El Paradigma De Los 5 Monos Explica Porqué Nos Comportamos Como Borregos

El experimento que vas a ver a continuación seguramente te hará reflexionar sobre muchos comportamientos que se dan en sociedad y que todas las personas hacemos sin saber muy bien porqué, adoptando una actitud borreguil. En el vídeo que verás a continuación se explica de forma genérica.

Este experimento lo denominaron “El Paradigma de los 5 monos”. Si no lo entiendes, más abajo te lo explico de una forma más clara.

[mashshare]

Cuando utilizamos el concepto de “paradigma” nos estamos refiriendo a un medio o modelo que nos va a servir para explicar una situación o comportamiento determinado. Además, este término cobra una gran importancia en el ámbito de la psicología ya que es capaz de hacernos ver cómo somos capaces de aceptar ideas como verdaderas o falsas sin haber dudado de ellas en ningún momento.

En el paradigma de los 5 monos vemos una situación que puede ser bastante simple pero que tiene unos resultados y una conclusión bastante inquietante y que se puede extrapolar a muchos comportamientos de la sociedad de hoy en día.

A continuación te explico este paradigma de los 5 monos de forma un poco más detallada por si no te había quedado claro con el vídeo.

Imaginemos la siguiente situación:

Cinco monos se encuentran encerrados en una jaula mientras son estudiados por un grupo de científicos. En el centro de la misma se coloca una gran escalera con un racimo de plátanos arriba del todo. Los monos los identifican de inmediato y quieren llegar hasta a ellos.

En el momento en el que uno lo intenta, los científicos lanzan agua fría sobre los que quedan en el suelo.

Una vez que ha pasado un tiempo de razonamiento y asimilación de las circunstancias por parte de los monos, si uno de ellos intentaba subir a coger los plátanos, el resto de ellos lo cogían y golpeaban hasta que cesaba en su empeño.

Entonces es cuando comienza el verdadero experimento.

Los científicos sustituyen a uno de los monos por otro que jamás ha estado en esa jaula. Como es lógico, lo primero que intentará hacer es subirse a las escaleras para conseguir los plátanos. Es en ese momento cuando sus nuevos compañeros lo cogerán y golpearán para evitar que eso pase.

El mono no sabrá muy bien porqué está pasando eso pero empezará a aprender que eso no debe hacerse por algún motivo.

Entonces es sustituido un nuevo mono. Sorprendentemente el anterior participa en los golpes aunque sigue sin saber porqué golpean al mono que intenta coger los plátanos.

Este proceso se repite poco a poco hasta que tan solo queda un mono sin sustituir.

Finalmente, este último mono, también es sustituido. Entonces nos quedamos con la siguiente situación: tenemos un grupo de 5 monos que, aunque nunca han recibido ningún baño de agua fría como castigo por coger los plátanos, actúan como si así hubiera sido.

Si se le pudiera preguntar a uno de estos monos sobre su comportamiento, probablemente se obtendría una respuesta del tipo: No sé… es la manera en la que se han hecho siempre las cosas.

Podemos pensar que este experimento es aislado y que no tiene nada que ver con nosotros, pero estamos equivocados. Con este experimento se demostró que los monos realmente estaban viviendo con un miedo transmitido, pero que jamás habían conocido.

Nosotros muchas veces aceptamos muchos hechos sin cuestionarlos, simplemente porque toda la vida se han hecho así. Si esos monos se hubieran podido detener un momento y reflexionar sobre lo que estaba ocurriendo, quizá se hubieran aventurado a volver a intentar coger un plátano.


3 comentarios

  1.   wilmer dijo

    Cómo se aplica el concepto de paradigma en el anterior caso?
    Explica dos casos de la vida personal o profesional, donde las personas nos comportamos igual que los monos?
    Cómo se rompe un paradigma?

  2.   Daniel Puerta dijo

    Cómo se aplica el concepto de paradigma en el anterior caso?
    Explica dos casos de la vida personal o profesional, donde las personas nos comportamos igual que los monos?
    Cómo se rompe un paradigma?

  3.   Smith Wesson dijo

    En la ciudad de Tuluá, una ciudad intermedia de 200 mil habitantes, el integrante de una banda local que participó en una banda de Manizales (400 mil habitantes), con la que tuvo la oportunidad de participar en un show en Rock Al Parque de Bogotá, trajo a esta ciudad el paradigma de que los eventos de Rock/Metal debían realizarse exactamente a como se desarrollaban en esa ciudad o región mediática (Armenia y Pereira); es decir, eventos de un solo género y que además, no tenía sentido realizar un evento con solo bandas locales, que se requiere una banda cartel de amplio reconocimiento para poder convencer al público de que lo que se hace a nivel local en esta ciudad es de nivel, es decir, casi que mendigar a partir de la fama de un tercero, la aceptación del artista o músico local, sin permitirle que explore por sí mismo si el esfuerzo de su música vale o tiene al menos aceptación. Pues bien, bajo este sofisma, se empezaron a organizar eventos con bandas que en efecto contaban con amplio reconocimiento nacional e incluso extranjeras, bajo el argumento de que “lo más extremo vende” (Underthreat, Maze of Torment, Torture Squad), y el resultado a lo largo de un par de años, fue la creación de un público que dejó de prestarle atención al artista local, y a su vez, provocó que el músico local se viera de alguna manera intimidado a al menos hacer el esfuerzo de componer música propia, prefiriendo montar bandas de covers o tributos; como era de esperarse, al imponerse metas o referentes tomados de una escena evidentemente mucho más adelantada (músicos de conservatorio, profesionales universitarios, etc.) respecto a una escena más empírica, esto provocó la desaparición de muchos actos locales y un ambiente donde prevalece la ley del menor esfuerzo y derrota individual. A su vez, de manera metafórica al paradigma de los 12 monos, la jaula en este caso, son las redes sociales desde donde los “monos adoctrinados” a este sofisma, le dan “garrote” a aquellos que se atreven a tener iniciativas propias, bien sea, de montar proyectos musicales o eventos distintos a los gustos “establecidos”, por lo que aquellos consideran representan el sentir colectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.