Edward Thorndike y la base del conductismo con la ley del efecto

experimentos coductistas con gatos

Muchos piensan que la psicología solo se centra en estudiar la mente humana, pero la conducta puede ser estudiada de otros seres vivos, siempre que esta conducta pueda ser modificada a través del aprendizaje. Esto quiere decir que el comportamiento animal también ha recibido el interés y la atención de muchos psicólogos para comprender mejor el comportamiento y la conducta.

Edward Thorndike (1874-1949) fue un psicólogo que trabajó durante mucho tiempo con Skinner, el investigador conductiva más conocido. Edward Thorndike realizó una gran aportación al mundo de la psicología: la llamada Ley del Efecto de Thorndike.

La Ley del Efecto

El principio de la ley del efecto desarrollado por Edward Thorndike sugirió que:

“las respuestas que producen un efecto satisfactorio en una situación particular tienen más probabilidades de ocurrir nuevamente en esa situación, y las respuestas que producen un efecto incómodo tienen menos probabilidades de ocurrir nuevamente en esa situación (Gray, 2011, pág. 108-109)”.

edward conductismo

En su trabajo y sus ideas destacó que la teoría del efecto condujo al desarrollo del condicionamiento operante dentro del conductismo. Mientras que el condicionamiento clásico depende del desarrollo de asociaciones entre eventos, el condicionamiento operante implica aprender de las consecuencias de nuestro comportamiento. Skinner no fue el primer psicólogo por tanto en estudiar el aprendizaje por consecuencias. De hecho, la teoría de Skinner del condicionamiento operante se basa en las ideas que proporcionó Edward Thorndike.

Thorndike estudió el aprendizaje en animales (sobre todo estudiaba la conducta en gatos). Él ideó un experimento clásico en el que usó una caja de rompecabezas para probar empíricamente las leyes del aprendizaje. Para realizar el experimento colocó a un gato en la caja del rompecabezas, que fue motivado a escapar para alcanzar un trozo de pescado colocado fuera de ella.

Thorndike pondría un gato en la caja y contaba el tiempo que le llevaría escapar de ella. Los gatos experimentaron con diferentes formas de escapar de la caja de rompecabezas y alcanzar a el pescado como premio.

Primero, tropezarían con la palanca que abría la jaula. Cuando se habían escapado, se volvían a colocar a los gatos, y una vez más anotaba el tiempo necesario para escapar. En pruebas sucesivas, los gatos aprenderían que presionar la palanca tendría consecuencias favorables y adoptarían este comportamiento, cada vez más rápido al presionar la palanca.

experimento con gatos

Edward Thorndike propuso una ” Ley del efecto” que establecía que cualquier comportamiento seguido de consecuencias positivas probablemente se repita, y cualquier comportamiento seguido de consecuencias desagradables es probable que se detenga. Aunque este comportamiento lo observó en gatos, está claro que es un comportamiento que en humanos también ocurre. Por ejemplo, si estudias para un examen y apruebas, es más probable que para el próximo examen también estudies para obtener los mismos resultados: una buena nota calificativa en tu examen.

La ley de Hebb

La Ley del Efecto de Thorndike es la antesala a la Ley de Hebb que realizó Donald Hebb posteriormente a las conclusiones que realizó Thorndike con su teoría del efecto. Según la ley de Hebb, las neuronas en el cerebro se activan cuando se incrementan las posibilidades de conectarse en el futuro. Si existe una coincidencia en el tiempo como la activaciones de las células nerviosas, influirá sobre la potencialidad del evento futuro que será el mismo patrón de activación más adelante.

En cambio, cuando hablamos de la Ley del Efecto de Edward Thorndike, no se centra en el aspecto biológico o cerebral de las personas, sino que se fundamenta en la conducta únicamente, como harían después otros psicólogos también al estilo conductista.

Críticas a la Ley del Efecto

Thorndike (1905) introdujo el concepto del efecto y fue el primero en aplicar los principios psicológicos en el área de aprendizaje. Su investigación condujo a muchas teorías y leyes del aprendizaje, como el condicionamiento operante. Skinner (1938), como Thorndike, que puso animales en cajas y los observó para ver qué podían aprender.

Las teorías de aprendizaje de Thorndike y Pavlov fueron sintetizadas posteriormente por Hull (1935). La investigación de Thorndike condujo la psicología comparativa durante cincuenta años e influyó en innumerables psicólogos durante ese período de tiempo, e incluso hoy en día. A pesar de todo esto la Ley del Efecto no resulta vigente hoy en día pero fue muy valiosa para los primos pasos de la psicología conductista. Las principales críticas que se realizaban en contra de esta teoría eran las implicaciones acerca de lo que ocurría después de los efectos desagradables en la conducta en lugar de tener en cuenta los efecto agradables únicamente.

gato para experimento conductista

En este sentido, por ejemplo, se puede pensar en el dolor cuando se practica sexo, para algunas personas resulta desagradable pero para otras, puede ser placentero e incluso excitante, por lo que se tratan de variables que no se pueden controlar. Esto significa que hay ciertas variables que no se pueden controlar acerca de los estímulos averiaos y cuáles serían agradables o desagradables para una conducta en concreta. También es necesario tener en cuenta que el lenguaje o pensamiento humano no es el mismo que el pensamiento o forma de comunicación de los animales.

Otro ejemplo lo podemos encontrar en la percepción del castigo físico o de la tortura… al igual que el dolor en el sexo, para algunas personas puede resultar un castigo horrible y temible pero para otros pueden ser excitantes y placenteras. Incluso el castigo físico no siempre es un atenuante para romper las normas ya que hay personas que en sus sociedades está castigado con penas de tortura pero prefieren tener esa tortura y romper las reglas que quedarse de brazos cruzados ante algo que pueden considerar como injusto en sus vidas.

Además, también se criticaba que tampoco se dejaba claro cuál era el estímulo que era agradable o deseable puesto que no puede existir una recompensa que sea universal y que sea válida para todos los seres so personas, por eso es necesario indagar antes sobre lo que es deseable parra las personas y utilizarlos como reforzadores, unos reforzadores que deberían estar en el entorno natural de las personas. Esto es así porque si se acostumbra a una persona a recibir una gratificación solo por una conducta, si la gratificación desaparece, la conducta también acabaría.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.