El efecto del mundo virtual en el mundo real

¿Tienen efecto los videojuegos en nuestra conducta? ¿Nos influyen, de alguna manera, los personajes que manejamos en ellos?

Según un nuevo estudio publicado en Psychological Science (revista de Association for Psychological Science) la manera en la que nos comportamos en el mundo virtual podría afectar a la manera en la nos comportamos con los demás en el mundo “real”.

Nuestros resultados indican que tan sólo cinco minutos de juego virtual, ya sea manejando a un héroe o a un villano, pueden promover que, o bien premiemos o  bien castiguemos a los demás tras el juego”, dice el investigador principal de este estudio,  Gunwoo Yoon, de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign.

Yoon y Patrick Vargas, coautor del estudio, consideran que los entornos virtuales ofrecen a las personas la oportunidad de asumir identidades y de experimentar circunstancias que, de otro modo, no podrían hacerlo. “Lo virtual nos proporciona un vehículo para la observación, imitación y modelado“.

Estos investigadores se preguntaron de qué manera las experiencias virtuales (en concreto, las experiencias de asumir personajes heroicos o villanos malvados) podrían afectar en el comportamiento cotidiano. Para responder a esta pregunta, llevaron a cabo dos estudios (supuestamente no relacionados) con 194 estudiantes universitarios.

Los participantes fueron asignados al azar para jugar como Superman (personaje heroico), como Voldemort (villano), o como un círculo (neutro).

En este primer estudio, jugaron durante 5 minutos con sus personajes, peleando con enemigos. Tras la partida, participaron en el segundo estudio (supuestamente sin relación con el anterior), que consistía en una “prueba a ciegas”.

En esta prueba, se les pidió que primero degustasen y después ofrecieran, o chocolate o salsa picante, a un futuro participante. Se les dijo que pusieran el alimento elegido en un plato de plástico y que, el futuro participante, lo tendría que consumir todo.

¿Cómo reaccionaron los participantes? Los resultados fueron reveladores: en el grupo que había jugado como Superman, los participantes que escogieron poner chocolate pusieron, de promedio, casi el doble de cantidad que los que habían escogido poner salsa picante. Además, en comparación con los que jugaron con los otros personajes (villano y neutro), el grupo de Superman puso significativamente más chocolate.

Los participantes que jugaron como Voldemort, se comportaron igual que los del grupo de Superman pero, en este caso, con la salsa picante. Los que escogieron la salsa pusieron el doble de cantidad que los que habían escogido chocolate y, en comparación con los otros dos grupos de personajes, pusieron significativamente más picante.

Un segundo experimento, realizado con 125 estudiantes universitarios, confirmó estos resultados y, además, demostró que jugar con el personaje produce mayores efectos en la conducta que simplemente ver jugar a alguien.

Curiosamente, el grado en el que los participantes se sentían identificados con el personaje no pareció jugar ningún papel:

Estos comportamientos se producen independientemente de la identificación con los personajes heroicos o villanos” comentan Yoon y Vargas. “Las personas no suelen ser conscientes de la influencia que tienen sus representaciones virtuales en su comportamiento.”

Los investigadores también creen que es importante tener en cuenta el grado en el que los participantes se “introdujeron” en el juego. La concentración y el estar inmerso en la partida también podría haber influido, de manera importante, en la conducta que mostraron los voluntarios en las pruebas.

Como dicen Yoon y Vargas, aunque estos resultados son preliminares, podrían tener implicaciones en el comportamiento social:

En los entornos virtuales, las personas eligen libremente los personajes, pudiendo, así, adoptar una determinada identidad, formar parte de un grupo o experimentar una determinada situación“, dice Yoon.

Los consumidores y los profesionales deberían recordar el efecto que puede tener ponerse máscaras virtuales.

¿Conocías la influencia de los personajes con los que juegas? Tal vez, ahora, tardes un poco más en decidir qué avatar manejarás…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.