Saltar al contenido

¿Dónde se encuentra el talento?

Dónde se encuentra el talento
Existe un aislador neural llamado mielina que algunos neurólogos consideran el santo grial de la adquisición de habilidades y la génesis del talento. He aquí la razón: toda habilidad humana, ya sea jugar al béisbol o interpretar a Bach, proviene de una cadena de fibras nerviosas que transmite un diminuto impulso eléctrico, básicamente una señal, que viaja a través de un circuito.

La mielina rodea esas fibras nerviosas del mismo modo en que un aislamiento de goma envuelve un alambre de cobre: hace que la señal sea más veloz y fuerte porque impide que se escapen los impulsos eléctricos. Cuando encendemos nuestros circuitos de la manera correcta (cuando practicamos el tenis o tocamos esa nota), nuestra mielina responde cubriendo el circuito neural y añadiendo, en cada nueva capa, un poco más de habilidad y velocidad (el talento empieza a forjarse). Cuanto más gruesa sea la capa de mielina, mayor será su capa de aislamiento, de manera que nuestros movimientos y pensamientos se volverán más veloces y precisos.

¿Por qué es importante la mielina en el talento?

La mielina es importante para desarrollar el talento por varias razones:

1) Es universal, todo el mundo puede cultivarla, de un modo más rápido en la infancia, pero también a lo largo de toda la vida.

2) Es indiscriminada, su crecimiento permite toda clase de habilidades.

3) Es imperceptible, no podemos verla ni sentirla; podemos percibir su incremento sólo a través de sus efectos aparentemente mágicos.

4) Nos proporciona un modelo nuevo y vívido para entender la habilidad y el talento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.