El alma está en la red del cerebro

Hasta no hace mucho se pensaba que los conocimientos estaban alojados en diferentes módulos cerebrales. El neurocientífico español Joaquin Fuster propuso que la memoria y el alma surge de la gran red neuronal del cerebro, que está conectada entre sí.

Las neuronas se pueden morir en el cerebro pero la memoria de la cara de una persona se puede quedar permanentemente en el recuerdo, ¿dónde se guarda este recuerdo teniendo en cuenta que hay células y neuronas que se mueren? La memoria puede ser tan duradera porque las circunstancias emocionales en las que se adquirió la memoria se puede forman firmemente gracias al clima emocional. Además, en el curso de la vida se ejercitan estas memorias repetidamente.

Hay muchas clases de memoria y el tipo de memoria que queda también es importante. Se van ejercitando estas memorias durante la vida y así subsisten pero al mismo tiempo las conexiones se debilitan y se pierde memoria, pero también se van creando nuevas. El truco para adquirir nueva memoria y mejorar la mente es ejercitar el cerebro. Es igual de importante el ejercicio físico que el ejercicio mental.

Las neuronas no mueren a los 40 años de forma irremediable

Se pensaba que a partir de los 40 años las neuronas se morían en el cerebro de las personas de forma irremediable, esto nos dejaba un panorama desolador en cuanto al cerebro. Ahora sabemos que no se mueren, solo disminuyen las conexiones entre ellas. Nacen nuevas neuronas toda la vida, sobre todo en el área del aprendizaje y la memoria, pero para ello hay que estimularlas a través del ejercicio mental.

La edad madura llega a los 30 años y a partir de aquí empieza a envejecer el cerebro. Esto se puede evitar o retrasar con algunos ejercicios. Paco Mora nos ayuda con 12 consejos que todas las personas deberíamos tener en cuenta para practicarlos cada día de nuestras vidas. Así se podrían evitar enfermedades como la demencia senil, el Párkinson o el Alzheimer.

12 consejos para un cerebro sano

No te pierdas estos consejos de Paco Mora para que tu cerebro esté fuerte y sano:

  1. Comer menos. Comer más de lo que necesitamos aumenta el estrés oxidativo del cerebro que agrede a las proteínas, a los lípidos, al ADN y al cerebro. Menos comidas aumenta la producción de nuevas neuronas en el hipocampo, aumenta la sinapsis y potencia los mecanismos de reparación neuronal.
  2. Hacer deporte habitualmente. Hacer deporte aeróbico habitualmente se segregan sustancias que repercuten en una mayor plasticidad en el cerebro, se potencian las sinapsis entre neuronas y se mejora el aprendizaje y la memoria.
  3. Hacer ejercicio mental todos los días. Leer o hacer crucigramas no es suficiente, se necesita estimular al cerebro. Aprender un idioma nuevo es un buen ejemplo de hacer ejercicio con la mente que requiere esfuerzo pero produce placer porque es útil y los demás nos admiran.
  4. Viajar mucho. Viajar requiere aprender y memorizar. La rutina es nefasta para el cerebro, además viajar genera un cúmulo de emociones que es lo que mueve a las neuronas.
  5. Vivir acompañado. Una buena salud mental pasa por tener relaciones buenas y constantes con los demás. Las transferencias emocionales tienen ventajas emocionales. Quien vive en pareja y tiene amigos, puede adaptarse mejor a los cambios.
  6. Adaptarse a los cambios. Adaptarse quiere decir adaptarse a los tiempo que corren. Si eres una persona que se aísla o piensas que eres mayor para algo solo te estresarás emocionalmente.
  7. Evitar el estrés crónico. El estrés es malo para el organismo porque se generan hormonas que afectan al cerebro y al organismo. Lo mejor para contrarrestar esto es practicar deportes.
  8. No fumar. Fumar produce pequeños infartos cerebrales, la nicotina produce una reducción de la memoria y la atrofia, además que mata neuronas y aumenta el estrés oxidativo en el cerebro.
  9. Dormir bien. Necesitamos hasta 8 horas de suelo cada noche para que el cerebro pueda trabajar y reparar los tejidos y también para eliminar aquellos recuerdos que no nos sirven y afianzar lo que sí es necesario para sobre vivir.
  10. Evitar el apagón emocional. Es necesario vivir con motivación en la vida, vivir con emoción e ilusión porque nos empuja a vivir uy a estar bien.
  11. Ser agradecido. Agradecer es el gesto humano más bellos y nos hace sentir bien, nos permite crear nuevos lazos y dejar atrás lastres emocionales.
  12. Disfrutar de las pequeñas cosas. Disfrutar de las pequeñas cosas es importante, sin crearnos necesidades que nos hagan luchar o estresarnos por conseguirlas.

