Echar de menos: ¿por qué ocurre?

Las personas podemos echar de menos a personas, animales, lugares o cosas, pero es un sentimiento que nos recorre todo nuestro interior y que no podemos hacer nada por evitarlo. La nostalgia nos puede hacer sentir tristes o con esperanza de que en un futuro podamos estar con esas personas que más queremos. No se puede negar que todos, en algún momento de nuestras vidas hemos echado de menos.

Es un sentimiento que se conoce desde bien temprana edad, al despedirnos de alguien a quien queremos, cuando queremos volver a un lugar que nos hace sentir reconfortado, etc. Quizá no vivas en tu ciudad natal y cada vez que la visitas y te marchas sientes esa sensación de extrañar que no puedes evitar. Puedes extrañar la ciudad, pero echarás de menos también a todo lo que se queda en ella, como familiares o amigos.

¿Por qué echamos de menos?

Siempre nos preguntamos que al echar de menos a alguien, algo, un lugar, ¿es porque amamos esas cosas? Digamos que cuando extrañamos a una persona, ¿seguimos peleando con nosotros mismos por la razón de extrañar a esa persona? En algún momento también echamos de menos a personas que odiamos. Muchas veces extrañamos a las personas con las que no tenemos una buena relación.

Artículo relacionado:
45 frases de nostalgia que te harán mirar al pasado

Extrañamos a alguien especial cuando estamos enamorados de esa persona o simplemente cuando tenemos una relación muy especial con esa persona como unos padres o unos hermanos. Esa persona siempre está con nosotros cuando necesitamos a alguien en quien apoyarnos.

ser social y solitario

Cualquiera que sea la razón, es una sensación muy agradable extrañar a alguien, un lugar o decir una ciudad. Seguimos pensando en esa persona, los buenos recuerdos del lugar que extrañamos. Pero cuando el echar de menos se convierte en un dolor emocional, entonces será necesario canalizar ese sentimiento para que no nos abrume demasiado.

Mucha gente siente que es el peor sentimiento extrañar a alguien, pero también hay quienes lo sienten como un dulce dolor, porque echar de menos significa que se tiene o se tuve un enlace emocional estrecho con esa persona o lugar al que se echa de menos.  Es necesario vivir el presente junto con las personas que más queremos porque ellas son las que nos llenan de vida. Disfrutar el momento en un lugar, respirando el aire que nos rodea y observando la naturaleza. Siempre trata de apreciar los buenos momentos y seguramente te hará sonreír.

Artículo relacionado:
Cómo superar la soledad

Otra cosa que la gente hace es ocultar sus sentimientos frente a la persona que están perdiendo. Debemos mantener nuestro ego a un lado y transmitir nuestros sentimientos a esa persona. La vida es demasiado corta; si amamos o extrañamos a alguien, házselo saber. Si esa persona nos entiende, nunca arruinaría la relación por algo tan bonito como echarle de menos.  Al amor le falta alguien, algo o un lugar cuando estamos separados, pero de alguna manera nos sentimos cálidos por dentro porque los sentimos cerca de corazón.

Por qué se echa de menos a las personas

¿Por qué a veces extrañamos a ciertas personas de repente?
¿Por qué de repente recuerdas a una persona que te gustaba hace tres años y luego la extrañas?
¿Por qué a veces te apetece llamar a cierto amigo al que no llamaste hace un tiempo?

Los humanos estamos motivados por las necesidades. Cuando tenemos sed nos motivamos a beber y cuando tenemos hambre nos motivamos a comer. Ahora supongamos que sentiste sed y luego bebiste una botella de agua, ¿no necesitará pasar algún tiempo antes de volver a tener sed? Por supuesto, esto sucederá porque la necesidad se satisfizo temporalmente. Al igual que hay necesidades físicas que deben satisfacerse de vez en cuando también hay necesidades psicológicas.

Esas necesidades psicológicas cambian a lo largo de los días e incluso a lo largo de un solo día. Ahora, las razones por las que las necesidades psicológicas siguen cambiando son numerosas, pero aquí hay algunos ejemplos simples para darte una idea sobre esas razones:

  • Tu percepción: tu percepción puede cambiar tus necesidades. Si de repente crees que estás solo, es posible que tengas ganas de llamar a un amigo.
  • Tus emociones: el cerebro usa las emociones para dirigir a las personas hacia sus necesidades. Si todos de repente se sienten aburridos, entonces probablemente el cerebro está tratando de motivarlos a pasar a una actividad diferente a la que están haciendo actualmente. Las emociones afectan a la percepción.
  • Experiencias de vida: las diferentes experiencias de vida que atraviesas pueden resultar en un cambio repentino de tus necesidades psicológicas

Cualquier cambio en tus necesidades puede permitirte extrañar a las personas

Supón que ha pasado por una situación que cambió tus emociones y necesidades. En tal caso, es muy probable que extrañes a ciertas personas después de pasar por esa situación. Pasar por una mala experiencia debido a alguien puede hacer que te apegues a personas que no son como esa persona y que necesites el cariño y el apoyo de las personas que te quieren y te aceptan tal y cómo es.

El cambio en las necesidades no tiene que ser causado por una nueva situación, sino que incluso puede ser provocado por los pensamientos, sentidos o percepción. Esto significa que pensar en algo de cierta manera puede hacerte sentir repentinamente como extrañar a alguien. Y no, no extrañas a esa persona porque él era el único o tu alma gemela. Se echa de menos a una persona siempre que no satisfagas tus necesidades importantes de una manera diferente.

En otras palabras, si lograste encontrar una manera de satisfacer tus necesidades importantes sin tener que contactar a la persona que extrañas, entonces ya no extrañarás a esa persona. Pero el sentimiento de echar de menos a otros seres o lugares es algo normal y no tienes que preocuparte, son emociones que es necesario aceptar para que entiendas por qué te sientes así. Si echas de menos a una persona o a un lugar, es porque probablemente te importe más de lo que te pensabas en un principio… ¡entiende tus emociones y sabrás por qué lo/le echas de menos!


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.