Saltar al contenido

Conoce las principales enfermedades por mala alimentación

Una dieta sana y equilibrada, enriquecida con todos los nutrientes esenciales, es una necesidad para el bienestar general. Los niños y adultos por igual necesitan una nutrición adecuada para asegurar una vida larga y saludable. La desnutrición y la deficiencia de estos elementos vitales pueden conducir a enfermedades nutricionales y condiciones graves.

Las enfermedades nutricionales más conocidas

Diabetes 

La obesidad es una de las causas de la diabetes, pero otra es los niveles de azúcar en la sangre inestables. Cuando se consume una gran cantidad de granos refinados y los alimentos ricos en azúcar, los niveles de glucosa suben considerablemente. Con el tiempo, estos cambios dramáticos en los niveles de azúcar en la sangre pueden conducir a la resistencia a la insulina, que se caracteriza por una disminución de la sensibilidad a la misma. 

La diabetes conduce a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, enfermedad renal, accidente cerebrovascular e infecciones. El aumento de la actividad física y mantener un peso saludable desempeñan papeles críticos en la prevención y tratamiento de la diabetes de cualquier tipo, de igual forma que en otras enfermedades por mala alimentación.

El raquitismo

La deficiencia de vitamina D junto con el calcio y el potasio en el cuerpo causa raquitismo. El raquitismo se caracteriza por huesos débiles y blandos, piernas arqueadas y deformidades óseas.

El pescado, los productos lácteos fortificados, el hígado, el aceite y la luz solar son algunas fuentes ricas de vitamina D. Es posible que tengas que recurrir a los suplementos dietéticos para compensar la falta de la “vitamina del sol” en el cuerpo.

 

Osteoporosis

La deficiencia de vitamina D y calcio en el cuerpo puede afectar negativamente a la salud de los huesos y la columna vertebral. Conduce a los huesos saludables, suaves y frágiles que son propensos a las fracturas y defectos en la estructura de la columna vertebral.

Los plátanos, espinacas, leche, okra, soya y la luz solar son fuentes naturales de vitamina D y calcio que actúan para eliminar esta deficiencia. Es importante seguir una dieta saludable y equilibrada con el fin de llevar una vida saludable. Además, no te olvides de hacer ejercicio todos los días.

Obesidad

Esta es otra de las enfermedades por mala alimentación muy común en todo el mundo. El desequilibrio entre el gasto energético en desnivel debido a la inactividad física y de alta energía en la dieta (calorías en exceso ya sea de azúcar, almidones o grasa) es el principal determinante de la epidemia de obesidad.

El aumento de la actividad física, además de la reducción de la ingesta de alimentos ricos en grasas y alimentos y bebidas con alto contenido de azúcares, puede prevenir el aumento de peso

Beriberi

La falta de vitamina B1 o tiamina en el cuerpo conduce a la enfermedad llamada beriberi. Los síntomas más comunes de esta enfermedad se alteran coordinación muscular, la degeneración del nervio y problemas cardiovasculares.

Carne, huevos, granos enteros, frijoles secos, entre otros son ricos en tiamina y, por tanto, deben ser consumidos en cantidades adecuadas todos los días para evitar esta dolencia.

 

 

Cáncer

A pesar de la existen de diversas causas del cáncer, los factores dietéticos contribuyen de manera significativa a algunos tipos de éste. Además, varios tipos de cáncer, incluyendo cánceres de vejiga, colon y mama, pueden ser parcialmente causados por malos hábitos alimenticios.

Mantener un peso saludable reduce el riesgo de cáncer de esófago, colon y recto, mama, endometrio y riñón. Limitar el consumo de alcohol reduce el riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago, hígado y mama. Asegurar una ingesta adecuada de frutas y hortalizas debería reducir aún más el riesgo para la cavidad oral, esófago, estómago y cáncer colorrectal.

La depresión

Problemas de depresión, pérdida del cabello, erupciones cutáneas y problemas mentales son causados por la deficiencia de vitamina B7 o biotina. Esta deficiencia puede ser fatal si está presente en una forma agravada.

Consumir productos de aves de corral, productos lácteos, maní, nueces, entre otros que son ricas fuentes de biotina. Estos deben ser consumidos junto con los suplementos para recuperar y prevenir estas enfermedades.

El bocio

El yodo en el cuerpo es esencial para el metabolismo normal de las células en el cuerpo y la deficiencia de yodo puede causar bocio. El Bocio conduce a las glándulas tiroides agrandadas que causan hipotiroidismo, retraso del crecimiento y desarrollo de los niños en la infancia, el cretinismo e incluso retraso mental. Esta enfermedad es común que ocurra en lugares con suelos déficit de yodo.

La sal yodada y peces de agua salada son fuentes ricas en yodo, y deben ser consumidos con regularidad para evitar el bocio, que aunque es una enfermedad poco conocida, de igual forma es una de las enfermedades por mala alimentación que puedes prevenir.

La anemia ferropénica

Es una enfermedad causada por la deficiencia de hierro en el cuerpo. Se caracteriza por una disminución en el recuento de glóbulos rojos o hemoglobina en el cuerpo, resultando en fatiga, debilidad, disnea y palidez del cuerpo.

Puede ser tratada fácilmente cambiando a una dieta saludable y aumentar el consumo de suplementos de hierro. Calabazas, nueces, queso de soja y salvado, son fuentes ricas en hierro para el cuerpo.

 

Además de éstas, existen otras enfermedades nutricionales que inclusive pueden llegar a ser consideradas enfermedades mortales. Cada año miles de niños, mujeres y hombres en todo el mundo sufren de deficiencias en éste aspecto, por lo que es un factor a considerar por todos los países del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.