El papel de la serotonina en tu vida

felicidad y tristeza con serotonina

Todos tenemos serotonina en nuestro organismo y es esencial para la felicidad y para sentirnos bien. Cuando hay niveles bajos de serotonina en el organismo está relacionado con la depresión. La serotonina es un químico del cuerpo que tiene muchas funciones en el organismo, como por ejemplo mantener el equilibrio correcto en el estado de ánimo.

La serotonina se encuentra principalmente en el cerebro, los intestinos y las plaquetas de la sangre y ayuda a regular los ciclos de sueño y vigilia del cuerpo y el reloj interno. También se cree que la serotonina desempeña un papel en el apetito, las emociones y las funciones motoras, cognitivas y autonómicas, así como su papel clave en el mantenimiento del equilibrio del estado de ánimo.

La serotonina se crea mediante un proceso de conversión bioquímica que combina triptófano, un aminoácido esencial, con triptófano hidroxilasa, un reactor químico. Esta combinación es lo que hace la serotonina. El triptófano no puede ser producido por el cuerpo y, por lo tanto, debe consumirse a través de nuestra dieta, se encuentra comúnmente en alimentos como los frutos secos y el queso. La deficiencia de triptófano puede llevar a niveles más bajos de serotonina que, a su vez, pueden ocasionar trastornos del estado de ánimo como ansiedad o depresión.

Artículo relacionado:
Serotonina — Definición, funciones y factores influyentes

pastillas para regular la serotonina

La serotonina en el organismo

La serotonina tiene un papel importante en la regulación del estado de ánimo y la cognición y ayuda a transmitir los mensajes de un área del cerebro a otra. La serotonina tiene una serie de funciones importantes en el cuerpo que incluyen:

  • Es un estabilizador natural del estado de ánimo al ayudar a reducir los niveles de ansiedad y depresión.
  • Ayuda a la cura de las heridas por la formación de coágulos. La serotonina es liberada por las plaquetas cuando hay una herida, ayuda a estrechar los vasos sanguíneos, lo que reduce el flujo sanguíneo y ayuda a que se formen coágulos.
  • Regula la función intestinal y reduce el apetito de comer.

felicidad gracias a la serotonina

Qué pasa si tienes poca serotonina

Si tienes niveles bajos de serotonina en tu organismo puede generar ciertas consecuencias como por ejemplo:

  • Bajo estado de ánimo
  • Mala memoria
  • Deseo de comer dulce o comida basura
  • Problemas para dormir
  • Baja autoestima
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Dificultad para la concentración

La serotonina y la vida

Depresión

No se saben cuáles son las causas exactas que provocan depresión pero puede ocurrir por un desequilibrio de neurotransmisores u hormonas del cuerpo, con niveles bajos de serotonina. Existe un vínculo entre ambos, pero no está claro si los niveles bajos de serotonina contribuyen a la depresión o si resultan de ella.

Se cree que los medicamentos para tratar la depresión alivian los síntomas al aumentar los niveles de serotonina en el cuerpo, pero también se desconoce cómo funciona esto. Desafortunadamente, el aumento de los niveles de serotonina puede no mejorar directamente los síntomas de la depresión.

Dieta

Eres lo que comes y con la dieta es necesario tener en cuenta lo que se ingiere. Se cree que el intestino es el segundo cerebro y no es difícil ver por qué algunos han llegado a esta conclusión. El 90% de la producción de serotonina en realidad ocurre en el tracto gastrointestinal y solo el 5% representa la producción central de serotonina.

Para que tenga lugar la producción central de serotonina, el triptófano necesita acceder al sistema nervioso central (SNC) a través de la barrera hematoencefálica. Sin embargo, el triptófano compite por el transporte con varios otros aminoácidos que son esenciales para la función cerebral. Esto generalmente limita la cantidad de triptófano disponible para la producción de la síntesis de serotonina.

Desafortunadamente, cuando se trata de la dieta, no hay alimentos maravillosos que puedan aumentar directamente el suministro de serotonina. Sin embargo, dicho esto, hay alimentos y algunos nutrientes que pueden aumentar los niveles de triptófano, el aminoácido a partir del cual se produce la serotonina.

Los alimentos ricos en triptófano incluyen: semillas de calabaza, soja, lentejas y tofu. Sin embargo, las comidas con alto contenido de proteínas pueden hacer que los niveles de triptófano y serotonina disminuyan. Esto se debe a que comer comidas llenas de proteínas inunda la sangre tanto con triptófano como con sus aminoácidos competidores que luchan por entrar al cerebro. Eso significa que solo una pequeña cantidad de triptófano pasa y, como resultado, los niveles de serotonina no aumentan.

Sin embargo, comer una comida rica en carbohidratos hace que su cuerpo libere insulina. Esto hace que cualquier aminoácido en la sangre sea absorbido por el cuerpo en lugar del cerebro, con la excepción del triptófano. Permanece en el torrente sanguíneo en niveles altos después de una comida con carbohidratos, lo que significa que puede entrar libremente en el cerebro y hacer que los niveles de serotonina aumenten.

dulces que aumentan la felicidad

Ejercicio

El ejercicio puede hacer mucho para mejorar tu estado de ánimo; innumerables estudios han demostrado que el ejercicio regular puede ser un tratamiento tan eficaz para la depresión como la medicación antidepresiva o la psicoterapia. No tienes que hacer ejercicio durante semanas para disfrutar de los beneficios… solo 40 minutos al día es suficiente para tener un efecto inmediato en el estado de ánimo.

Sin embargo, aún no está claro por qué y cómo el ejercicio tiene este efecto y se necesita más investigación para descubrir la mecánica de todo esto. En comparación con el ejercicio en interiores, el ejercicio al aire libre aumenta la autoestima, el entusiasmo y el placer, al tiempo que reduce la tensión, la depresión y la fatiga. La luz del sol se cree que ayuda a aumentar la serotonina, además que te aporta vitamina D, esencial para la salud física y emocional.

Dormir

La serotonina también tiene un papel que desempeñar en nuestro sueño. Los niveles altos de la sustancia química se asocian con estar despierto y alerta, mientras que los niveles bajos se asocian con la somnolencia. Durante el sueño REM profundo, nuestro sistema de serotonina se apaga temporalmente con la ayuda de la melatonina, que es responsable de regular nuestros ciclos de sueño y de promover la somnolencia durante la noche.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.