Las enfermedades respiratorias más comunes, sus causas y prevenciones

Todas aquellas complicaciones que afecten al sistema respiratorio, que está comprendido desde la zona facial hasta los pulmones, son consideradas enfermedades respiratorias, por las cuales la mayoría de los seres humanos han padecido por lo menos alguna de ellas, debido a que son muy comunes.

La neumonía, la gripe, la bronquitis, la faringitis, el asma entre otras son las patologías más comunes que se pueden observar en la sociedad, debido a que estas están asociadas a las bajas temperaturas, las cuales es muy fácil el exponerse  las mismas, debido a que en todas las épocas del año se pueden observar.

Aunque nadie esté exento de padecer estas enfermedades del sistema respiratorio, resulta relativamente sencillo poder mantenerlas a margen, con algunas prevenciones que se pueden tomar en caso de estar en peligro o sospecha de sufrir alguna de ellas.

Estas enfermedades en un comienzo son inofensivas, siendo mínimas obstrucciones de la respiración o un simple malestar de congestión, pero si no se tiene el debido cuidado, podría llegar a empeorar la situación hasta tener una infección de todo el sistema respiratorio, que puede terminar en la muerte del paciente.

¿Qué son las enfermedades respiratorias?

Son padecimientos capaces de provocar desde ligeras hasta muy riesgosas molestias e infecciones en todo el sistema respiratorio, las cuales pueden provocar desde ardor en el área de la garganta, hasta complicaciones graves a nivel pulmonar.

Las enfermedades son alteraciones de carácter leve y en ocasiones graves de los funcionamientos normales del cuerpo, que pueden llegar a afectar críticamente, causadas por agentes internos o externos.

Entonces gracias a esto se puede comprender que las enfermedades respiratorias afectan el funcionamiento que lleva a cabo el sistema respiratorio, pudiendo complicarse de tal manera que este entraría en procesos infecciosos, los cuales deben ser medicados con urgencia antes de comprometer las zonas afectadas.

Causas más comunes

Existen muchos tipos de enfermedades respiratorios, a las que cada una tienen sus propias causas, pero a su vez todas se ven relacionadas, debido a que afectan a la misma zona, que es el sistema respiratorio.

  • Temperaturas bajas: exponer el cuerpo a temperaturas a las cuales no esté habituado podría traer como consecuencia resfriados, gripes y congestiones nasales. Las temperaturas frías aunque no son características de todas las regiones, ni de todas las épocas del año, se pueden encontrar en las noches, cuando se toma un baño en una piscina y la persona no procede a sacarse adecuadamente, también en lugares comunes como los hogares, vehículos, centros comerciales entre otros gracias a los aires acondicionados.
  • Transmisión de bacterias: en las zonas más pobladas, o en lugares donde suele existir muchas actividad social, suelen también convivir personas a las que se les ha diagnosticado la presencia de estas enfermedades, y debido a que estas causan estornudos y tos, proceden a esparcir los gérmenes mediante las partículas de saliva y de moco que producen y expulsan.
  • Excesos de drogas, alcohol o tabaco: las personas que tienen este tipo de costumbres en sus actividades diarias son muy propensos a sufrir enfermedades respiratorias graves, debido a la degeneración que estas sustancias causan a los pulmones, la enfermedad más común que padecen los consumidores de estas es el cáncer de pulmón.
  • Traumatismos en el área torácica: existen algunos casos de enfermedades respiratorias las cuales son causadas por accidentes los cuales provocan golpes graves en las regiones del tórax, que son las principales protectoras y las más cercanas a los pulmones, dañando en ocasiones severamente el funcionamiento total del aparato respiratoria con patologías como disnea que es dificultad respiratoria.
  • Obstrucción de las vías respiratorias: acuñada a las enfermedades respiratorias también se le puede agregar las causas por agentes externos, los cuales pueden ser ingeridos de manera voluntaria o involuntaria, causando el daño del aparato respiratorio, y en caso de ser sustancias líquidas, se puede llegar a bronco-aspirar, lo que consiste en aspirar líquidos directamente hacia los pulmones, causando embolias o ahogamientos directos.

