El poder de la mente positiva (ejemplo práctico)

¿Quieres conocer un ejemplo de cómo pensar positivamente te puede llevar a conseguir aquello que deseas?

Te voy a contar una historia que pone de manifiesto la fuerza que tiene el pensamiento positivo, pero antes te invito a que veas este vídeo en el que nos invitan a descubrir nuestro poder interior.

En este vídeo nos explican que tenemos el poder de cambiar nuestros pensamientos ante aquello que nos acontece en la vida. Descubre cómo puedes llegar a cambiarte a ti misma/o:

Ahora os voy a contar un ejemplo práctico de cómo puede actuar el pensamiento positivo en nuestra psique y conseguir aquello que queremos.

El poder de la mente positiva para adelgazar.

Este tipo de casos como el que te voy a contar ahora copan los testimonios de los nutricionistas cuando se les pide que expliquen cómo hay que afrontar una dieta.

“Belén ha decidido ponerse a dieta pero tiene bastantes presagios negativos acerca de conseguir mantenerla en el tiempo. No tiene una autoestima alta y ya ha aceptado su condición de “gorda forever” (‘gorda para siempre’).

Tiene una actitud negativa hacia sí misma, y por lo tanto, cree que sentirse bien con su propio cuerpo es algo exclusivamente reservado para otras personas.

La mente de Belén está llena de pensamientos negativos y temores relativos a la dieta. Se ha puesto una fecha de inicio en la que comenzará su periplo en este afán por lucir más delgada y saludable. En realidad, prevé un fracaso.

Llega el día de la tan ansiada y a la vez temida dieta. Con horror comprueba que se le ha olvidado comprar el desayuno que tenía previsto ingerir. Ya tenía preparados los productos alimenticios para la comida y la cena, pero no para el desayuno.

Mira rápidamente su reloj y ve que todavía falta una hora para que abran las tiendas. Las tripas ya le crujen por el hambre. Está desesperada y no sabe qué hacer.

Piensa que puede improvisar algo o quedarse sin desayunar directamente. Abre el frigorífico, está tensa, desolada, frustrada y hambrienta. “Vaya fracaso”, es su pensamiento recurrente.

Finalmente opta por desayunar lo de siempre: bollería y posponer para, sepa usted cuando, otro nuevo intento para adelgazar.

Por otro lado, María también quiere adelgazar, pero afronta este difícil reto de una manera diferente. Está segura de que lo va a conseguir, se ha preparado duramente para ello.

Durante la semana anterior al inicio de la dieta, ha visto vídeos de casos de éxito, ha leído testimonios de personas con verdaderos problemas de obesidad y de cómo ahora lucen unas figuras impresionantes que muchas niñas de 18 años querrían para ellas.

El trabajo psicológico previo al reto ha sido impresionante, por eso María sabe que lo va a conseguir, sabe que esta vez tienen más probabilidades que nunca. Incluso ella misma se visualiza con una bella y esculpida figura y contando su caso en foros especializados.

El día antes de comenzar la dieta comprueba que en el frigorífico tiene todo lo necesario para el menú que le ha aconsejado el nutricionista al cual ha pedido asesoramiento y deja en su mesilla de noche el papel con la lista de cosas positivas que le van a suceder cuando alcance su peso ideal.

Finalmente, María alcanza su objetivo.

¿Qué aprendemos de estas dos historias? ¿María utilizó algún superpoder? No, todo sucedió de una manera natural.

12 consejos sobre cómo podemos tener (y mantener) una mente positiva.

1) Meditar.

La meditación es la mejor herramienta para calmar la mente. Si eres constante podrás derivar tu mente hacia un estado mental más positivo cuando te lo propongas.

2) Rodéate de personas positivas.

Todos en esta vida necesitamos relacionarnos con otras personas. El ser humano es un ser social por naturaleza. Ahora bien, de entre la multitud de personas con las que puedes relacionarte, selecciona aquellas personas con las que te sientes bien y aléjate de aquellas que te hacen sentir mal.

Es una idea simple pero complicada a la vez ya que a veces estamos muy ligados a personas negativas, ya sean familiares, amigos de la infancia,… En estos casos tienes que mantener las distancias. Procura tenerlos a raya y dedicarles menos tiempo.

Las personas negativas pueden aumentar tus niveles de estrés y te hacen dudar de tu capacidad para manejar el estrés de manera saludable.

A menudo se dice que vas a tener un nivel de salud, ingresos y estilo de vida similar a las 5 personas que pasan más tiempo contigo. Así que si quieres comenzar un negocio, entonces pasa el rato con los dueños de negocios. Y si quieres ser positivo asegúrate de que estás pasando el rato con gente positiva.

3) Ser más consciente de tus pensamientos.

Nuestra mente es una extensa selva enmarañada de pensamientos que van y vienen de forma inconsciente. La meditación nos sirve de machete para ir cortando aquellos pensamientos negativos enraizados en lo más profundo de nuestro ser.

Si no somos conscientes de lo que pensamos dejaremos que nuestra mente se vuelva turbia. Por el contrario, si somos capaces de detectar los pensamientos negativos en el momento en que aparecen y sustituirlos por pensamientos positivos, tendremos más de la mitad del camino recorrido.

4) Huye del victimismo.

A todos nos ocurren cosas malas. Sin embargo, hay personas que siguen hacia adelante pase lo que pase sin perder el control.

