¿Enganchan las redes sociales?

Las redes sociales son como pequeñas ventanas que permiten ver lo que ocurre en la vida de los demás, puedes verlo sin que otros sepan que lo ves (siempre y cuando no interactúes y solo mires). Lo que muchas personas olvidan es que detrás de esas ventanas no siempre se ve la realidad, y en la gran mayoría de ocasiones, solo se ve la parte más bonita de la vida ajena, levantando envidias o comparaciones.

En las redes sociales se publican los nuevos nacimientos, cuando se pierde un empleo, las injusticias sociales, los divorcios, los aumentos de sueldo, los éxitos de las personas, fotografías de momentos especiales, música… En definitiva las redes sociales es un lugar donde compartimos nuestras experiencias, nuestras historias. Algunas veces estas historias son personales, a veces informativas y otras veces, no tienen mucho sentido.

Lo que las personas no se dan cuenta es que ver las redes sociales parece que se ha convertido en una obligación diaria, ¡las personas se sienten obligadas a mirar las redes sociales cada día!

Por qué nos enganchan tanto las redes sociales

Las redes atrapan y las sociales también. Lo que ocurre es que las personas se sienten enganchados a crear vínculos, a formar parte de una comunidad, formar parte de la manada. Buscar reconocimiento y compartir genes y chismorreos. Se hace de forma natural porque relacionarnos con los demás es algo que tenemos escrito en nuestro ADN.

La sociabilidad forma parte de la naturaleza humana, en este carácter está una de las claves de nuestro éxito como especie y como individuo. Al fin y al cabo, la inteligencia es social. Más que enganchar las redes sociales, las redes y el vínculo entre personas nos hacen falta y son clave para la supervivencia de nuestra especie. Es un requisito indispensable para aprender a gestionar las emociones.

La inteligencia debe ser social o no será inteligencia. El reconocimiento social de lo que uno dice o hace es un buen indicador de la salud del individuo. La mejor noticia es que hoy pertenecer a la manada es más fácil que nunca gracias a las tecnologías digitales. Nos permiten ampliar los horizontes sociales y lentamente, contribuir a vencer algunos monstruos que nos acechan: la soledad o la depresión.

Cómo funciona la interacción en las redes sociales

Las personas cuando usan las redes sociales lo suelen hacer siguiendo el mismo patrón unos y otros. Las personas cortan, copian y comparten los artículos que importan o que impactan emocionalmente. Se añaden comentarios a esos recortes e invitamos a los amigos a que también lo vean, compartiendo la información.

Las personas suelen tratar las redes sociales de la misma manera que se hace como cuando se tenían álbumes de fotografías en el cajón de tu cómoda: para recordar los buenos momentos o las cosas que nos han impactado en un momento determinado.

El muro de la red social es una representación personalizada de lo que interesa. Se completa con artículos, imágenes, frases o textos importantes, textos que otros amigos nos han enviado o recuerdos de otros años. También se ven comentarios entre personas que se ven normalmente y que también interactúan en redes sociales.

Queremos pertenecer a una comunidad

Las personas cuando interactúan demasiado en las redes sociales (más que en la vida real) suele ser porque buscan un lugar al que pertenecer. En las redes sociales se discute todo, desde las opiniones políticas hasta los sentimientos más profundos. Para muchas personas, las redes sociales es un lugar al que quieren pertenecer, pueden encontrar un sentido de pertenencia.

Por ejemplo, un estudio reciente publicado en Social Influence mostró que las personas que participan en Facebook tienden a tener un sentido de pertenencia cuando la información que publican obtiene una respuesta de amigos e interacción en forma de comentarios o ‘me gusta’. Esta investigación mostró que los sentimientos de pertenencia se ven amenazados cuando los usuarios dejan de generar contenido o participan en línea, y cuando la información que publican no recibe una respuesta de los demás, algo que les hace sentir inseguros.

Esto, no ocurrirá si la persona en su entorno cercano siente que pertenece a una comunidad, entonces no tendrá la necesidad de pertenecer en una red social de forma continua. Podrá participar en las redes sociales de vez en cuando pero sin sentir ansiedad si no interaccionan con sus publicaciones.

El sentido de pertenencia depende de la cantidad de personas que comparten en Facebook (por ejemplo, pero también sirven otras redes sociales como Instagram), los tipos de experiencias que están teniendo en la red social y si están siendo ignorados o validados por otros … Los resultados identificaron claramente que la participación activa es necesaria para disminuir los sentimientos de rechazo social. Este rechazo social es el que pueden sentir también en su vida real, fuera de las redes sociales.

Es bastante siemple: mientras más amigos y “me gusta” tienen las publicaciones, mejor se sentirá la persona sobre su vida, aunque esta forma de comunicación a la larga puede ser perjudicial porque la persona puede sentir la soledad si no tiene relaciones e interacciones estables y sólidas en la vida real. Las personas necesitamos el contacto físico de las personas que queremos. Las redes sociales solo muestra una parte mínima de la vida de las personas, solo muestran cómo quieren ser vistos por la sociedad, es una ‘fachada’.

La parte buena de las redes sociales es que se pueden compartir intereses con otras personas, descubrir nueva información e incluso, facilita la amistades para el mundo real. En realidad, que las redes sociales sean negativas o positivas dependerá de cómo uses esas redes sociales. Es necesario aprender a desconectar de las redes sociales y tener una vida real con personas a tu lado.

Recuerda que compartir cosas en las redes sociales no te hará feliz y menos si te obsesionas con las interacciones que tienen tus publicaciones. Solo significa que tendrás pequeñas alegrías al compartir tus cosas pero que no disfrutarás de una interacción real con los demás por lo que a la larga, te sentirás solo/a. Hay quienes usan las redes sociales para definirnos a nosotros mismos y para intentar que el mundo nos vea de una determinada manera. Es como una ‘marca personal’ que intentas que parezca interesante para encajar mejor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.