Ejemplos de codicia: Wall Street, Bernard Madoff,…

Dada la actual crisis económica mundial que está desatando las protestas de los ciudadanos por todo el mundo, véase ahora Wall Street, creo que es momento de hablar de la codicia.

En España la tasa de desempleo supera el 20% y los ciudadanos culpan a la banca y a los especuladores de la bolsa. En definitiva, protestamos contra la codicia. Hay que buscar un chivo expiatorio y lo hemos encontrado: Wall Street.

Todos recordamos la estafa de 50.000 millones de dólares de Bernard Madoff, los préstamos basura hipotecarios y los movimientos especulativos de la bolsa en torno a la crisis. La burbuja de la codicia acabó por estallar.

¿Dónde se origina la codicia?

La codicia se corresponde con lo que Gautama Buda llamó el deseo: un anhelo exacerbado por el mundo material y sus placeres. Este deseo está en la raíz de todo sufrimiento humano.

El codicioso nunca está contento con lo que tiene y siempre desea más. Se trata de un hambre insaciable. Una especie de gula espiritual. La codicia nace realmente del egoísmo interior.

¿Somos todos unos codiciosos?

Hay muchas otras maneras o ejemplos de codicia.

La adicción es una forma de codicia. Los adictos siempre quieren más de aquello que les da placer o que les permite escapar de la ansiedad o el sufrimiento. Ellos anhelan ansiosamente las drogas, el sexo, el juego, la comida, la pornografía, internet, la televisión, la fama, el poder o el dinero.

Todos tenemos nuestras adicciones personales: la adicción al trabajo, el racionalismo, el perfeccionismo, etc.

Este es nuestro vano intento de llenar un vacío espiritual y emocional interior.

Ver vídeo: Sobredosis de codicia

 


Un comentario

  1.   N dijo

    BUENO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.