El secreto mejor guardado de la longevidad: el amor

¡Siéntete más joven, con más vitalidad, rejuvenece…! Estas son las promesas que aparecen en los anuncios de infinidad de productos, desde cremas faciales a suplementos dietéticos.

Sin embargo, la investigación psicológica nos señala el mayor (¡y más barato!) secreto de la longevidad. John Lennon tenía razón cuando escribió: “Todo lo que necesitas es amor”. La investigación sugiere que el amor puede ser un importante predictor de la longevidad.

El hecho de, por ejemplo, tener buenas relaciones sociales supone un aumento de la longevidad del 50%.

Si bien muchos piensan que tienen que encontrar a alguien que los ame, la investigación muestra que los mayores beneficios para la longevidad y el bienestar vienen no de recibir amor, sino de dar amor a los demás.

* Un estudio realizado con una población de edad avanzada mostró que aquellos que se dedican a ayudar a los demás terminaron viviendo vidas más largas. Esto no ocurrió en el caso de las personas que simplemente eran receptores de atención y apoyo.

* Un estudio de la Universidad de Michigan muestra que el voluntariado predice una vida más larga. Curiosamente, se encontró que el voluntariado alarga la vida sólo cuando el voluntariado se hizo por razones altruistas, es decir, cuando se hizo con la intención sincera de ayudar a los demás.

* Un nuevo y fascinante estudio concluyó que las personas que practican la meditación centrada en generar amor y bondad hacia los demás reducen el envejecimiento celular. ¿Quién necesita costosas cremas para la cara cuando en la meditación se haya el truco?

¿Cómo actúa el amor en nuestro organismo?

Una investigación realizada por Ed Diener y Martin Seligman indica que la conexión con los demás de una manera significativa ayuda a disfrutar de una mejor salud mental y física, incluso las personas se recuperan antes de una enfermedad.

El amor amortigua los efectos negativos del estrés y promueve sentimientos positivos, mientras que las emociones negativas, como la ira y el estrés, se han relacionado con problemas físicos, como por ejemplo las enfermedades cardiovasculares. Las emociones positivas conllevan muchos beneficios para la salud, incluyendo una mejor función inmune.

La conexión social fortalece nuestro sistema inmunológico y reduce los procesos inflamatorios que actúan en nuestro cuerpo. Por el contrario, las personas con relaciones sociales deficientes tienen mayores niveles de inflamación.

¿Es necesario ser extrovertido y tener 1000 amigos en Facebook para vivir más y mejor?

Afortunadamente para los introvertidos, no es necesario ser una persona extrovertida para cosechar estos beneficios. Los estudios han demostrado que nuestro propio sentido subjetivo de conexión social es suficiente para proteger nuestra salud y bienestar. Cultivar el valor de la compasión y hacer voluntariado de una manera que se adapte a tu personalidad puede ayudarte a que te sientas más saludable.

Compartir el amor

Un estudio sociológico revela que el 25% de los estadounidenses no tienen a nadie en quien confiar. Este estudio sugiere que una de cada cuatro personas que encontramos tal vez no tengan lo que se llama un buen amigo.

Este descenso de la conexión social puede explicar la soledad y el aislamiento de mucha parte de la sociedad y esta es la razón de por qué la soledad es la primera causa de atención psicológica. Este hecho debe convencer a cualquiera de nosotros de ser amable con todos los que encontremos y de extender toda la alegría y calidez que podamos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.