de los casos, cuando los niños muestran un retraso en sus habilidades de lenguaje hablado o expresivo, la situación se resuelve naturalmente y comenzarán a hablar de manera espontánea entre los dos o tres años. Nos referimos a estos niños como “conversadores tardíos”. Sin embargo, para la otra mitad, el trastorno persistirá, a veces después de los 6 años a pesar del apoyo y los recursos adecuados. Esto es cuando la disfasia es la causa probable del trastorno del lenguaje.

nene con disfasia

Señales de disfasia infantil

Como en cualquier otro trastorno, en la disfasia existen algunas señales comunes que harán que salten las alarmas para llegar a un niño a un profesional. En la disfasia receptiva (perjudica la comprensión y el significado del lenguaje) las señales más evidentes en niños pequeños son:

  • Comprensión limitada del lenguaje hablado
  • Dificultad para entender palabras abstractas
  • Dificultad para comprender palabras de preguntas y distinguirlas (por ejemplo: qué, quién, cuándo, dónde, por qué, etc.)
  • Dificultad para comprender oraciones largas y / o complejas (significativas)
  • Comprender las expresiones literalmente en lugar de en sentido figurado

En cuanto al lenguaje expresivo, que en caso de tener disfasia infantil perjudica la producción del habla, las señales más evidentes son las siguientes:

  • Dificultad para formar y articular palabras (palabras mezcladas)
  • Problemas para encontrar las palabras correctas al comunicarse
  • Uso excesivo de palabras o frases de relleno (por ejemplo: “cosa” o “ese tipo de cosas”)
  • Impresión de que el niño habla un idioma extranjero
  • Secuencia gramatical incorrecta (palabras en el orden incorrecto)
  • Habla vacilante con pausas frecuentes
  • Dificultad para describir un concepto o idea verbalmente
  • “Telegrafía”: también se puede exhibir la omisión de artículos y conjunciones

En todos los casos, es muy importante la detección temprana, porque de esa manera el niño o la niña podrá tener una atención adecuada por parte de los profesionales necesarios para mejorar la condición.

tratamiento disfasia infantil

Cómo afecta la disfasia a un niño

De todos los impedimentos conocidos del habla y el lenguaje, a menudo se dice que la disfasia es el trastorno de aprendizaje más común, a menudo asociado con un comportamiento difícil. El niño se frustrará ya que su dificultad para articular palabras o su capacidad para pronunciar oraciones coherentes dificulta que los padres entiendan lo que él o ella está tratando de decir. Este no es un simple problema del habla, sino que afecta la comunicación en todos los niveles.

Dada su frustración por no ser entendidos, estos niños recurrirán a otros medios de expresión que pueden manifestarse en forma de berrinches o comportamiento agresivo, como gritar, llorar o golpear. Tienen tendencia a dejar de tratar de comunicarse y se retraen. A menudo sienten soledad y desarrollan baja autoestima.  Los padres que perciben un retraso o anomalía en el desarrollo del habla de sus hijos deben comunicarse con un pediatra, quien los derivará a un terapeuta del habla.

Diagnostico y tratamiento

En el caso de que los padres o el maestro de un niño sospechen de disfasia, el mejor curso de acción es reunirse con un terapeuta del habla. Este es el profesional que puede evaluar el trastorno del niño y proporcionar un tratamiento para los trastornos del habla y el lenguaje expresivos y receptivos.

Artículo relacionado:
Trastorno específico del lenguaje

Es necesario tener en cuenta que cuanto antes se diagnostique a un niño, mejores serán los resultados y sus posibilidades de progreso escolar regular y rendimiento académico. Entonces, si bien la disfasia se puede diagnosticar a la edad de 5 años, un terapeuta del habla calificado puede comenzar a trabajar con un niño de tan solo 3 años para minimizar los efectos del deterioro del habla.

disfasia infantil

Una vez diagnosticados, las dificultades del niño se identifican y se pueden entender mejor, lo que permite a los padres ofrecer el apoyo adecuado y manejar mejor la situación, ya que la disfasia a menudo afecta las relaciones familiares.

Sin embargo, la única forma adecuada de tratar este trastorno sigue siendo ir a un especialista y la eficiencia de sus intervenciones dependerá principalmente de:

  • La severidad del desorden inicial
  • Qué tan temprano fue diagnosticado
  • La eficiencia de la terapia
  • El apoyo familiar
  • La presencia y gravedad de futuros problemas relacionados con el trastorno

Una intervención temprana no solo es beneficiosa para el niño, sino también para los padres, ya que son participantes centrales en la educación y el tratamiento del niño. El niño puede transmitir lo que ha aprendido o cualquier progreso realizado en el hogar. Unirse a un grupo de apoyo también puede ser útil para los padres ya que aprenderán de otras personas que están pasando por lo mismo. Los miembros de estos grupos a menudo serán profesionales y padres en la misma situación que pueden ofrecer apoyo, información y asesoramiento.

Finalmente, es necesario tener en cuenta que la clave del éxito es el trabajo en equipo: la familia, la escuela y el logopeda deben trabajar juntos para que se puedan tomar las medidas apropiadas para favorecer el progreso académico y la integración social del niño en la escuela. Es posible que debas implementarte un plan de intervención personalizado para tener mejores posibilidades de éxito.

Una vez tenido todo esto en cuenta, es buena idea que si los padres piensan que su hijo tiene disfrasia infantil, acudan a un especialista para que le saque de dudas y le evalúe,

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.