El suicidio en niños y adolescentes

El suicidio desgraciadamente es algo que ocurre en nuestra sociedad. Son miles de personas las que se quitan la vida cada día, y lo peor de todo, es que muchas de esas personas son niños y adolescentes que tenían toda la vida por delante pero que piensan que es mejor suicidarse. El suicido también afecta a todas las personas que rodean a la persona que se quita la vida, puesto que el dolor y la incomprensión que dejan es horrible.

El suicidio, hoy en día es la segunda causa de muerte en el mundo, después de los accidentes en carretera entre adolescentes.  Los adolescentes entre 15 y 19 los tienen una tasa de suicidio anual de 1 de 10.000. Los niños y adolescentes entre 12 y 16 años consideran suicidarse el 10% en los chicos y hasta el 20% en las chicas. Los adolescentes homosexuales tiene tasas más altas de considerar el suicidio que los adolescentes heterosexuales.

De la niñez a la adolescencia

La adolescencia es una etapa complicada que comienza en la pre adolescencia, cuando los chicos y chicas aún son niños. Los niños y niñas se enfrentan a dificultades normales de transición y es un largo camino que les llevará a la vida adulta. Este período de vida puede ser confuso e inquietante para ellos, e incluso se pueden sentir aislados en algunos momentos.

Desafortunadamente, algunos pueden percibir el suicidio en un momento u otro como una respuesta permanente a problemas que, en la mayoría de los casos, son temporales. Las dudas existenciales, la confusión y las presiones para triunfar o conformarse pueden tener un alto precio para los adolescentes con problemas añadidos.

Las niñas generalmente intentan suicidarse con más frecuencia que los niños, pero los niños tienen 4 veces más probabilidades de morir a causa del intento de suicidio. Esto se debe a que los métodos que los niños eligen, a menudo usando armas de fuego,  ahorcándose, saltando por una ventana… son más letales que los elegidos por las niñas, es decir, sobredosis de medicamentos o cortarse a sí mismas.

Causas de los suicidios

Las causas siempre son situaciones problemáticas que el niño o adolescente considera difícil de superar y que generalmente le provoca angustia emocional. Los adolescentes con buenas redes de apoyo (amigos, familiares, asociaciones que formen parte, terapeutas, etc.) es probable que tengan una salida adecuada para poder manejar los sentimientos incómodos y evitar de esta manera el suicidio. Otros sin tales redes son más susceptibles durante sus cambios emocionales, y pueden sentir que están solos ante la adversidad.

Circunstancias específicas

Existen presiones normales y temporales en la vida de los niños y los adolescentes, pero es necesario saber que existen algunas circunstancias específicas que pueden contribuir a aumentar el riesgo de pensamientos suicidas en niños y adolescentes:

  • Divorcio de los padres
  • Familias ensambladas donde no se encuentran encajados
  • Mudanzas
  • Haber sufrido abusos físicos o sexuales
  • Negligencias emocionales
  • Exposición a violencia doméstica
  • Problemas de alcohol o drogas en el hogar
  • Abuso de sustancias
  • Depresión

En muchas ocasiones, los adolescentes que se suicidan pueden estar diagnosticados con depresión. La depresión es un trastorno de salud mental. Causa desequilibrios químicos en el cerebro, lo que puede llevar al desánimo, letargo o apatía general hacia la vida. Casi la mitad de los adolescentes de 14 y 15 años sienten algunos síntomas de depresión, lo que hace que enfrentar el estrés extensivo de la adolescencia sea aún más difícil. Los síntomas de la depresión en los jóvenes a menudo se pasan por alto o pasan como típicos “trastornos adolescentes”.

Otro problema serio que puede llevar a los adolescentes al suicidio es el fácil acceso que muchos de ellos tienen a armas de fuego, drogas, alcohol y vehículos de motor. Para la población en general, alrededor del 30% de los suicidios involucran armas de fuego. De todas las muertes relacionadas con armas de fuego que ocurren, alrededor del 80% son suicidios.

Señales de advertencia

Las tendencias suicidas no aparecen de la nada: la gente generalmente muestra una serie de señales de advertencia cuando las personas han perdido la esperanza en la vida. Debido a que la adolescencia es un momento de muchos cambios, puede ser difícil distinguir los signos que conducen al suicidio en su conducta cambiante.  Pero existen algunos cambios de comportamiento que se deben tener en cuenta:

  • Retraimiento de la familia y los compañeros
  • Pérdida de interés en actividades previamente placenteras
  • Dificultad para concentrarse en el trabajo escolar
  • Descuido de la apariencia personal
  • Cambios obvios en la personalidad
  • Tristeza y desesperanza
  • Cambios en los patrones de alimentación, como pérdida o ganancia repentina de peso
  • Cambios en los patrones de sueño
  • Letargo general o falta de energía
  • Síntomas de depresión clínica
  • Acciones violentas, rebelión o fuga
  • Abuso de drogas o alcohol
  • Problemas psicosomáticos
  • Flata de tolerancia a elogios o recompensas

Aunque muchos adolescentes suicidas parecen deprimidos o abatidos, otros ocultan sus problemas bajo un disfraz de exceso de energía. Si un adolescente comienza a mostrar agitación e hiperactividad poco características en su personalidad, también puede indicar la existencia de un problema subyacente. Esta inquietud puede tomar la forma de un comportamiento de confrontación o agresividad.

Las señales más obvias de que un adolescente puede ser suicida incluyen baja autoestima y comentarios autodestructivos. Algunos adolescentes salen y hablan o escriben sobre sus pensamientos suicidas; esto debe tomarse en serio y no ignorarse. No pienses que es una fase temporal normal en la adoelscencia, porque pensar en quitarse la vida, no es normal y necesita ayuda de un profesional urgente. Todos los intentos previos de suicidio son fuertes y claros gritos de ayuda, que exigen respuestas antes de que sea demasiado tarde.

Tendrás que obtener ayuda inmediatamente si crees que tu hijo se quiere suicidar. Un adolescente suicida necesita saber que hay personas que se preocupan y que están disponibles para hablar. Un buen apoyo significa escuchar lo que preocupa a alguien sin juzgar sus sentimientos. Una persona debe estar segura de que siempre hay soluciones a los problemas o formas distintas al suicidio para enfrentarlos. Darle a un adolescente la oportunidad de abrirse y hablar sobre sus sentimientos le ayudará a aliviar la angustia de esas emociones intensas y hará que se sienta menos solo.

No dudes en mencionar el tema del suicidio y hacer preguntas directas. Alguien que no ha considerado terminar con su vida no va a adoptar la idea simplemente porque se haya planteado la posibilidad. Por otro lado, para las personas que están pensando en suicidarse, su preocupación solo será tranquilizadora. Al mismo tiempo, las personas pueden aprovechar la oportunidad para hablar sobre su angustia.

Es muy importante buscar ayuda profesional para el adolescente que puede ser suicida. Como la gran mayoría de los adolescentes que se suicidan tienen síntomas depresivos, es esencial el reconocimiento y la evaluación de la depresión clínica, una condición médica tratable. Los médicos, incluidos los psiquiatras, ofrecen asesoramiento personalizado y tratamiento médico para las causas bioquímicas de la depresión.

El asesoramiento psicológico ayudará a un adolescente a desarrollar mecanismos efectivos para enfrentar los problemas. Serán valiosos mucho después de que la adolescencia haya terminado, cuando una persona tiene que enfrentar muchas de las tensiones que se encuentran habitualmente durante la edad adulta.


Categorías

Psicología, Trastornos

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.