Qué es la ecolalia

ecolalia infantil

La ecolalia ocurre cuando una persona repite las palabras habladas de otro, normalmente ocurre en niños. Por ejemplo, si le preguntas a un niño si quiere una galleta, en lugar de responder afirmativamente, te dirá “galleta”. Aunque también hay otro tipo de ecolalias como la ecolalia retrasada donde el niño puede reproducir una frase de una película o la letra de una canción aunque no se esté reproduciendo en ese momento.

La ecolalia puede ser síntoma de un problema psiquiátrico o ser totalmente normal en cuanto al desarrollo del lenguaje. Los niños que aprenden a hablar usan la ecolalia constantemente, sobre todo a partir del año. Los niños aprenden a usar el lenguaje repitiendo lo que escuchan a su alrededor.  Luego, a medida que aumentan sus habilidades lingüísticas, comienzan a inventar sus propias expresiones y se puede apreciar como la repetición de palabras disminuye.

Sin embargo, algunos niños no pasan de esta etapa de ecolalia. Algunos niños solo repiten lo que otros han dicho y muy raramente tienen sus propios pensamientos u oraciones. Algunos niños no hablan en absoluto a menos que hayan escuchado antes un guión de una película o un guión de televisión. Este tipo de ecolalia no es parte del desarrollo típico y podría indicar que el niño tiene problemas para aprender a usar el lenguaje o un trastorno asociado.

nena con ecolalia

Cuando se debe acabar la ecolalia

Los niños que tienen entre 1 y 2 años es bueno que repitan las palabras que escuchan. Sin embargo, a la edad de dos años, deberías verlos comenzar a usar sus propias expresiones. Puedes verlos seguir imitándote o usando la ecolalia cuando haces una pregunta compleja o cuando estás dando instrucciones, pero también deberían usar muchas de sus propias expresiones. Un niño de 2 años no debe usar solo el habla imitada para hablar.

A los tres años, debería ver una ecolalia bastante mínima en el pequeño. Los niños de 3 años deben crear sus propias oraciones simples para comunicarse con el mundo que los rodea. Aunque aun quede un poco de ecolalia los niños deberían hablar acorde a sus propios pensamientos.

Muchos niños tienen ecolalia tardía o retrasada como citar frases de películas o programas de televisión, pero confiar demasiado en esto puede ser un problema. Es posible que escuches frases de películas o de programas de televisión mientras tu niño en edad preescolar juega porque está actuando y ensayando ciertas escenas que le gustaron. ¡Está bien! Sin embargo, si tu pequeño parece estar atrapado en una escena o cita y lo repite una y otra vez, puede haber un problema.

Ahora, obviamente, no hay nada de malo en que un niño se excite con cierta película nueva y se concentre en muchas de sus conversaciones por un tiempo, pero debería desvanecerse a medida que la novedad desaparece.

ecolalia en el desarrollo del lenguaje

Tratamiento

El tratamiento para la ecolalia no es tan fácil como parece. Primero se debe saber cuáles son los motivos por lo que el niño repite y si es por desarrollo del lenguaje no hay ningún tratamiento porque es evolutivo y se resuelve solo. Si el pequeño repite frases de películas porque le gustan pero después se le pasa la emoción y habla normal, tampoco hay tratamiento porque esto es algo normal.

En cambio, si comienza a tener ecolalia pero notas que también tiene otros síntomas asociados: se aísla, hace movimientos repetitivos, tiene explosiones de ira, no interactúa con otros… entonces será necesario que lleves a tic hijo al médico para que pueda hacerle una valoración.  La ecolalia debe ser tratada por un patólogo del habla y lenguaje con experiencia que pueda explicar exactamente por qué se usa la ecolalia. Dicho esto, aquí hay algunas estrategias que te ayudarán a reducir el uso de la ecolalia de un niño, ya sea en terapia o en conjunción con la terapia.

Ecolalia por malas habilidades del lenguaje

Cuando los niños pequeños no saben qué decir utilizan la ecolalia y repiten lo que escuchan. Pero si es un niño mayor quien hace esto, entonces es posible que necesite alguna terapia para aumentar sus habilidades lingüísticas. Será necesario trabajar con el retraso del lenguaje y. Ver qué habilidades lingüísticas faltan en el niño y tiene que aprenderlas. Por ejemplo, si el niño no sabe las palabras suficientes para poder usarlas espontáneamente para pedir, responder, etc., se trabajará en desarrollar las habilidades de vocabulario de ese niño.

En este sentido es necesario trabajar las habilidades que le falten al niño y así la ecolalia comenzará a disminuir a medida que se aumenten otras habilidades lingüísticas en el niño.

nene con ecolalia

Ecolalia para pedir cosas

Si está trabajando con un niño que está haciendo ecolalia tardía con frases u oraciones completas que le han dicho, puedes corregir esto modelando la oración correcta para que la repita. Por ejemplo, si el niño se acerca a ti y te dice: “¿Abrazar?”. Puede decir “¿Me abrazarás?” Y anima al niño a que te lo repita.

Después de hacer esto por un tiempo, puedes comenzar a responder a lo que dice tu hijo para que sepa que no tiene sentido. Por ejemplo, si dice “¿quieres una galleta?” Cuando quiere decir “Quiero una galleta”, puedes decir “No, no quiero una galleta, pero tú sí.” Dile: ‘Quiero una galleta’. Esto comenzará a concienciar al hecho de que lo que tu hijo está diciendo no es lo mismo que lo que quiere decir.

Cuando la ecolalia es autoestimuladora

Algunos niños usan la ecolalia porque les resulta reconfortante. A esto lo llamamos autoestimulador porque están encontrando formas de proveerse de estimulación que les hace sentir bien. Algunos niños agitan sus manos o se balancean hacia adelante y hacia atrás como un comportamiento autoestimulador. Los niños también usan la ecolalia por este motivo.

Si un niño no entiende el mundo que lo rodea o por qué sucede algo, tal vez prefiera hacer algo con lo que esté familiarizado y que sea predecible, como recitar una película completa para recordar. Es reconfortante para él porque sabe que el guión de la película siempre sonará igual sin importar qué ocurra alrededor. Otros niños pueden usar esta ecolalia tardía como un auto-estímulo porque están aburridos o no están sintonizados con el mundo que los rodea.

Esta es una actividad placentera que el niño disfruta y no hay nada de malo en eso. Se debe permitir que el niño tenga algún tiempo durante el día para usar esta ecolalia como tiempo de inactividad, al igual que le permitiría a un niño que le encanta jugar a la pelota un tiempo para jugar.

Cómo detener la ecolalia

Sin embargo, hay ciertos momentos en que no está bien que un niño use la ecolalia. Esto puede ocurrir mientras el niño está en clase y el maestro está hablando, o cuando el niño está en un lugar tranquilo como la biblioteca. No es justo excluir a un niño de estas situaciones porque no sabe cómo dejar de usar la ecolalia, por lo que puede ser importante detener la ecolalia.

La clave para detener la ecolalia que es autoestimulante es averiguar por qué está sucediendo. Si el niño está usando la ecolalia porque está estresado, tendrás que valorar si puede encontrar formas alternativas para eliminar el estrés del niño. Esto puede incluir leerle una historia sobre lo que sucede o enseñarle algunas estrategias de calma.

Si el niño usa ecolalia porque está aburrido o desconectado, puede ser útil recordarle que vuelva a estar presente. Puedes darle al niño un juguete pequeño que le permita mover las manos para poder concentrarse mejor en el maestro.

Si el niño no se da cuenta de que está utilizando la ecolalia pero lo hace por costumbre, es posible que tengas que enseñar a los niños reglas sobre cuándo está bien hablar y cuándo no está bien callar. A veces establecer reglas y límites es suficiente.

Artículo relacionado:
Las habilidades sociales: qué son y para qué sirven

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.