Síntomas

Estas enfermedades son sintomáticas, lo que quiere decir que son capaces de detectarse mediante la forma en que hacen sentir a la persona que las esté padeciendo, generando dolores y malestares que aunque parezcan muy comunes, al juntarlos se consiguen las pistas necesarias para determinar que estas están haciendo presencia en un individuo.

Entre los sistemas más comunes están:

  • Ruidos silbantes, mejor conocidos como los molestos ruidos que emite la nariz al respirar
  • Dolores agudos en l región torácica
  • Dolores leves o fuertes de cabeza
  • Molestias a nivel de la garganta al momento de tragar o sentimiento de ardor
  • Dificultad para respirar a causa de congestiones nasales
  • Fiebres causadas por las posibles infecciones que traen consigo algunas enfermedades
  • Malestar general y dolor en el cuerpo.

En la mayoría de las ocasiones en las que una persona sufre de congestión nasal opta por la terrible opción de respirar por la boca, la cual no tiene ningún proceso de filtración contra los agentes externos que pudiesen infectar el sistema respiratorio, logrando introducir partículas a los pulmones que no entrarían por la vía de la nariz.

Principales enfermedades respiratorias

Existen muchas enfermedades capaces de afectar el funcionamiento del aparato respiratorio, las cuales pueden ser provocadas por diferentes causas, como se ha visto anteriormente, pero ahora se mostrará con brevedad cada una de ellas, como actúan y cómo afectan al mismo.

Bronquitis

Los bronquios se ven inflamados e irritados a lo que causa una acumulación de secreciones nasales mejor conocidas como mocos, lo que causa que la persona se le dificulte con notoriedad la posibilidad de respirar.

La principal causa de este tipo de enfermedad son agentes contaminante del aire, entre los principales de estos está el humo de los cigarrillos o cualquier tipo de tabaco, al igual que el smog que retiene la atmósfera, y el dióxido de carbono expulsado por los motores de la mayoría de los vehículos

La bronquitis se divide en dos tipos, la aguda que fue denominada como la de corta duración, y la crónica que es la de larga duración, esta también trae consigo otros síntomas como la fatiga, hinchazón de algunas extremidades, tos con flema entre otros.

Asma

Es una enfermedad que se caracteriza por ser más común en los infantes, aunque en varias ocasiones se ha presenciado en personas adultas, esta enfermedad también ataca a los bronquios, inflamados y a su vez afectando el funcionamiento de todo el resto del sistema respiratorio.

Los pacientes a los que se les ha diagnosticado esta enfermedad sufren de síntomas relacionadas con la fatiga, la dificultad de realizar tareas comunes y cotidianas, dificultad respiratoria, se les dificulta el sueño causando insomnio, y silbidos en el pecho al respirar.

Existen diversos tipos de asmas, que se caracterizan por atacar de maneras distintas, entre las más comunes están el asma nocturna, moderada, estacional, alérgica, ocupacional, inestable y la producida por el esfuerzo al realizar alguna actividad física.

Amigdalitis

Esta es una enfermedad que causa la inflamación de las amígdalas, las cuales son órganos linfáticos ubicados en la zona de la garganta, que al sufrir de esta, causa la dificultad de tragar, fiebre alta, dolor de oído, cefalea o dolor de cabeza y todos los malestares que puedan estar relacionados o cercanos a la zona de la misma.

Las amígdalas entran en un proceso infeccioso grave que únicamente puede ser tratado con antibióticos y antiinflamatorios. Esta enfermedad es conocido por darle la facilidad a los parecientes de poder ingerir helado con mayor facilidad, por lo que es costumbre comerlo al padecerla.

Neumonía

Esta es la enfermedad respiratoria más grave que puede existir, según los índices de organizaciones de salud a nivel mundial esta patología es la principal causa de muerte a nivel mundial en menores debido a sus fuertes síntomas.

Entre los síntomas que puede presentar un paciente de esta afección están la fiebre alta, la pérdida del apetito, dolor intento a nivel de tórax, respiración acelerada y tos muy frecuente con dolor en el pecho.

