Saltar al contenido

El sentido común, el sentido de la vida

Concepto de el sentido común, el sentido de la vida.

Está demostrado que poseemos muchas otras formas de percibir como para reducir la percepción al sentido de la vista, oído, olfato, tacto y gusto. Existe un sexto sentido que une todas nuestras sensaciones y nos permite sentir más allá.

Tenemos la experiencia de ese “sexto” sentido que nos permite percibir todo nuestro organismo como una unidad. Desde ahí integramos sensaciones de hambre, deseo o hastío; sentimientos como el amor o la amistad y valores morales como la bondad o la belleza. Y es finalmente esta sensación global de nuestra propia constitución la que nos permite decir si nos sentimos bien o mal, felices o desgraciados.

Este sentido de vida, claro está, se halla íntimamente relacionado con los otros sentidos, aunque también parece tener una entidad aparte. En su Cuaderno de Notas , Leonardo Da Vinci habla del sentido común como el “juez común” de los otros cinco sentidos; el lugar donde vista, oído, olfato, gusto, tacto y mente se rúnen para crear una nueva forma de percibir que las contiene todas y a la vez es una por separado.

Nuestro organismo no siempre necesita nuestra conciencia para funcionar correctamente. Precisamente la insistencia en poner conciencia donde no se necesita es lo que muchas veces más entorpece a la hora de sentir. No podemos percibir todo ni ser conscientes de todo lo que percibimos; pero podemos decidir enfocar nuestra atención en lo que para nosotros es importante y de alguna manera orientar el rumbo de nuestra vida. Esto permite que lo que atendemos y construimos en la vida tenga sentido y responsabilidad y no sea una dispersión y un malgaste continuo de energía.

Como seres humanos tenemos la capacidad y la libertad de orientar nuestros sentidos hacia una vida con sentido.

Aurora Morera Vega (psicoterapeuta) para Cuerpo y Mente

Para acabar te dejo un vídeo muy estimulante: