El síndrome de alienación parental también puede ser maltrato infantil

Muchas parejas con hijos acaban su relación de forma poco amistosa y se convierten en adversarios por el amor de sus niños o para destruir al otro. Lo peor de todo es que desarrollan una cisión muy negativa (en muchos de los casos nada tiene que ver con la realidad) hacia la ex pareja… afectando directamente a los niños. Esto ocurre con el síndrome de alienación parental.

El síndrome de alienación parental, un término acuñado en la identificación de 1980 por el psiquiatra infantil Dr. Richard A. Gardner. Este profesional fue quien comentó por primera vez que este síndrome aparece cuando un padre o madre intenta poner a sus hijos en contra del otro progenitor. Una persona que está muy enfadado/a con su ex pareja querrá alejar a sus hijos dando una imagen negativa del otro progenitor a los hijos, a través de comentarios desagradables, sentimientos de culpa, acusaciones falsas, etc.

También intentan estar todo el tiempo con sus hijos con el único propósito que el otro progenitor no pueda verles ni estar con ellos. Normalmente cuando un padre o una madre tiene este tipo de comportamiento tóxico es porque no suele estar emocionalmente estable o porque tiene más dinero y es capaz de afrontar mejor los desafíos legales contra la ex pareja.

Cómo los padres aplican el síndrome de alienación parental

La triste realidad es que los padres envenena el afecto y el amor natural que sienten los hijos hacia sus padres (los dos), y esto provoca un daño grave emocional, abusivo y en muchas ocasiones muy complicado de reparar. Los niños pueden ser manipulados por uno de los padres para rechazar al otro padre que no merece ser rechazado ni tratado de forma despreciable.

Para un niño, los efectos biopsicosociales del síndrome de alienación parental pueden ser devastadores. Tanto para el padre como para el niño alienado, la eliminación y la negación de contacto en ausencia de negligencia o abuso constituyen un trato cruel que no merecen.  Es una forma de maltrato infantil que debe ser protegido por la ley, ya que es de justicia social que los niños puedan saber y ser cuidados por ambos padres siempre que los dos estén en totales capacidades para poder hacerlo.

Cómo es el padre o madre alienante

Un padre que con el síndrome de alienación parental normalmente suele mostrar tendencias narcisistas, es decir que son personas altamente egoístas y egocéntricas. Pueden tener déficits para escuchar las perspectivas de otros. Prefieren centrar lo que piensan en lo que ellos quieren, piensan, sienten y creen sin tener en cuenta lo que otras personas puedan sentir, querer o necesitar.

Normalmente un padre o una madre alienante es narcisista y utiliza a los niños como munición para hacer daño a la otra parte. Son los peones de su batalla con el único fin de destruir todo lo que pueda al otro progenitor, por haber tenido la ‘osadía’ de hacerle daño emocional. Ellos afirman que están protegiendo a sus hijos del otro progenitor porque es ‘malvado’, pero en realidad son ellos mismos los que en realidad están generando un daño muy profundo en sus hijos. Al utilizar a los niños para hacer daño al otro progenitor, ya está demostrando cómo tiene poca capacidad de cuidar a sus hijos.

Además de narcisista existe otro elemento central en la personalidad del padre o madre con el síndrome de alineación parental: el trastorno límite de la personalidad, que se conoce también como la hiperreactividad emocional. La emoción excesivamente intensa a menudo se expresa como enfado. Las personas con este trastorno tienen grandes dificultades para calmarse a sí mismas. Por lo que cuando se sienten mal, tristes o enfadados, las emociones intensas suelen durar mucho más que en otras personas que son emocionalmente más estables.

Al tener estas deficiencias en la capacidad de recuperación emocional una vez que se han sentido frustrados o decepcionados, pueden desarrollar el papel de víctima y culpar a los demás de cualquier cosa que vaya mal.

Este tipo de trastornos se hacen más evidentes cuando un padre alienante te inventa la realidad con acusaciones falsas o insultos. Por ejemplo pueden decir a los hijos cosas como: ‘Tu padre es un egoísta’ cuando la persona realista es ella misma por hablar de esta manera del otro progenitor. También se pueden decir cosas como: ‘Tu madre está loca’, cuando en realidad es el padre quien realmente tiene conductas emocionales muy tóxicas.

Este tipo de padres o madre alienadores intentan buscar y poner a su lado otras personas para que luchen contra esa persona tan ‘malvada’ (según su propio parecer) e intentan dividir a la familia en un a lucha constante de ‘yo contra ti’ o ‘nosotros contra ellos’.

Las personas con rasgos de personalidad de este tipo se enfadan cuando alguien no les da la razón o no les dan lo que quieren. Por ejemplo si la pareja decide acabar con el matrimonio por el motivo que sea, la persona alienante. No será capaz de tener una relación sana y colaborativa ni siquiera por el bien de los hijos. El único objetivo que tendrá será el de destruir la relación aunque los niños estén por el medio. Buscan hacer el máximo daño posible y sabe que a través de los hijos lo puede conseguir.

Los niños necesitan a ambos padres

No importan las circunstancias, los niños necesitan a ambos padres. Sin embargo, no se benefician y de hecho perjudican cuando los padres hablan de forma negativa del otro progenitor. Los niños no necesitan ver una batalla campal entre sus padres, no necesitan ‘querer más a papá o a mamá’, porque ellos solo necesitan querer a sus dos progenitores de la misma manera, aunque tengan que tener vidas separadas.

Los niños jamás deben estar en medio de la ira que se tienen los padres ni en mitad de sus luchas de poder. No es correcto que un padre no tenga en cuenta las necesidades de los niños solo para lastimar al otro progenitor.

Si estás pasando por un momento donde tu ex está haciendo alienación parental será necesario que pienses realmente si es lo que ocurre y si es así, tendrás que hablar con tu abogado para poner cartas en el asunto. En cambio, si eres tú quien está intentando poner en contra a tus hijos contra su padre o madre, tendrás que pensarlo de nuevo, tus hijos no se merecen esto y además, si lo haces, tendrán problemas emocionales severos en el futuro.


Categorías

General

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.