Educación sexual: su importancia en las escuelas

La educación y el conocimiento es la base de todo, es lo más importante para que una sociedad avance. Sin conocimiento y sin educación, la sociedad se queda anclada en el pasado. La educación sexual debe comenzar en casa desde edades bien tempranas, solo de esta manera se conseguirá que los jóvenes sepan a qué se enfrentan y qué significa el sexo, y sobre todo, que tengan una buena salud sexual durante toda su vida.

Educación sexual y su importancia en las escuelas

La educación sexual, como lo indica claramente el término, se refiere a la educación que se basa en el comportamiento sexual humano. En ocasiones, la educación sexual se recibe en la escuela secundaria como clases extra o en asignaturas como biología o economía doméstica.

En realidad, enseñar educación sexual no solo tiene que estar en las aulas ni tampoco debería ser un tema tan controvertido. La educación sexual es natural y así es cómo lo deben recibir los jóvenes de hoy en día. La educación sexual además de enseñarse en los hogares, también debe estar en las escuelas sin temores, puesto que esto ofrece grandes beneficios sociales.

Los adolescentes, en esta etapa se encuentran bajo una gran presión psicológica que no siempre se ve desde fuera. Esta presión suele ser el resultado de una creciente necesidad sexual y los cambios biológicos y los efectos hormonales que tienen. Durante este tiempo, los adolescentes tienen cambios de humor y se quieren apartar de la familia para mostrar de algún modo, su identidad.

Les cuesta hablar sobre sus cambios o sus emociones, pero necesitan una guía emocional y sexual tanto en casa como en la escuela. Deben aprender a lidiar con los nuevos impulsos sexuales. Hablar sobre sexo en el aula, con compañeros y profesores, les hará entender que es algo natural y sobre todo, se sentirán entendidos por otros fuera del hogar.

Es posible que los adolescentes sientan más vergüenza de preguntar ciertas cosas en casa que si lo hace en la escuela con los compañeros al lado. Esto es así porque sus compañeros, probablemente, también están pasando por sus mismas situaciones. Hablar sobre sexo en clase también es una gran fuente de aprendizaje y les ayudará a mejorar el conocimiento sobre el tema.

Educación sexual en casa y en la escuela

La educación sexual debe comenzar siempre desde casa, pero también debe continuar en la escuela. Son muchas las circunstancias que los niños y adolescentes se encuentran en casa y es probable que no puedan optar a este conocimiento porque o sus padres no lo tienen, porque se encuentren en situaciones complicadas donde no tengan a nadie a quien acudir para poder hacer estas preguntas o simplemente, no tienen la confianza suficiente con sus padres como para poder hablar abiertamente sobre sexo.

También es probable que los padres no comprendan qué detalles e información deben ocultarse y qué deben revelarse, teniendo en cuenta la edad de sus hijos. Por otro lado, también puede haber padres que se sientan cómodos hablando con sus hijos sobre asuntos sexuales, pero solo cuando los niños lo mencionan.

En estos escenarios la educación sexual resulta aún más importante en las escuelas. Si los niños y adolescentes tienen poco conocimiento sobre la educación sexual podría ser algo peligroso para ellos, pero también para la sociedad en general.

La mayoría de los padres, en todo el mundo, también pueden carecer de modelos a seguir, ya que no habrían hablado sobre problemas sexuales con sus propios padres en su adolescencia. Esto los hace ineficientes para desencadenar sus roles de educar a sus hijos de una manera efectiva como los maestros asignados pueden hacer en las escuelas.

La educación sexual no se limita a una sola rama del conocimiento. Esta educación se enfoca en una serie de asuntos sexuales significativos que se ofrecen con cursos y programas especialmente diseñados. La educación sexual abarca la educación de las relaciones, la abstinencia sexual a un cierto nivel y la enseñanza para practicar el sexo seguro y con respeto. Por lo tanto, la guía en los adolescentes es necesaria.

Control emocional y sexual

En cierta edad de la adolescencia, los niños en crecimiento tienen problemas para enfrentar las relaciones y controlar sus emociones personales. Los conflictos relacionados con estos asuntos persuaden a muchos jóvenes a cometer suicidios o participar en otras actividades peligrosas como el consumo de sustancias. La educación sexual adecuada en las escuelas también se concentra en hacer que los jóvenes sean más fuertes emocionalmente y en educar maneras de hacer frente a los problemas de relación y sexo.

La educación sexual es una estrategia de salud importante y esto no se puede negar. El SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual solo se pueden controlar si las personas son conscientes de las precauciones y tienen un vasto conocimiento en este caso. Este conocimiento se transmite a través de la educación sexual.

El sexo y los medios sociales

En la actualidad, los adolescentes están expuestos a la televisión e internet cada día. Estas fuentes ofrecen una demostración de sexo que es altamente irreflexivo y casual; muestran una realidad sexual que no es para nada lo que se encontrarán en su vida diaria. El sexo en la televisión crea en los adolescentes falsa información y si solo reciben esta información tomarán decisiones erróneas sobre lo que significa tener una buena salud sexual.

La educación sexual en la escuela y en el hogar ofrece la información y el conocimiento que necesitan para comprender la responsabilidad que se acompaña de las relaciones sexuales. El maestro en la escuela ayuda a los estudiantes a saber la diferencia entre un sexo irreflexivo y reflexivo. Tener un impulso por el sexo no es un problema; es un proceso natural que muestra que los jóvenes se están desarrollando para convertirse en adultos; sin embargo, el problema es tener relaciones sexuales sin protección y herir a las personas a través de las elecciones sexuales tomadas.

La educación sexual debe ser una asignatura obligada en todas las escuelas del mundo, tanto para padres como para hijos. Negar este tipo de información o conocimiento solo proporcionaría problemas sociales y de salud a nivel mundial.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Psicología, Valores

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.