Características y propiedades del enlace covalente no polar

Desde el inicio de los estudios respecto a las características de la materia, los científicos intuían la existencia de una fuerza capaz de establecer vínculos entre las diferentes especies. “Las partículas se atraen unas a otras mediante fuerzas” fue lo que dijo Isaac Newton, y años más tarde, gracias a la invención de la famosa pila voltaica, Jöns Jakob Berzelius, desarrollaría una teoría respecto al proceso de combinación química.

Gracias al avance del estudio ejecutado por diversos científicos, el día de hoy tenemos la certeza de que los elementos químicos, al igual que los seres humanos, interactúan entre sí, y de esta acción derivan nuevas estructuras, fusiones, entre otros procesos.

El resultado de tal interacción depende de las características individuales de cada participante, lo que limitará el tipo de unión producida, entre otros. Para que dentro de una molécula ocurra un enlace covalente no polar las especies involucradas deben ser muy similares en lo que a electronegatividades respecta.

Condiciones que determinan la formación de enlaces

Aunque pueda pensarse que estos procesos de formación de compuestos mediante la creación de enlaces, ocurren en forma espontánea, y en todos los escenarios posibles, lo cierto es que la unión entre átomos de elementos ocurre cuando las condiciones circundantes del proceso son propicias, lo que quiere decir que factores como la temperatura y presión, son limitantes de la ocurrencia, y también alteran el resultado o las características del compuesto formado.

Otro aspecto importante, es la concentración de las sustancias, la cual determina que cantidad y que tipo de componente resultará del proceso de combinación.

Las características individuales de las partículas, que son las que establecen en que cantidad y cuales especies se combinan; determinando de igual manera el tipo de enlace a desarrollar. Debemos recordar que, según la regla de Pauling, el tipo de enlace formado dependerá de la diferencia de electronegativas entre las especies, las que según su escala:

  • Iónico: Diferencia mayor o igual a 1,7. Esto evidencia que este tipo de enlace es característico en especie con electronegatividades muy diferentes, por lo que el átomo más electronegativo dona electrones de su última capa.
  • Covalente: Diferencia entre 1,7 y 0,5. Se dice que es formado usualmente entre elementos de alta electronegatividad (no metales), y ocurre que el compuesto formado es la resultante de el compartimiento de átomos.
  • No polar: Sucede cuando la diferencia registrada es menos a 0,5 (aunque usualmente es igual a cero).

¿Qué es un enlace covalente no polar?

Un enlace una manera de definir el proceso de unión entre dos o más átomos, como producto de las fuerzas de atracción generadas. Como es bien sabido, el núcleo de los átomos es de carácter positivo (ya que está formado por protones y neutrones), por tal motivo la tendencia natural de dos especies químicas es la de repelerse, sin embargo, es la nube de electrones que orbita en torno al núcleo la que hace posible el proceso de formación de enlaces químicos.

Para que suceda un enlace las especies químicas presentes deben presentar la siguiente característica general:

Una de ellas debe mostrar una carencia de electrones en su última capa, y la otra debe tener disponible carga electrónica para compartir. Esta situación de atracción hace imposible que la fuerza de repulsión entre núcleos sea anulada por efecto de su magnitud de fuerza de unificación.

Un enlace covalente no polar, es la acción que unifica átomos que presentan naturaleza muy similar, ya que su ocurrencia está determinada por una diferencia de electronegatividades que tienda a 0 (o cómo lo estableció Linus Pauling: en un intervalo menor a 0,5). Las moléculas resultantes de este tipo de unión no presentan carga eléctrica y son simétricas en su estructura. No es un tipo de enlace que se presente con frecuencia, sin embargo, entre los ejemplos de este tipo de unión podemos citar:

  • Enlaces entre dos o más especies de un mismo átomo: Si se te trata de la unión entre dos especies iguales, la diferencia de electronegatividad será cero, por lo tanto, se definiría una especie con un enlace covalente no polar.
  • El metano es un caso de excepción, en el que, por la electronegatividad semejante entre el carbono (C) y el oxígeno (O2), la diferencia se sitúa en un valor de 0,4.
  • Algunas especies cuyos estados de agregación son diatómicos, como el hidrógeno (H2), nitrógeno (N2), flúor (F2) y oxígeno (O2) tienden a formar este tipo de unión. Este tipo de especies tienden a encontrarse acopladas en pares, ya que requieren de otra molécula para ser químicamente estables.

Características de los compuestos que presentan enlaces covalentes no polares

  • Poseen puntos de bajos de fusión y ebullición.
  • No conducen bien el calor.
  • Son insolubles en agua a diversas temperaturas.
  • Son malos conductores de la electricidad, son moléculas de carga eléctrica neutra.
  • Las moléculas son simétricas respecto a un plano de referencia en posición perpendicular entre los dos núcleos.

Procedimiento para identificar el tipo de enlace en una molécula

Si deseas identificar en forma más precisa si el tipo de enlace en una molécula es de tipo covalente no polar, debes seguir los siguientes pasos sencillos, para realizar la comprobación en forma matemática:

  • Primero que nada, debes identificar que tipo de elementos conforman la molécula y su naturaleza: si son metales, puedes ubicar su electronegatividad en el lado izquierdo de la tabla periódica, y si son no metálicos del lado derecho.
  • Antes de hacer el cálculo, ya puedes tener una noción sobre el resultado que vas a obtener, ya que, por definición, si estás en presencia de dos elementos no metálicos, se formará un enlace covalente.
  • Ubicas las electronegatividades de cada especie en la tabla periódica de los elementos.
  • Realizas una simple resta, y posteriormente ubicas en la tabla el tipo de enlace al que corresponde tu resultado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.