Los pacientes de fibrosis quística tienen mayores posibilidades de padecer de neumonía, asi como las personas que sufren del virus de inmunodeficiencia o sida, pueden llegar a tener consecuencias mortales al padecerla debido a que no cuentan con el sistema protector natural del cuerpo, y la infección podría llegar a matarlos.

Gripe y resfriado

Son procesos infecciosos que el sistema inmunológico del cuerpo es capaz de atacar por si solo, siendo de muy corta duración, no más de 5 días, en la que los afectados presentan, fiebre leve, dolores de cabeza, malestar general, dolor muscular, molestias nasales, tos seca o con flema, entre otros.

Estos son causados mayormente por el descuido del frio, exponiendo el cuerpo a temperaturas realmente bajas a las cuales no está habituado, o por infección directa proveniente de otra persona a causa de que esta estornude cerca esparciendo los virus y bacterias por todo el ambiente.

CA de pulmón

Es una enfermedad causada por las células cancerígenas que provocan el desgaste de los pulmones o generan tumores malignos en los mismos, generando dificultades para respirar realmente fuertes, al igual que dolores intensos de pecho e infección crónica.

Los principales agentes causantes del cáncer del pulmón son la contaminación del aire causada por la industrialización en masa de las últimas décadas, al igual que los malos hábitos como lo es el fumar cigarrillos.

Según la Organización Mundial de Salud, este es la principal causa de muerte en hombres adultos, y el segundo en el sexo femenino.

Enfisema pulmonar

Es una afección pulmonar que causa la destrucción progresiva de los alveolos y los pulmones, la cual es mayormente producida por la entrada de sustancias tóxicas a los pulmones como el humo del cigarrillo y el dióxido de carbono producido por las maquinarias y vehículos que funcionan con motores  a gasolina.

Esta enfermedad es causada por la dilatación de los alveolos, y la desnutrición de las paredes de los mismos, que causa fatiga y dificultad para la realización de actividades físicas como deportes o tareas comunes.

Rinitis

Es una enfermedad mayormente causada por procesos alérgicos, aunque también se ha notado que se puede contagiar mediante la propagación de virus y bacterias, esta puede llegar a complicarse formando una rinosinusitis que es la versión más fuerte de la misma.

Provoca la inflamación del área de formación de la mucosa en la nariz, y tiene como principales síntomas, los estornudos, la congestión nasal y picor en el área de la nariz.

Esta enfermedad también se ve relacionada con el uso inadecuado de medicamentos preventivos de la congestión nasal, al embarazo y a traumatismos que provocan desviaciones del tabique.

¿Cómo prevenir las enfermedades respiratorias?

Para poder prevenir estas enfermedades y mantener un sistema respiratorio saludable es necesario conocer cómo funciona el aparato, y las enfermedades, enfocándose en sus características, y las razones del porqué atacan a los individuos.

Conociendo un poco más sobre las mismas se puede determinar que la mejor manera de prevenirlas es cuidarse de ambientes hostiles o de ciertas sustancias, entre las principales están las siguientes.

  • Frío: es necesario mantener el cuerpo a una temperatura promedio, ya que al exponerse a fríos inhabituales, podrían presentarse enfermedades como resfriados, gripes y empeorar en procesos infecciosos como algunos de los vistos anteriormente
  • Sustancias tóxicas: se debe intentar mantenerse por completo alejado de estas sustancias, como lo son los agentes contaminantes del aire, y el humo del cigarrillo o de drogas, el humo de vehículos entre otros.
  • Respirar por la nariz: ya que esta posee las características de un filtro, el cual puede almacenar o impedir la entrada de partículas dañinas para los pulmones, que al respirar por la boca entrarían de manera más sencilla.
  • Evitar contagios: si se tiene el conocimiento de que una persona tiene alguna de estas enfermedades es indispensable mantener cierta distancia, debido a que con un simple estornudo podrían rociar de bacterias y virus a todos los cercanos infectando de manera inmediata.
  • Correcta medicación: el consumo excesivo de algunos medicamentos puede ser extremadamente nocivo para la salud, lo que provocaría que la misma empeorar o incluso creara una nueva afección. La automedicación está totalmente prohibida, es necesario acudir a un médico especialista ante este tipo de situaciones.

 


Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.