La tolerancia a la frustración tiene que ver mucho con esto. Debemos aceptar las cosas malas que nos pasan, asumir nuestra responsabilidad y aguantar esos malos momentos. La paciencia es una gran virtud que tenemos que inculcar.

5) Ayudar a alguien.

Esta es una de las mejores maneras para mantener la mente positiva. Nos mantendremos mucho más positivos si desde el momento en que nos levantamos, nos esforzamos por mejorar la vida de aquellas personas que nos rodean.

Al ayudar a otras persona, recibimos su energía positiva positiva.

6) No seas duro contigo misma/o.

Hay que asumir tu parte de responsabilidad en los errores que cometes pero perdónate fácilmente. La perfección es uno de de los grandes enemigos del ser humano.

Una mente libre de culpas es una mente sana.

7) Recuerda todos los días al menos 3 cosas por las que tienes que estar agradecida/o.

En este punto te invito a que veas esta conferencia titulada “¿Quieres ser feliz? Sé agradecido”:

Ser agradecido ayuda a apreciar lo que ya tienes. Aquí está mi lista: mis hijos, mis padres y mi trabajo.

8) Repasar de vez en cuando algunas frases positivas.

Elije aquellas frases positivas que más te gusten y apúntalas en un post-it. Ponlo en la puerta del frigorífico o en un espejo para que te sirva de recordatorio. Me gustaría compartir con vosotros una cita de un autor desconocido:

“La vida no es esperar a que pase la tormenta, es aprender a bailar bajo la lluvia.”

9) Sigue un estilo de vida sano.

Haz ejercicio al menos tres veces por semana para influir positivamente en el estado de ánimo y reducir el estrés. Sigue una dieta saludable para alimentar tu mente y cuerpo. Cuida tu sueño.

El ejercicio es una gran manera de mantener una actitud positiva gracias a todos los productos químicos positivos que se liberan en el torrente sanguíneo. Es útil para combatir la depresión y mejorar el estado de ánimo positivo en general.

10) Comience tu día de una manera enérgica.

La mayor parte de la población tiene que arrastrarse fuera de la cama cuando suena el despertador y esto establece un marco negativo para todo el día. Las personas positivas crean un ritual matutino que refuerza lo grande que es la vida y lo felices que son de estar vivos.

Puedes despertar y poner de inmediato alguna canción que te transmita energía. También puedes empezar el día leyendo o escuchando algo positivo.

11) Recargar las pilas.

Una de las claves para mantener una actitud positiva ante los diferentes avatares de la vida es dedicar tiempo a recargar las pilas. Esto puede significar dedicar un par de horas al día a leer un libro que nos inspire o regalarnos unos días de vacaciones.

Si no estás en condiciones de viajar siempre puedes hacer una excursión al monte para desconectar del estrés o pasar el tiempo haciendo cosas que te gustan.

12) Escribir.

Este estudio, publicado en la revista Journal of Research in Personality, examinó a un grupo de 90 estudiantes universitarios que fueron divididos en dos grupos. El primer grupo escribió sobre una experiencia intensamente positiva cada día durante tres días consecutivos. El segundo grupo escribió sobre un tema de control.

Tres meses más tarde, los estudiantes que escribieron sobre experiencias positivas tenían mejores niveles de humor, un menor número de visitas al centro de salud, y experimentaron menos enfermedades.

7 beneficios para la salud del pensamiento positivo.

Los investigadores siguen estudiando los efectos del pensamiento positivo y el optimismo sobre la salud. Los beneficios para la salud que el pensamiento positivo puede proporcionar incluyen:

1) El aumento en la esperanza de vida.

2) Menores tasas de depresión.

3) Niveles más bajos de angustia.

4) Mayor resistencia a la gripe común.

5) Mejor bienestar psicológico y físico.

6) Reducción del riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular.

7) Mejores habilidades de afrontamiento durante dificultades y momentos de estrés.

No está claro por qué las personas que se involucran en el pensamiento positivo experimentan estos beneficios para la salud. Una teoría es que tener una actitud positiva te permite afrontar mejor las situaciones de estrés, lo que reduce los efectos dañinos del estrés en su cuerpo.

También se piensa que las personas positivas y optimistas tienden a vivir estilos de vida saludables:hacen más actividades físicas, siguen una dieta saludable y no fuman ni beben alcohol en exceso.

Hasta aquí este artículo dedicado a cómo podemos conseguir mantenernos positivos ante esta vida llena de dificultades. Este tipo de temas son tratados profundamente en la psicología positiva así que si quieres seguir investigando cómo puedes hacerte más fuerte mentalmente y cómo desarrollar tus fortalezas te aconsejo que estudies esta disciplina a fondo.


3 comentarios

  1.   Andrea dijo

    porfavor ayudenme no se porque pero e estado recordando cosas malas que me han pasado todo el tiempo ya no me veo como antes me veo como una tonta que comete mucho errores. porque me pasa? que tengo? y que hago para que pare?

  2.   Cody dijo

    Estos suplementos para perder peso no son recomendables puesto que no te ofece una perdida de peso en el largo plazo.

  3.   el poder de la mente dijo

    Aprender a pensar positivo de manera sostenida no es sencillo, porque la antigua programación mental tiende a manifestarse con fuerza y ocurre de forma inconsciente. Esto significa que necesitamos de una alta disciplina y el empleo de la voluntad para cambiar los pensamientos y luego podremos cambiar nuestras acciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.