Saltar al contenido

El caso de Jean-Claude Romand, matar para preservar su mentira

Jean-Claude Romand

Un hombre mintió acerca de su graduación en la universidad. Llevó acabo una elaborada mentira hasta el punto que todos los que le conocían pensaban que era un doctor en medicina. La mentira duró 18 años, hasta que mató a toda su familia para evitar que la verdad fuera revelada.

Este hombre se llama Jean-Claude Romand. Su familia y amigos pensaron que era un profesional médico exitoso e investigador en la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se las arregló para dar la impresión de que era un experto en arteriosclerosis y que tenía contactos con figuras políticas.

En realidad, se pasaba el día vagando de un lado para el otro y utilizó los servicios de información gratuitos de la OMS. Periódicamente se iba a un supuesto viaje de trabajo, pero sólo viajaba al aeropuerto y pasaba un par de días en una habitación de hotel. En esa habitación estudiaba revistas médicas y una guía de viaje de Suiza, el país donde todo el mundo creía que trabajaba.

Romand vivía del dinero que su esposa y él habían logrado con la venta de un apartamento, del sueldo de su mujer y de las sumas de dinero que le dieron diversos familiares. Les ofrecía inversiones garantizadas en imaginarios fondos de inversión y empresas extranjeras.

La noche de los asesinatos.

Jean-Claude Romand
Jean-Claude Romand

El 9 de enero de 1993, Romand compró una pistola y unos botes de gas. Esa noche, golpeó a su esposa hasta la muerte en su cama de matrimonio con un rodillo. A la mañana siguiente, les dio el desayuno y vio con ellos los dibujos animados. A la noche los acostó y una vez que se habían quedado dormidos, les disparó un tiro en la cabeza.

Después de los asesinatos, las únicas personas que podían descubrir su mentira eran sus padres y su ex-amante, la cual quería que le devolviera 900.000 francos que ella le había prestado como un favor.

A la mañana siguiente, Romand fue a la casa de sus padres, donde se reunió con ellos para comer juntos. Inmediatamente después de la comida disparó varias veces a los dos y al perro de la familia.

Esa noche se reunió con su ex amante para supuestamente irse a cenar juntos. Cuando se trasladaban al restaurante, fingió que se le había averiado el coche, la hizo salir del mismo e intentó estrangularla con una cuerda mientras le rociaba la cara con gas lacrimógeno. Ella se defendió y logró huir. Romand regresó a su casa familiar, en la cual todavía estaban los cuerpos muertos de su esposa e hijos.

Se sentó y vio la televisión. Después roció la casa de gasolina y le prendió fuego tras tomar una sobredosis de pastillas para dormir y de este modo crear la apariencia de un suicidio previsto. La veracidad real de este intento de suicidio está todavía en duda ya que las pastillas eran de efecto retardado y él tenía acceso a barbitúricos más efectivos. Además, la forma en que se inició el incendio y el momento de su toma de las pastillas hicieron que su rescate fuera inevitable.

Él sobrevivió a las llamas, pero se negó a hablar con la policía durante el posterior interrogatorio. Se creía inicialmente que estaba demasiado traumatizado como para hablar.

Consecuencias

El juicio de Romand comenzó el 25 de junio de 1996. El 06 de julio de 1996, Romand fue condenado a cadena perpetua. Romand tiene fama de sufrir de trastorno narcisista de la personalidad.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (3)

He visto la película realizada en Francia llamada EL ADVERSARIO, y me he quedado muda, nadie, ni siquera alguien muy inteligente pudo haber sospechado la verdadera personalidad de este personaje. He sentido mucho miedo al ver la película que además como siempre la actuación del actor francés está soberbia. Voy a ver el documental…..

Responder

Yo tambien he visto la película actuada por el increíble actor francés Daniel Auteuil, y se queda uno pasmado y aterrorizado de que una persona pueda mentir con tal veracidad acerca de su vida y nadie pueda siquiera sospechar de él, exacto causa mucho miedo todo lo realizado durante 18 años por este hombre muy triste y perdido en la vida, enfermo , loco, lleno de miedo de confrontarse con su verdad, el caso y como terminó es brutal, Recomiendo la película es realmente escalofriante, la cual por otro lado, presenta los hechos tal como sucedieron en la vida real, sin tratar de cambiar el curso o intentar presentar los hechos aún más truculentos.

Responder

La historia sin ficcion de Jean Claude Romand aqui contada no es la real: Leer el libro de El Adversario de Emmanuelle Carrere, autor frances quien despues de una exhasuitva invesigacion, entrevistas y correspondencia con el asesiino escribe, la realidad de los hechos.
Porque inventar mentiras en una historia real !!!

Responder