El conocimiento no está fijo en una parte del cerebro

Esto se llama la ‘concepción modular’ porque el conocimiento no está fija en una parte del cerebro, eso es el pasado. La red neuronal es la clave para la memoria, esta es la base de todo conocimiento y de toda la memoria, se forma a lo largo de la vida a través de la experiencia y en la conexión entre las emociones y las neuronas.

Los módulos de este conocimiento es la base del aprendizaje, es el veo y el oír. La conciencia de la memoria y del conocimiento está en la red porque es relacional, este es el código del conocimiento. La psicología de la Gestalt o de la forma tiene relación con esto, porque las cosas tienen significado cuando se relaciona con las partes.

Las redes neuronales del conocimiento se forman por asociación y vivencia y comparten células y grupos celulares. Un grupo celular puede ser parte de muchas redes. Todo es un código relacionar para poder entender, no se puede reducir a sus partes mínimas.

El cerebro no es un cajón donde se archivan los recuerdos, no hay áreas especializadas en una sola función,  gracias a los avances de la neurociencia se ha desmotado esta teoría. El cerebro es una red compleja con neuronas interconectadas entre ellas y cada una además de formar parte de numerosas redes, tienen muchos roles diferentes. Es como Internet. Tenemos como unas 20 mil millones de neuronas que forman el cerebro y que se relacionan entre ellas para poder tener memoria y el cerebro las guardas en redes distribuidas.

Las relaciones se forman diferente en una persona que en otra, pero se comparten redes en común como la red de la cultura, las leyes del lenguaje, las emociones… Y eso queda y está por encima de todo, ya que es el resultado de la repetición de redes más pequeñas, que están organizadas a nivel jerárquico. El cerebro inhibe las memorias que no son importantes para dar prioridad a lo que es importante.

Las tres clases de memoria enfocadas en el futuro

La memoria es un misterio aún pero existen tres tipos: la memoria a largo plazo (que te permite recordar por ejemplo cosas que te pasaron en tu infancia), la memoria a corto plazo (que te permite recordar un número de teléfono hasta que lo apuntas en un papel) y la memoria de trabajo. Esta última memoria es la más importante para las personas porque es la que nos permite enlazar los recuerdos que tenemos almacenados y actuar en consecuencia. Es la memoria por ejemplo que usamos cuando hablamos con alguien.

Con el cerebro nos ajustamos al medio ambiente y es la interfase que hay entre nosotros y el medio ambiente (externo e interno). En el curso de la evolución se ha desarrollado la corteza cerebral y el ser humano a adquirido propiedades peculiares que le permiten dos cosas: el lenguaje y la predicción.

Todas las funciones ejecutivas tienen una función, la memoria de trabajo, la toma de decisiones, la capacidad creativa… todas están enfocadas en el futuro, hacer las cosas para conseguir otras. El conocimiento perceptual se distingue del cognitivo complejo porque aunque tengan relaciones entre los dos sectores (los dos participan en el ciclo percepción – acción, la acción producen cambios en el medio ambiente) y se retroalimenta el sistema. Esto quiere decir que si por ejemplo, te encuentras con una persona relacionarás esa persona con tus emociones y la estética, y colorearán la visión de esa persona y se relacionarán con la memoria que se tiene de esa persona o de otras parecidas para saber cómo reaccionar ante esa persona. Se modula la conducta y el lenguaje.

El alma está en el cerebro pero no en sus compartimentos… El alma está en la red cerebral.

Fuente; Redes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.